Un 'cole' para las infantas que enseña a bajar las escaleras sin hacer ruido con los tacones
  1. Casas Reales
cuesta unos 7.000 euros al mes

Un 'cole' para las infantas que enseña a bajar las escaleras sin hacer ruido con los tacones

Los Rosales da prioridad a la educación personal y la enseñanza de buenos modales, por encima del estudio de las asignaturas. Es un centro más apropiado para una futura Reina de España

Foto: Un 'cole' para las infantas que enseña a bajar las escaleras sin hacer ruido con los tacones
Un 'cole' para las infantas que enseña a bajar las escaleras sin hacer ruido con los tacones

Cuesta unos 7.000 euros al año y en su planteamiento se da prioridad a la educación personal y la enseñanza de modales sobre el estudio de las asignaturas. Se centran en ofrecer “una formación encaminada a garantizar el total desarrollo de la personalidad de los alumnos”. Es un colegio muy apropiado para personas en las que el protocolo va a gobernar sus vidas, como es el caso de la Princesa de Asturias y laInfanta Sofía. También lo fue para DonFelipe.

Cada vez que las hijas de los Reyes comienzan un nuevo curso escolar,vemos las mismasimágenes de las niñas ‘posando’ para las decenas de fotógrafos que flanqueanla puerta del colegio Santa María de los Rosales. A medida que pasan los años y las pequeñas van creciendo, muestran un mayor desparpajo con la prensa, como el demostrado por Leonor el día de su comunión confesando a los medios que se había puesto "muy nerviosa".Las niñas ya son conscientes de quiénes son y poco a poco van encandilando a los fotógrafos con sus sonrisas y espontáneas palabras. Todo ello con una corrección admirable, a veces impropia de su edad.

Siempre se ha dicho que las niñasmuestran una excelente educación y un comportamiento intachable, al contrario que algunos de sus primos. Personas cercanas a palacio aseguran que DoñaLetizia es la principal responsable de este saber estar de sus dos hijas. Sabemos además que el colegio privado Santa María de los Rosales también tiene mucho que ver.

“Es una educación muy rígida, con cariño, pero rígida al fin y al cabo. Las profesoras son muy maternales, pero a la vez muy exigentes con la educación. La preocupación de los Rosales son los modales y no tanto los estudios, cuyo nivel es muy mejorable”, apunta una antigua alumna del centro que ahora roza la treintena. El propio centro, en su declaración de principios, señala que “deseamos impartir una educación encaminada a hacer de nuestros alumnos personas física y psíquicamente sanas, que piensen con rigor y creatividad, que valoren con independencia y criterio, que enfoquen su actividad con responsabilidad y aceptación del deber”.

Una enseñanza muy particular

El Santa María de los Rosales no entra dentro de la lista de los mejores colegios de Madridy en Selectividad tampoco arrojan grandes resultados. “Te ayudan a aprobar. Si tienes un 4 sabes que van a ponerte un 5, lo que hace que te relajes un poco. Te perdonan mucho y en Bachillerato el nivel deja mucho que desear. Yo, desde luego, no llevaría a mis hijos a este centro”, dice otra antigua alumna del colegio, que a su vez incide en la importancia que se da a los buenos modales: “En el comedor los niños no se levantan con la bandeja, sino que son los profesores los que sirven a los alumnos. Te enseñan a comer, a que empujes la comida con el pan y sepas comportarte en la mesa. Incluso a saber caminar. Una vez nos indicaron a las chicas cómo bajar las escaleras sin hacer ruidos con los tacones”.

Un aspecto, el de los idiomas, que con la entrada de Leonor se vio modificado. Al parecer, desde el colegio se han adaptado poco a poco a las necesidades de una futura reina. Desde primero de infantil los niños tienen una hora diaria de inglés -algo que antes no sucedía– con profesores nativos y algunas asignaturas como Psicomotricidad ya se imparten en la lengua de Shakespeare. Además, justo el año en que entró Leonor en Los Rosales, se empezó a ofertar el chino.

Refuerzo en casa

No obstante, las hijas de Don Felipe y Doña Letiziacomplementan su educación en casa con dos personas que están a cargo de perfeccionar los conocimientos bilingües de las niñas, además de reforzar sus contenidos de Historia de España y de los Borbones.

Pero lo referente al inglés no ha sido lo único que ha cambiado el centro desde 2008. Albergar entre sus paredes a la heredera al trono español ha hecho que se refuercen las medidas de seguridad. Lo primero que hicieron fue sustituir las verjas por altos e inquebrantables muros de hormigón que evitasen las miradas de los curiosos, y poner un portero automático que obligase a que todo aquel que quisiera entrar tuviese que identificarse. Además, los niños no pueden llevar móviles para evitar la tentación de fotografiar a la Princesa de Asturias y la Infanta Sofíay el horario de salida de los pequeños se ha adelantado para librar las aglomeraciones que se producían al hacerlo coincidir con el de los mayores. Así se facilita el trabajo de los escoltas de las niñas, que pueden vigilarlas entre menos gente.

Educación Enseñanza Príncipe Felipe Reina Letizia Infanta Sofía Leonor Borbón
El redactor recomienda