también han querido dar su visión

Carlos y Sixto, los primos carlistas de Felipe VI, opinan sobre la independencia

Sixto Enrique de Borbón Parma y Carlos Javier de Borbón Parma, pretendientes carlistas, han dado su opinión sobre la situación catalana

Foto: Carlos IV junto a Sixto y Carlos Javier Borbón Parma. (Vanitatis)
Carlos IV junto a Sixto y Carlos Javier Borbón Parma. (Vanitatis)

Si la situación no era ya complicada en Cataluña, ahora los carlistas han querido añadir su granito de arena. Tras el discurso de Felipe VI el pasado miércoles en el que defendió la Constitución y la ilegalidad del referéndum del 1-O apoyado por la Generalitat, ahora sus dos contrincantes por el trono español también han querido manifestarse. Ellos son Sixto Enrique de Borbón Parma y Carlos Javier de Borbón Parma, y ambos consideran que son los legítimos reyes de España. Aunque son familia directa, ya que Sixto, de 77 años, es el tío de Carlos Javier, están enfrentados entre ellos por una vieja discrepancia familiar.

Ampliar
El primero en pronunciarse acerca del asunto ha sido Sixto Enrique, que ha mandado un comunicado dirigido "a los carlistas y a todos los españoles de buena voluntad". "Hoy es necesario aprestarse a defender la unidad de las Españas, por encima de cualquier otra reivindicación, como siempre hicieron los carlistas cuando estaba en peligro la Patria. Pido a todos los carlistas y españoles de buena voluntad que, de ser necesario, colaboren con las fuerzas de seguridad y las Fuerzas Armadas para detener la intentona separatista y conservar la unidad e independencia de la Patria [...] Tengamos presente el deber que muchos de nosotros juramos ante la bandera roja y gualda", explica Sixto Enrique en su anuncio oficial.

Por su parte, Carlos Javier, de 47 años, apuesta por el diálogo como única manera de solucionar este problema asegurando que "la violencia no conduce a soluciones sostenibles". "Estoy convencido de que la gran mayoría de los ciudadanos desean un diálogo serio que conduzca a un acuerdo. Este diálogo, desde la voluntad de lograr la armonía, debe tener lugar antes de que sea demasiado tarde", explica. Carlos Javier está a favor de un modelo federal para España: "El federalismo, basado en los derechos antiguos de los diferentes países, es la solución que puede canalizar las expectativas de las diferentes nacionalidades dentro de España".

La enemistad entre Sixto Enrique y Carlos Javier

Francisco Javier de Borbón Parma, casado con María Magdalena de Borbón-Busset y pretendiente carlista al trono español, tuvo un total de seis hijos de los cuales dos eran varones, Carlos Hugo y Sixto Enrique. Como en la casa Borbón Parma sigue vigente la ley sálica, los dos posibles herederos de Javier eran ellos dos. Carlos Hugo, al ser el mayor, se convirtió en heredero de su padre. En 1975, al abdicar Francisco Javier sus derechos a la Corona española, Carlos Hugo se convirtió en el pretendiente carlista al trono, además de ocupar la presidencia del partido carlista. Fue entonces cuando Sixto Enrique, quien no tiene descendencia, se negó a guardar lealtad a su hermano y se autoproclamó también pretendiente.

El árbol genealógico de los Borbón Parma.
El árbol genealógico de los Borbón Parma.

Tras la muerte de Carlos Hugo en 2010, los derechos carlistas pasaron a su primogénito, Carlos Javier, quien se casó con la periodista Annemarie Gualthérie, con quien tiene tres hijos: Luisa, Cecilia y Carlos. Este último fue presentado como heredero al trono español en Barcelona. Pues bien, Sixto Enrique y sus partidarios se alegraron cuando Carlos Javier se casó con Annemarie, porque al ser un matrimonio desigual, perdió sus derechos, pues así lo contempla la Pragmática Sanción de 1776. El otro hijo varón de Carlos Hugo, Jaime, también se casó de forma desigual con la abogada Viktória Cservenyák, por lo que según Sixto Enrique él es el único que puede liderar a los carlistas.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios