El hijo de Concha García Campoy: “El vacío que ha dejado no es fácil de llenar”
  1. Noticias
UN AÑO DESPUÉS DE SU MUERTE

El hijo de Concha García Campoy: “El vacío que ha dejado no es fácil de llenar”

Un año después de su fallecimiento, Lorenzo Díaz dice a 'Vanitatis' cómo sobrelleva la pérdida de su madre: "Su peso en nuestras vidas era inmenso"

placeholder Foto: Concha García Campoy con su hijo Lorenzo (Gtres)
Concha García Campoy con su hijo Lorenzo (Gtres)

Ha pasado algo más de un año desde que España perdió a una de sus más afamadas periodistas y toca hacer balance. El 10 de julio de 2013 se iba Concha García Campoy víctima de una leucemia que arrastraba desde hace años y familiares, amigos y compañeros de profesión aún siguen llorando su pérdida. Aquel día resultó imposible digerir que la eterna sonrisa de Concha se apagaba para siempre dejando un vacío “imposible de llenar”. Si en algo coincidía su gente era en eso, en la actitud positiva con la que la presentadora se había siempre enfrentado a su vida y, por ende, a su enfermedad. No quería rendirse y luchó hasta el final.

El día de su funeral sus amigos, aquellos que habían empezado su relación con Concha sólo como compañeros de trabajo y que, seducidos por su solidaridad y calidez, iniciaron una amistad con ella, no escatimaban en halagos. Buena persona, cariñosa, divertida y maestra excepcional fueron los adjetivos más repetidos en aquella triste jornada.

Un año después Vanitatis quiere rendirle homenaje a través de quien era uno de los ejes de su vida: su hijo Lorenzo. Él, su hermana Berta, de 15 años, y Andrés Vicente Gómez, su viudo, con el que compartió su vida desde el año 2000, habían sido el motor de Concha. Tres pilares en los que la catalana se apoyó en los momentos más difíciles de su vida, eso sí, sin perder la sonrisa.

Lorenzo Díaz García es estudiante de Periodismo y en el funeral por su madre leyó una emotiva carta con la que arrancó lágrimas y aplausos de los asistentes a partes iguales. Con él descubrimos la faceta de Concha más difícil de reemplazar: la de madre.

Concha García Campoy con sus hijos, Lorenzo y Berta, y Andrés Vicente Gómez (Gtres)

Pregunta: Un año después del fallecimiento de tu madre, ¿qué balance haces de todo este tiempo?

Respuesta: “Ha sido un año complicado, desde luego. Un año en su mayor parte triste, pero que hemos sabido reconducir y lograr una situación positiva. El peso de mi madre en nuestras vidas era inmenso, y el vacío que ha dejado no es fácil de llenar”.

R: La verdad es que no he querido ver nada. Es pronto todavía y verla en su “habitat natural”, siempre sonriendo a la pantalla, recuerdas los mejores momentos y no es fácil. Tiene que pasar un poco más de tiempo para volver a la total normalidad, pero tanto yo, Berta y la familia estamos en el mejor de los caminos.

P: ¿Qué ha sido lo más difícil de su ausencia?

R: Que falte la Concha 'persona', la madre que podía aconsejarte en todo. Era un escudo, no solo para mí, sino para la familia. Siempre lo he dicho, ella era la que nos daba el empujoncito a todos, y acostumbrarse a no tener eso es difícil. Pero como no podía ser de otra forma, se preocupó de que, si ella faltase, tuviésemos todo organizado y sin problemas para seguir adelante. Y así ha sido.

P: ¿Qué te parecen las innumerables muestras de cariño hacia tu madre un año después?

R: Hacen todo esto muchísimo más llevadero. No sería justo decir nombres, porque me dejaría muchos en el camino, pero muchísimos amigos de mi madre se han interesado por nosotros y se han ofrecido a ayudarnos en absolutamente todo. Somos unos afortunados por la madre que hemos tenido, pero también por el legado de amistades que nos ha dejado.

P: ¿Cómo estáis tu hermana Berta y tú? ¿Vivís con tu padre?

R: Dada la situación no podemos estar mejor. Es cierto que Berta pasó momentos muy difíciles porque la unión con mi madre era muy grande, pero ha demostrado una madurez y una entereza que nos ha sorprendido a todos. Ahora vivimos a caballo entre nuestra casa, donde vivíamos con nuestra madre, y la de mi padre, que está a escasos metros. El comportamiento de mi padre ha sido ejemplar. Él es, sin duda, la figura más importante en todo este proceso, sin desmerecer el rol que ha tenido el resto de mi familia materna, por supuesto. Mi padre también se vio muy afectado por la muerte de Concha pero ha sabido recomponerse y estar más que a la altura y sólo puedo decir que le adoramos y que ha sido clave para nosotros.

P: ¿Cómo es la relación con Andrés Vicente Gómez?

R: Imagínate lo buena que es, que seguimos viviendo juntos.

P: ¿Cómo estáis viviendo su reciente situación judicial?

R: Hablé con Andrés del tema y él está muy tranquilo respecto al proceso judicial. Algunos medios han obviado completamente la presunción de inocencia de Andrés y han aprovechado además para meter el nombre de mi madre en la noticia para dar morbo, cuando esto es un tema estrictamente personal de él.

P: A todos nos sorprendió y nos conmovió la carta que dedicaste a tu madre a los pocos días de fallecer. En ella decías que “llegaría el día en que recordaré todo esto con felicidad”, ¿ha llegado ya ese día?

R: Estamos cada vez más cerca. Gracias.

Periodismo Televisión
El redactor recomienda