La boda 'invisible' de Patricia Conde en Mallorca
  1. Noticias
NOTICIAS

La boda 'invisible' de Patricia Conde en Mallorca

Llegó el gran día, pero la protagonista pasó totalmente inadvertida. Patricia Conde contrajo matrimonio este sábado por la tarde con Carlos Seguí, un empresario mallorquín de

Llegó el gran día, pero la protagonista pasó totalmente inadvertida. Patricia Conde contrajo matrimonio este sábado por la tarde con Carlos Seguí, un empresario mallorquín de 36 años dedicado al turismo balear. Pero fue como ver una película sin protagonista porque un enorme coche con las lunas de los cristales tintados impidió que se pudiese ver a Conde. A pesar de todo, ella misma acabó colgando una fotografía en el blog en el que escribe en la revista 'Hola!. Conde aseguraba que había sido "el día más feliz" de su vida en unas escuetas palabras.

El enlace se celebró el sábado a las 19.30 de la tarde en La Granja de Esporles, un convento del siglo X reconvertido en un museo-restaurante y propiedad de la familia Seguí. En este bucólico paraje tuvo lugar tanto la ceremonia civil, oficiada por Miquel Ensenyat, el alcalde socialista de Esporles, como el convite posterior. El oficio religioso apenas duró media hora y después se dio paso a la cena, como apunta el diario Última Hora de la isla balear.

La lista de invitados fue totalmente televisiva, plagada de rostros de la pequeña pantalla. La mayoría de sus compañeros eran del equipo del extinto Sé lo que hicisteis, el último programa en el que apareció Patricia Conde. Así, se pudo ver a Berta Collado, que apareció con su pareja, Ángel Martín, Miki Nadal o Cristina Pedroche, así como otros amigos personales de Patricia Conde, como la actriz Ana Milán, y su marido Jorge Juán Pérez, la actriz Alexandra Jiménez y su novio, el también actor Luis Rayo, o el presentador Joaquín Prat, que no quisieron perderse el enlace

El ir y venir de cámaras y de invitados delató la magnífica organización de la boda, supervisada por la propia novia. Y es que hasta que no hubieron llegado todos los invitados no se pudo ver la alfombra y los ramos de flores desplegados en la finca, donde también se ofició la ceremonia. Mientras que no se pudo captar la imagen de Patricia Conde, sí se pudo ver al novio, Carlos Seguí, escoltado por su familia, que no tuvo ningún problema en dejarse ver ante las cámaras. Una boda discreta, en la que la novia se mostró 'invisible' ante los medios de comunicación.


Patricia Conde