El 'quinto Koplowitz' da sepultura a su padre
  1. Noticias
NOTICIAS

El 'quinto Koplowitz' da sepultura a su padre

A las 10:45 de este miércoles, Carlos Koplowitz acudía a la iglesia de San Ginés, sita en la calle del Arenal, acompañado de unos amigos, para

placeholder Foto: El 'quinto Koplowitz' da sepultura a su padre
El 'quinto Koplowitz' da sepultura a su padre

A las 10:45 de este miércoles, Carlos Koplowitz acudía a la iglesia de San Ginés, sita en la calle del Arenal, acompañado de unos amigos, para presenciar la inhumación de los restos de su padre Ernesto Koplowitz Sternberg, en una de las criptas de dicho templo. Hace ahora un año, el juez decretó la exhumación para practicar las pruebas de paternidad que solicitaba Carlos cotejando el ADN de ambos. Los análisis que se llevaron a cabo en el Instituto Nacional de Toxicología sirvieron de prueba para el procedimiento de filiación entablado por Carlos hace 20 años. En ese juicio se decretaba con un 99,9% de fiabilidad la paternidad del empresario, que tiene otros cuatro hijos: Alicia y Esther –fruto del matrimonio con Esther Romero de Juseu-, y Ernesto e Isabel Clara –nacidos de una relación con una mujer llamada Isabel Amores-. Desde hace apenas unos meses, Carlos, que hasta ese momento llevaba por apellido Iglesias, y de segundo el de su madre, Albertina Rangel, se convertía así en el quinto hijo del fundador de Construcciones y Contratas. 

Carlos Koplowitz llegó el lunes a Madrid procedente de Suiza, donde vive y tiene su trabajo como responsable de recursos humanos de un organismo público. No sabía si su hermano Ernesto, con el que ha mantenido siempre una buena relación, acudiría al acto. Finalmente si lo ha hecho. Lo que sí tenía claro es que Alicia y Esther no lo harían, aunque el juez se lo comunicó a todas las partes implicadas.

“Para mí ha sido muy duro todo este proceso y violentar los restos de mi padre también. Me costó mucho solicitar esta medida, pero era mi única tabla de salvación. No tuve más remedio que hacerlo. Y lo he pasado muy mal durante todo este tiempo hasta que por fin tuve la sentencia que reconocía mis derechos filiales”, declara Carlos a Vanitatis antes de entrar a la cripta.

“Somos una familia desestructurada”

El ‘quinto Koplowitz’ asegura que “si mis hermanas hubieran colaborado nunca se habría  realizado la exhumación, porque no habría hecho falta. Ese día también estaba solo y lloré. Ahora es un momento agridulce. Por un lado, ya tengo el apellido al que tengo derecho legal.  Y por otro, es muy triste que esta familia sea tan desestructurada. Todos pasan de todos. En mi caso me duele la indiferencia, que es peor que el odio”.

Respecto a sus hermanas Alicia y Esther, ya declaró cuando conoció la sentencia que le gustaría volver a reconducir la relación, rota desde que interpuso la primera demanda de filiación. “Claro que sí, pero ahora lo veo muy complicado porque es difícil llegar hasta ellas. Entiendo que deben tener alrededor gente que les dice que no hablen conmigo, que las puedo traicionar o algo así, pero esa no es mi intención. Yo vivo en Suiza, tengo mi trabajo, mis empresas y lo único que he hecho es querer utilizar el nombre de mi padre, ¿eso es un delito? Ya sé que para ellas recordar y hablar del pasado es doloroso, pero quisiera retomar la relación que tuve con ellas desde 1992 al 2000.

Carlos Koplowitz entiende que para sus hermanas, con una posición económica y social importante y una vida alejada de los medios, el hecho de aparecer en la prensa por otros motivos también es perjudicial. “Lo entiendo y lo comprendo, pero yo no tengo la culpa de nada. Sabían de mi existencia y no me la merecía la indiferencia. Mi padre hizo su vida con tres mujeres (Isabel Amores, Esther Romero y Albertina Rangel) que no lo tuvieron fácil porque sufrieron cada una de ellas. Los hijos, Ernesto, Isabel Clara, Alicia, Esther y yo, también sufrimos. Lo que deseo es que la paz y el entendimiento formen parte de nuestras vidas”, concluye Carlos.

Alicia Koplowitz Esther Koplowitz Ernesto Koplowitz