Logo El Confidencial
CASA REAL ESPAÑOLA

Letizia y la reina Sofía se dan la paz: crónica de una misa ensayada

Casa Real refuerza las medidas de seguridad en la esperada reaparición de las Reinas en la catedral de Mallorca

Foto: La reina Letizia y la reina Sofía charlan en la puerta de la catedral de Palma. (Limited Pictures)
La reina Letizia y la reina Sofía charlan en la puerta de la catedral de Palma. (Limited Pictures)

Dentro y fuera. Este año la reina Sofía sí ha podido hacerse fotos con sus nietas: a la entrada, en la misa y a la salida de la Seu. Felipe VI, la reina Letizia, la princesa Leonor, la infanta Sofía y la Reina emérita han accedido a la catedral sonrientes y aparentemente relajadas. Después han atravesado los más de cien metros del pasillo central del templo saludando a los pocos asistentes que no estaban grabando la escena con su teléfono.

[LEA MÁS. Sofía, Letizia y Leonor: tres generaciones con un vínculo muy distinto con Mallorca]

Los cinco han llegado a la catedral en el mismo coche, conducido por el Rey. La Reina iba delante y doña Sofía, junto a sus nietas, detrás. Chispeaba en Palma y el servicio de protocolo cubrió a la familia con paraguas negros, pero Letizia prefirió taparse ella

Los Reyes de España junto a sus hijas y la Reina emérita a la llegada a la catedral de Palma. (Limited Pictures)
Los Reyes de España junto a sus hijas y la Reina emérita a la llegada a la catedral de Palma. (Limited Pictures)

En el par de minutos que se concede a los medios gráficos para tener imágenes de la familia dentro de la basílica, la reina Sofía ha aprovechado para posar con las hijas de los Reyes.

La paz

Durante la homilía, el obispo Sebastià Taltavull ha hablado de “entornos mediáticos” y de “una sociedad líquida que va deshaciendo aquellos elementos que la mantenían cohesionada. Hemos de generar confianza, hemos de generar credibilidad, empezando por nosotros mismos”. Después, ha encendido un cirio blanco en recuerdo de “la desgracia de Notre Dame y por los asesinados en una iglesia de Sri Lanka”.

La Reina abre el paraguas para resguardarse de la lluvia. (Limited Pictures)
La Reina abre el paraguas para resguardarse de la lluvia. (Limited Pictures)

Felipe besó en la mejilla a Letizia para darse la paz. La emérita y la infanta Sofía hicieron lo propio. Todos lo hicieron. Al final, Letizia se acercó a su suegra para darle dos besos con apretón incluido. Como es habitual, doña Letizia no comulgó.

Cincuenta minutos de misa después, la familia deshizo el pasillo de la basílica de Santa María de Palma de Mallorca. Así ha transcurrido una misa de cincuenta minutos en la que no se han escuchado, como hace un año, vivas a los Reyes ni a España.

La familia real saluda a su llegada a la catedral de Palma. (Limited Pictures)
La familia real saluda a su llegada a la catedral de Palma. (Limited Pictures)

Más seguridad

A primera hora de la mañana no había ni un alma en la, por estas fechas, intransitable Palma. Bares vacíos y terrazas preparadas para desmontarlas en cuanto la lluvia asomase.

Los accesos a la catedral amanecieron rodeados de agentes de la Policía Nacional, dispuestos a revisar bolsos y a responder a las preguntas de los madrugadores que cogieron el mejor sitio tras la valla para ver a las Reinas.

La reina Sofía charla con Leonor a la llegada a la catedral. (Limited Pictures)
La reina Sofía charla con Leonor a la llegada a la catedral. (Limited Pictures)

“La otra vino el año pasado a montar un escándalo, a quitarle la foto a la abuela. Le falta tanto... “, comentó una mujer brasileña afincada en Palma que llevaba desde antes de las diez de la mañana haciendo cola por la puerta lateral de la Seu para oír misa.

“Alguna vez, cuando estaba Buesa, les he votado. En el primer gobierno de la autonomía vasca logró el pacto con la enseñanza concertada. Ahora están revolviendo todo otra vez”, soltó un señor de Vitoria que también esperaba, mapa en mano. El mismo que confesó que “Revilla está que trina con los hombres del tiempo” porque espantan a los turistas.

La princesa Leonor y la reina Letizia a su llegada a la catedral de Palma. (Limited Pictures)
La princesa Leonor y la reina Letizia a su llegada a la catedral de Palma. (Limited Pictures)

¡Enchufaos!”, gritó a las 11:26 horas un hombre a los que se colaban sin hacer fila y entraban, con el beneplácito de la seguridad de Zarzuela, directamente a la catedral.

“Solo entrarán los cien primeros”, gritó un hombre trajeado con pinganillo. No había sitio para más en un lugar en el que caben alrededor de 1.500 personas y que estaba lleno. El mismo que puso orden para que por la puerta de seguridad no se produjesen avalanchas.

La reina Letizia y la reina Sofía a la salida de la catedral de Palma. (Limited Pictures)
La reina Letizia y la reina Sofía a la salida de la catedral de Palma. (Limited Pictures)

El toque exótico de la jornada lo puso la banda que esperaba la salida de la familia real de la catedral. Música para despedirles mientras saludaban y posaban para los móviles de los congregados. Los cinco han sido despedidos entre aplausos y vivas.

En la misa de Pascua más famosa del mundo no ha pasado nada. El resultado ha quedado plasmado en un acto preparado para que no se repitiese la secuencia de hace un año que nadie fue capaz de evitar.

Letizia mira atenta al responsable de comunicación. (Limited Pictures)
Letizia mira atenta al responsable de comunicación. (Limited Pictures)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
39 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios