Así arruina la princesa Mette-Marit un estilismo de más de 2.000 euros
  1. Casas Reales
familia real noruega

Así arruina la princesa Mette-Marit un estilismo de más de 2.000 euros

No deja de asombrarnos que luciendo ropa tan cara y siempre de grandes marcas, el resultado sea tan decepcionante

Foto: Los principes de Noruega en el acto. (Cordon Press)
Los principes de Noruega en el acto. (Cordon Press)

Mette-Marit ha empezado con ganas el nuevo curso. Siempre se ha criticado que su agenda es escasa y parece que ahora está intentando por todos los medios alejar esa imagen que la persigue desde hace años. Desde que volvió de sus vacaciones, ha atendido ya numerosos actos oficiales y en estos días se encuentra realizando junto al príncipe Haakon una visita a distintas regiones de Noruega. Este miércoles les ha tocado la localidad de Åsgårdstrand, en la provincia de Vestfold.

Allí han saludado a los vecinos, han visitado la casa del pintor Edvard Munch y han recolectado fruta para hacer zumos. Más allá de su trabajo, lo que nos ha vuelto a llamar la atención es el desafortunado estilismo de la princesa. Y es que no deja de asombrarnos que luciendo ropa tan cara y siempre de grandes marcas, el resultado sea tan decepcionante. Y es que aunque ella le pone ganas y elige prendas o complementos que no están mal, sus combinaciones son imposibles.

 Haakon y Mette-Marit. (Cordon Press)
Haakon y Mette-Marit. (Cordon Press)

Mette-Marit ha conseguido arruinar este estilismo con dos sencillos pasos. Ella tenía en su armario una chaqueta verde militar de estreno, de la firma Altuzarra -la misma en la que confía tanto Meghan Markle últimamente- valorada en más de 1.700 euros. El diseño es algo informal, pero no deja de ser una pieza moderna y bonita, si la combinas bien, claro. Para este tipo de prenda hubieran pegado unos pantalones o incluso una falda lisa, pero definitivamente no la que ella ha elegido.

Las botas de la discordia. (CP)
Las botas de la discordia. (CP)

La nuera de Harald y Sonia se ha decantado por una falda de cuadros en tonos grises de Holland and Holland que tiene desde hace años, siendo una de sus faldas favoritas; sin embargo, para esta ocasión hubiéramos preferido que siguiera guardada en el armario. El segundo fallo viene con la elección de zapatos. Mette-Marit se ha calzado unas botas de agua de Aigle -cuyo precio ronda los 200 euros- que arruinaban por completo el modelito. Y es que no habiendo lluvia..., ¿qué necesidad había de llevarlas?

Así pues, tenemos tres piezas que son aceptables: la chaqueta de Altuzarra es perfecta para una salida informal; la falda de cuadros la vemos más para un acto más formal, con algún top negro encima; y las botas son definitivamente para días de lluvia o visitas al campo. Las tres por separado pueden dar un buen resultado, pero juntas forman este look tan poco favorecedor.

Princesa Mette-Marit Familia Real de Noruega
El redactor recomienda