Logo El Confidencial
"siempre quise ser militar", asegura a vanitatis

Alejandra Navas, de presentadora de 'Corazón' a alférez del Ejército

La presentadora, ahora militar, confiesa que no echa de menos el primer plano televisivo. Su familia es, hoy por hoy, su prioridad

Foto: Alejandra Navas en un fotomontaje de Vanitatis
Alejandra Navas en un fotomontaje de Vanitatis

“No tengo tanto ego como para echar de menos el primer plano de la televisión”. La frase es de Alejandra Navas. Puede que muchos hayan olvidado su nombre, pero sus ojos azules y su pelo rubio siguen siendo tan reconocibles como hace diez años; los mismos ojos y el mismo pelo que acompañaron a los telespectadores muchos mediodías en 'Corazón', el programa que habitualmente presenta Anne Igartiburu y que, durante un tiempo, la tuvo a ella como conductora ocasional. Navas también apareció en 'Al salir de clase' (era Leo, una de las protagonistas) o 'Ana y los siete'. Pero, hoy por hoy, esta madre de tres hijos es alférez en la UME (Unidad Militar de Emergencia) y su vida ha cambiado, pero con matices. No ha dejado del todo la presentación ni la comunicación, pero su vida hoy es mucho más tranquila que hace unos años. “Sigo presentando cuando me llaman. Hago mucha teletienda y donde me he hecho un hueco es en la presentación de eventos institucionales para la Comunidad de Madrid o el Ministerio de Defensa”, apostilla en conversación con Vanitatis.

Alejandra Navas junto a su abuela en un acto (Gtres)
Alejandra Navas junto a su abuela en un acto (Gtres)

El rostro de Alejandra apareció durante ocho años en 'Corazón', pero todo cambió cuando tuvo a su tercera hija, en 2007. “Cuando nació ella, me dije a mí misma: es demasiado. Yo soy una madre abnegada y tuve hijos para criarlos, porque mi marido también trabaja fuera”. La vocación militar de Alejandra le viene de familia, ya que su padre estuvo también en el Ejército. “Con 20 años quería ser piloto militar, pero en aquella época aún no entraban mujeres. Hace diez años lo intenté y obtuve mi plaza y todos los años me llaman. Dentro del Ejército estoy en la oficina de prensa y televisión, así que sigo en contacto, de una forma u otra, con los medios”.

Alejandra Navas, de presentadora de 'Corazón' a alférez del Ejército

Una llamada que lo cambió todo

Anna Igartiburu y Alejandra Navas con el director de 'Corazón' (Gtres)
Anna Igartiburu y Alejandra Navas con el director de 'Corazón' (Gtres)
Alejandra aún recuerda cuando la llamaron para presentar 'Corazón', “el último programa de primera línea” que presentó. “Estaba en TVE Internacional, bastante bien la verdad, y me llamaron. Estuve ocho años haciendo 'Corazón”. Aunque sigue compaginando el Ejército con actividades como el doblaje, Alejandra confiesa que lo mejor de diversificar su vida profesional es que ahora tiene más tiempo para los suyos. “Lo único que he dejado del todo son las series porque las grabaciones son más largas y me quitaban tiempo de estar con mis niños. Así, haciendo un poco de todo, puedo seguir pintando, por ejemplo, porque estudié Bellas Artes, que es una cosa que sabe poca gente”.

Ante semejante cambio de vida, ¿siguen interesados la prensa y la televisión en ella después de estos años? A ella eso parece importarle poco. “Yo siempre he sido igual. A los compañeros de la prensa jamás les puse ningún veto para hablar de mi vida ni nada parecido. Por eso yo nunca supuse ningún interés para ellos. Cuando venía un fotógrafo me hacía las fotos que tuviese que hacerme y punto”. El secreto de su éxito actual, más que en la pequeña pantalla, está en lo familiar. “No voy a anteponer nada a mi familia. De hecho, los amigos de mis niños se acaban de enterar de que salgo en la tele cuando presento algún evento. Mis hijos no sabían nada hasta hace más bien poco”.

Alejandra con su padre, que también es militar (Twitter)
Alejandra con su padre, que también es militar (Twitter)

Y lo cierto es que Alejandra parece sincera en su desinterés por esa primera línea televisiva. Hace poco, Lidia San José, cuyo creciente anonimato es parodiado en 'Paquita Salas', aseguraba que su éxito no dependía de si la ven o no en televisión. Un periodista apuntaba en un artículo que vive una vida distinta y que fracaso no es que te dejen de ver en la pequeña pantalla. El caso de Alejandra es otro buen ejemplo de ello. En tiempos en los que el éxito se mide por la notoriedad pública o en las redes sociales, ella ha encontrado el suyo en la familia y el Ejército.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios