Coronado, el sustituto de un empresario catalán en el corazón de Eugenia
  1. Noticias
las fotos de la pareja descansan en un cajón

Coronado, el sustituto de un empresario catalán en el corazón de Eugenia

Varios fotógrafos confirman que existen muchas imágenes de Eugenia en compañía de un apuesto acompañante. Se trata de un empresario bien posicionado que pertenece al mundo del espectáculo

Foto: Coronado, el sustituto de un empresario catalán en el corazón de Eugenia
Coronado, el sustituto de un empresario catalán en el corazón de Eugenia

DecíaCarmen Tello esta semana en conversación con Vanitatis que la duquesa de Alba había mandado desde el cielo a José Coronado para que Eugenia fuera feliz. Sin embargo, antes de la irrupción en escena del atractivo actor, la hija pequeña de doña Cayetana ya llevaba meses sonriendo al lado de otro hombre. Un hombre que ha logrado conservar el anonimato a pesar de haber estado saliendo con una de las aristócratas más famosas de nuestro país.

Vanitatis ha tenido acceso al testimonio de varios fotógrafos que confirman que existen algunas imágenes de Eugenia en compañía de este apuesto acompañante. Se trata de un empresario catalán muy bien posicionado que pertenece al mundo del espectáculo y que llevavarios meses dejándose ver con la duquesa de Montoro.

“Ha habido un seguimiento muy intenso de esta pareja en Barcelona porque sus encuentros eran constantes. El último es de hace muy poco y se vieron en un hotel”, dice a este medio uno de los paparazzi más populares de Barcelona, que ha seguido el rastro a la hija de doña Cayetana en sus numerosos viajes a la Ciudad Condal.

A él y al resto de compañeros les ha pillado totalmente por sorpresa su nuevo romance con José Coronado. “Se ha enamorado perdidamente de Coronadoo es un mensaje para el otro”, reflexiona la misma fuente, que asegura queEugenia no da puntada sin hilo, y si estas fotos con el actor de El Príncipe han salido ahora, es porque ella ha querido.

La vida de Eugenia Martínez de Irujo, en imágenes

Un ramo de flores por San Valentín

Y es que la relación entre la aristócrata y elanónimo empresario cada vez iba tomando más forma. Tantaque lasimágenes de ellos fueron ofrecidas a una conocida revista del corazón,que prefirió hacer oídos sordos. Ni quiso comprarlas para retirarlas (como hubiese sido el deseo del empresario, que quería conservar su anonimato a toda costa), ni quiso adquirirlas para su publicación porque en ellas “no se veía algo definitivo”.

Sin embargo, los detalles de que Eugenia había vuelto a creer en el amor eran cada vez más obvios. EnricBayón, conocido paparazzi catalán,cuenta a Vanitatis que el día de San Valentín llegó al hotel en el que se hospedaba la duquesita un enorme ramo de flores. “¿Se supone que eran de parte del empresario?”, pregunta este medio. “No se supone. Eran de él”, responde rotundo el fotógrafo.

Pincha en la imagen para participar en la encuesta y ver los resultados
José Coronado Eugenia Martínez de Irujo Duquesa de Alba San Valentín
El redactor recomienda