Logo El Confidencial
alerta por su salud

Primero Isabel II y ahora el príncipe Carlos: ¿qué les pasa en las manos?

Durante su visita a la exposición sobre Sorolla en Londres junto a la reina Letizia, las manos del príncipe de Gales estuvieron hinchadas y enrojecidas

Foto: Isabel II y el príncipe Carlos en una imagen de archivo. (Reuters)
Isabel II y el príncipe Carlos en una imagen de archivo. (Reuters)

Si algo ha llamado la atención de la visita que hizo este miércoles la reina Letizia a la National Gallery de Londres junto a Carlos de Inglaterra, no fue ni el retraso en su llegada ni la complicidad que demostró con el príncipe heredero. Aunque normalmente quedarían en un segundo plano, las manos del príncipe de Gales empiezan a ser carne de titular. No le pasó a nadie desapercibido que parecían hinchadas y excesivamente rojas, con el anillo que suele llevar en su dedo meñique a punto de rajarse por la presión. De hecho, vimos que en buena parte del recorrido por el museo, Carlos metía la mano en el bolsillo de su chaqueta, quizá en un intento por ocultarlas para evitar las especulaciones que no han tardado en aparecer.

Detalle de las manos del príncipe Carlos durante su visita a la National Gallery. (Reuters)
Detalle de las manos del príncipe Carlos durante su visita a la National Gallery. (Reuters)

A medida que avanzaba la noche y la visita, especialmente la mano izquierda se iba poniendo cada vez más y más roja. Llama la atención que el día anterior, el hijo de Isabel II había recibido en el palacio de Buckingham a los embajadores de la fundación Prince´s Trust, entre los que se encontraban George Clooney y Amal Alamuddin. Durante el encuentro con el matrimonio, las manos del príncipe de Gales presentaban un aspecto bastante normal, sin que hubiera que temer por la estabilidad de su inseparable anillo.

Pero no es la primera vez que se especula con la salud de Carlos por el aspecto de sus manos. Hace unas semanas, el príncipe recibía a un batallón destinado en Afganistán y sus manos se llevaron todo el protagonismo, ya que parecían especialmente hinchadas y enrojecidas, sobre todo la derecha, en la que también se apreciaba una tirita en el dedo pulgar. Daniela Elser, una periodista australiana especializada en la familia real, se atrevió a describir los dedos del príncipe de Gales como "chorizos que habían sido fuertemente hervidos".

El príncipe Carlos en una imagen reciente, con las manos hinchadas. (Getty)
El príncipe Carlos en una imagen reciente, con las manos hinchadas. (Getty)

Y casualmente, las de Carlos de Inglaterra no son las únicas manos reales que se han convertido en noticia recientemente. Hace solo unos días, la reina Isabel II recibía en audiencia privada al rey Abdulah y Rania de Jordania en Buckingham. Y el protagonismo no se lo llevó el histórico encuentro, ni el estilismo de la reina jordana. De lo que más se habló fue de la mano derecha de la reina británica, que apareció hinchada y muy amoratada, lo que provocó que no tardaran en saltar las alarmas sobre su estado de salud.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios