Logo El Confidencial
Hace balance a punto de cumplir medio siglo

Jesús Vázquez recuerda la pesadilla que vivió con el 'caso Arny': "Aquello me costó la vida"

El presentador relata algunos de los aspectos más desconocidos de su vida, como una infancia marcada por el acoso o el año dramático en el que fue acusado de abuso de menores

Foto: Jesús Vázquez (Gtres)
Jesús Vázquez (Gtres)

A punto de cumplir 50 años, Jesús Vázquez hace balance de su vida y de su trayectoria profesional en una entrevista en Lecturas. El presentador de La Voz relata algunos de los aspectos más desconocidos de su vida, como una infancia marcada por el acoso, su liberación sexual en el Madrid de los 80 o el año dramático en el que fue acusado de abuso de menores y que le obligó a retirarse temporalmente de los focos.

De pequeño, Jesús era un niño tímido y retraído. Su latente homosexualidad le hacía vivir asustado y le llevó a ser víctima de acoso escolar: “Sufría insultos y la violencia de algunos. Es horrible. Es un tipo de maltrato que te destruye tanto que acabas sintiéndote culpable y crees que te lo mereces”, desvela el presentador.

Sin embargo, con la llegada de la pubertad, se produjo un cambio hormonal en su cuerpo, empezó a hacer deporte, se quitó las gafas y el patito feo se convirtió en cisne, o como él dice: “Ahí empezó mi nueva vida”. Mientras tanto, los años 80 llegaron a Madrid y con ellos la Movida madrileña. Un movimiento que el presentador vivió muy intensamente: “Yo era muy curioso y buscaba sitios en los que aquello empezaba a pasar. Me di de golpe con la Movida”, comenta. En este contexto, Jesús decidió abandonar los estudios de veterinaria y comenzar la carrera de arte dramático.

Jesús Vázquez y Penélope Cruz en la década de los 80
Jesús Vázquez y Penélope Cruz en la década de los 80

Después de trabajar de modelo muchos años, debutó en la televisión junto a Penélope Cruz, con quien ahora admite no tener ningún tipo de contacto. La suerte estuvo de parte de Jesús durante esa temporada, en la que se inundó de éxito y fama. Sin embargo, en 1995, su vida dio un giro de 180 grados. Fue el año dramático en el que empezó el caso Arny, un escándalo relacionado con actividades de prostitución de menores producidas en un bar gay de Sevilla que salpicó a personalidades públicas como Jesús Vázquez, Javier Gurruchaga o Jorge Cadaval.  “Es una de esas historias negras y sórdidas de la historia de la sociedad y justicia españolas”, la define el presentador.

Con el paso del tiempo, Jesús considera que fue una caza de brujas contra los homosexuales: “Fue el último intento de las cavernas, las fuerzas reaccionarias y el poder homófobo para asestar un golpe a la libertad y la tolerancia”. No obstante, estas acusaciones perjudicaron de forma notable la carrera de Vázquez. “Aquello me costó casi la vida. Jamás había estado en ese local y no conocía a nadie de quien me hablaban. Sentí una impotencia terrible. En cuanto saltó la noticia tuve que dejar de trabajar, estuvieron a punto de lincharme en un pueblo en el que actuaba”, relata. “Me tuve que ir a vivir a Sevilla. Jorge Cadaval apareció como un milagro y me dijo: 'Tú te vienes para casa'. Estoy en deuda eterna con los Cadaval. Son mi familia”.

El presentador junto a su marido Roberto durante unas vacaciones en Ibiza (Gtres)
El presentador junto a su marido Roberto durante unas vacaciones en Ibiza (Gtres)

Finalmente, Jesús fue declarado inocente de todos los cargos. Pero si hay algo que hoy en día lamenta es que su madre falleciera antes de conocer la sentencia: “Estaba delicada de salud y aquello, como fue un proceso de dos años de instrucción, no lo pudo superar”.

Años después de todo eso, Jesús vive feliz y acompañado de su marido, Roberto, con el que en junio cumple 14 años de relación. Aunque no tienen intención de tener hijos (“no me veo como padre”), Jesús asegura estar en “el momento más dulce de mi vida”. 

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios