Logo El Confidencial
LA REINA, CON MANTÓN DE MANILA

Máxima de Holanda y su familia despiden la Feria de Abril (con un curioso incidente)

A la fiesta para poner el punto final también acudieron otros conocidos como Litri, Fernando Martínez de Irujo, Patricia Medina o Pia Getty

Foto: Máxima y su familia en la Feria. (Lagencia Grosby)
Máxima y su familia en la Feria. (Lagencia Grosby)

Tras vivir un intenso día de feria, la familia real holandesa pasó un segundo día en Sevilla disfrutando en la intimidad con sus amigos. El viernes por la noche acudieron a una fiesta en el Consulado de Italia, organizada por José Antonio Ruiz Berdejo. Llegaron caminando por las estrechas calles de Sevilla. Fue una fiesta flamenca donde tampoco faltó el baile y a la que acudieron con sus hijas.

El sábado decidieron pasar el día en el campo, en una finca cercana a Jerez de la Frontera, donde fueron a un tentadero. En Sevilla se alojaron en casa de un matrimonio amigo, en el barrio de Santa Cruz. La pareja formada por Ana Luisa Díez de Rivera y Philippe Lafont ha ejercido como anfitriona en los días que han pasado en Sevilla. Máxima y su marido han querido celebrar junto a sus hijas, Amalia, Alexia y Ariane, el veinte aniversario de cómo se conocieron repitiendo incluso cómo se produjo: comiendo en la misma caseta en la que fueron presentados y haciéndose fotos en el rincón de la barra en el que hablaron por primera vez.

La familia real, al completo. (Lagencia Grosby)
La familia real, al completo. (Lagencia Grosby)

La Reina volvió a destacar por su simpatía y naturalidad. Si en Holanda la adoran, en Sevilla ya tiene otra legión de admiradores. Con sus hijas hablaba en español y con su marido también, como deferencia al lugar en el que estaban. Y por supuesto, ha bailado en público varias veces, dejándose llevar por la música, el ambiente e integrándose totalmente.

Maquillaje a oscuras

La noche del sábado, para despedirlos, sus amigos anfitriones quisieron ofrecer una cena en su honor en el Palacio de Pilatos. Hubo un pequeño incidente mientras se arreglaban para ir a la fiesta en la casa del barrio de Santa Cruz donde se alojaron: se fue la electricidad y tuvieron que maquillarse a la luz de las velas. Todo se convirtió en una anécdota que la reina vivió con naturalidad.

Para la fiesta escogió un elegantísimo mantón de Manila en tono dorado que llevó sobre un vestido largo y sus hijas lucieron vestidos primaverales. Entre los asistentes a la fiesta, que fue muy reducida y tuvo un ambiente muy familiar con presencia de niños, estaba el torero Miguel Báez Litri con sus hijas, que se vistieron de flamencas; Fernando Martínez de Irujo con su pareja, María; Cristóbal Martínez-Bordiú y su novia; Patricia Medina y su marido; Jerónimo Solís, Simoneta Gómez-Acebo, Pia Getty y su pareja, José Antonio Ruiz Berdejo, y la pintora Cristina Ybarra, espectacular con un vestido verde de Roberto Diz .

Alexia, echando mano del abanico, imprescindible en estos días de calor. (Lagencia Grosby)
Alexia, echando mano del abanico, imprescindible en estos días de calor. (Lagencia Grosby)

El domingo dejaban Sevilla. La hija mayor de los reyes, Amalia, ya ha hecho amistades en la ciudad hispalense, así que la relación de la familia real holandesa con esta ciudad continuará.

Curiosamente, en esta Feria de Abril también la sobrina del rey de España, Victoria Federica, ha retomado los lazos que unieron siempre a la familia real española con la ciudad. Parece que las nuevas generaciones de la realeza y la aristocracia toman el relevo y ahora serán ellas las protagonistas.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios