Pippa Middleton y James Matthews ya son marido y mujer
  1. Casas Reales
Es la boda del año en reino unido

Pippa Middleton y James Matthews ya son marido y mujer

Se han jurado amor eterno en un entorno de ensueño, la iglesia St Mark, y ante la atenta mirada de los duques de Cambridge, el príncipe Harry y Meghan Markle, entre otros

Foto: Pippa Middleton y James Matthews a la salida de la iglesia. (Reuters)
Pippa Middleton y James Matthews a la salida de la iglesia. (Reuters)

La dama de honor más famosa del Reino Unido ha pasado a protagonizar su propia boda para convertirse en esposa de James Matthews. Cuando el reloj marcaba las 11:30, hora inglesa, ha dado comienzo una de las ceremonias nupciales más esperadas en el país de la reina Isabel II. Y aunque la monarca no ha asistido al enlace, seguro que la ha seguido con interés, al igual que millones de sus conciudadanos. De hecho es trending topic mundial.

La novia ha llegado junto a su padre Michael en un coche, cuando ya los invitados aguardaban dentro de la iglesia. El tiempo ha acompañado, aunque el cielo estaba cubierto y los termómetros no marcaban más de 12 grados, algo bastante habitual en esta época del año en Gran Bretaña. Sin embargo, la emoción del momento ha suplido la baja temperatura exterior. Y de momento, no llueve, que ya es bastante dado las predicciones metereológicas que apuntaban posibles chubascos.


Una de las cosas que más ha llamado la atención ha sido la espectacularidad de los adornos florales que decoran la iglesia de St Mark, llegados de una floristería del barrio de Chelsea, y que se calcula habrían costado unas 16.000 libras. En la pequeña iglesia tan solo hay cabida para 130 personas, así que el resto de invitados, hasta sumar 300, se ha unido al cortejo en la celebración posterior.


El tranquilo municipio de Berkshire se ha convertido durante unas horas en el epicentro de la vida social inglesa, al reunirse parte de la familia real (los duques de Cambridge han sido testigos del enlace aunque se desechó la idea de que Kate fuera madrina de boda, por no robar protagonismo a su hermana) así como el príncipe Harry, que parece haber sentado cabeza junto a la actriz norteamericana Meghan Markle. Si el refrán se cumple, es posible que ellos sean los próximos en pasar por el altar. Sin embargo Harry llegaba a la ceremonia acompañado de su hermano Guillermo y de momento Meghan es la gran ausente.


Este enclave religioso, rodeado por frondosa vegetación y que ha sido acogido numerosas series televisivas, entre ellas la afamada 'The Crown' (muy acertada casualidad), ha sido el primer escenario en la película de James y Pippa, antes de pasar al segundo: la casa familiar de los Middleton, donde se ha instalado una enorme carpa para proteger a los invitados de las inclemencias del tiempo.

Entre los 300 invitados al enlace, los que más atención acaparan son los duques de Cambridge. La nota más tierna la han puesto sus hijos, los príncipes George y Charlotte, que han desarrollado un papel importante durante la ceremonia: el mayor, de 3 años, ha ejercido de paje mientras que su hermana, de 2, ha sido una de las damas de honor. Aunque hemos visto a la pequeña Charlotte un poco llorosa, tal vez sobrepasada por los acontecimientos.

Foto: El príncipe Harry y Meghan Markle

Por supuesto, todas las miradas estarán puestas en Harry y Meghan. No es la primera vez que la pareja acude a una boda: en el mes de marzo ya acudieron juntos al enlace de Tom Inskip, uno de los mejores amigos de Harry, que se casó en Jamaica. Pero la de hoy tiene una connotación especial, al tratarse de una boda con bastante más aire oficial. Sin embargo, de momento no hay ni rastro de la actriz norteamericana.

También hay expectación por ver lo que puede dar de sí la presencia de Spencer Matthews, hermano del novio, y padrino de la boda, que vestía un elegante chaqué. Sabida es su fama de mujeriego (ha afirmado haberse acostado con más de 1.000 mujeres) y de fiestero: en el programa que protagonizó en la televisión inglesa, 'Made in Chelsea', declaró haber estado bajo los efectos del LSD durante 30 horas seguidas.


Mucho más discreto, el hermano de Pippa y Kate, James, ha acudido a la ceremonia con su novia, la presentadora británica Donna Air, con la que sale desde 2013, y que para esta ocasión llevaba un vestido en color champán, zapatos nude y cartera rosa. Deportista, disléxico y emprendedor (actualmente tiene un negocio de customización de marshmallows imprimiendo fotos, textos, dibujos…) James tiene claro que siempre va a vivir a la sombra de sus archifamosas hermanas, y así lo ha declarado en más de una ocasión. Pero él se encuentra a gusto en ese territorio en la sombra y el (semi)anonimato. ¿Puede que sea la suya la boda que salga de ésta y no la de Harry y Meghan? Quizá, dado que la pareja lleva más años de relación, pero, en cualquier caso, James ya ha declarado que la suya, de celebrarse, sería mucho más discreta.


¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Príncipe Harry Kate Middleton
El redactor recomienda