El colegio de las infantas, en pie de guerra
  1. Casas Reales
LETIZIA DESPIERTA QUEJAS ENTRE LOS PADRES

El colegio de las infantas, en pie de guerra

La inesperada y repentina marcha de la directora del centro ha hecho sospechar a muchos padres de alumnos que su salida tiene que ver con doña Letizia

Foto: El colegio de las infantas, en pie de guerra
El colegio de las infantas, en pie de guerra

Para muchos padres fue una sorpresa enterarse, a través de una circular, de que Pura Sotillos, la directora del colegio Santa María de Los Rosales, al que acuden las infantas Leonor y Sofía, dejaba la dirección del centro escolar. Pero de la sorpresa se pasó a la indignación. Las explicaciones del cese repentino e inesperado tenían que ver con la edad de Sotillos, quien había cumplido 70 años unos meses antes. Hasta ese momento parece que nadie con responsabilidades en la Fundación Paideia, de la que depende el colegio, lo había tenido en cuenta. Además, la edad no ha influido a la hora de nombrar a la sustituta, que es también de avanzada edad. La propia afectada tampoco comentó con los padres, con los que siempre ha mantenido una relación abierta y cordial, que entrara en sus planes su retirada académica a corto plazo.

Muchos de esos padres, que, en su momento fueron, alumnos de esta leonesa que ha dedicado toda su vida a la enseñanza y que dio clases de Lengua, Literatura, Historia y Arte al Príncipe Felipe, están indignados con las formas en las que esta profesional ha salido del colegio. Hay quien lo define como de “clandestina”. Precisamente, la elección del centro para las nietas reales tuvo que ver con los recuerdos académicos que el heredero tenía de doña Pura. Todos los que han pasado por Los Rosales mantienen una imagen entrañable de la profesora de la que dicen les educó “no sólo en la lectura sino en normas de convivencia y tolerancia. No entendemos su marcha y menos de la manera en la que se ha producido”, aseguran a Vanitatis.

Estos antiguos alumnos son los que han dado la voz de alarma, ya que especulan que su salida tiene poco que ver con la edad y mucho con algunos desencuentros con la madre de Leonor y Sofía. Al menos así lo transmiten; y de ahí el malestar general que existe en el centro, ya que son muchos los padres que consideran una injusticia la despedida “por la puerta de atrás” de Pura Sotillos. La princesa Letizia, en su afán de controlar la educación de sus hijas, mantenía algunas conductas cuanto menos llamativas, como permanecer en el interior de las aulas durante el desarrollo de las clases, o comprobar cómo Amancio, el cocinero del centro, preparaba los menús infantiles, actos que ningún padre ha hecho nunca ni, con seguridad, se le hubiera permitido. También ha solicitado que los familiares no graben las funciones infantiles en las que participen sus hijas, aseguran a este medio. “La directora en un colegio es como el capitán del barco y no se entendería que un pasajero quisiera decidir el rumbo, y eso es lo que ha ocurrido”, señala un padre cuya hija estudia en el centro.

Pura Sotillos, resolutiva, con carácter y muchos trienios a su espalda, mantenía el orden y la dirección del colegio de la misma manera que lo había hecho antes de que llegaran las infantas. Se cambiaron ciertas costumbres y logística por motivos de seguridad, como fue levantar el muro que rodea al centro y que los partidos de futbol y baloncesto contra otras escuelas no se disputen en el colegio, cuando lo habitual es que en estas competiciones se alterne el campo de juego.

Los antiguos alumnos tampoco se explican cómo no se ha organizado ningún tipo de despedida, homenaje, cena, almuerzo… a su “profe”, al que habrían acudido la mayoría de sus alumnos, que la recuerdan con verdadero afecto. “Ni un regalo, ni un ramo de flores de nadie de la nueva cúpula directiva”, se lamentan estos padres que, no obstante, tienen previsto agradecer a su profesora y directora su dedicación. Aún no se ha definido cómo será el acto, pero “Pura tendrá su reconocimiento”, aseguran.

La convocatoria ya se ha enviado: “Queridos amigos (…) todos habéis sido alumnos del colegio y sin duda habéis pasado por la clase de Pura. (…) A todos vosotros dirijo esta iniciativa de varios antiguos alumnos que se ha convertido en una realidad y una convocatoria. Vamos a dedicar un homenaje a Pura (…)”. El mensaje continúa informando que sería bueno obsequiarla con “algo que le recuerde a sus niños. Los que éramos entonces y quizá los que aún somos hoy a su mirada”.

Reina Letizia Príncipe Felipe
El redactor recomienda