Logo El Confidencial
EL PASADO FIN DE SEMANA

El misterioso intento de asesinato en Marrakech del padrastro de Mohamed VI

¿Quién y por qué han querido acabar con la vida del policía que fue durante 20 años el más fiel de los guardaespaldas del rey Hassan II y actual esposo de su viuda?

Foto: Mohamed Mediouri, marido de la madre de Mohamed VI.
Mohamed Mediouri, marido de la madre de Mohamed VI.

Cuando Mohamed Mediouri, de 81 años, se bajó el viernes pasado de su coche cerca de la mezquita Al Anouar de Marrakech, a la que acudía a rezar, fue atacado por siete hombres, uno de ellos provisto de una pistola, que salieron de dos vehículos allí aparcados. Mediouri se libró milagrosamente de lo que él mismo describiría más tarde, cuando puso una denuncia en la comisaría central de la ciudad, de un intento de asesinato. El chófer del octogenario sí resultó “gravemente herido”, según el diario digital marroquí 'Barlamane'. La policía judicial ha abierto una investigación.

La información sobre esta agresión fue escuetamente recogida durante el fin de semana por la prensa marroquí. Esta recuerda además que Mediouri fue, entre 1976 y 2000, guardaespaldas y después jefe del Departamento de Protección Real, es decir encargado de la seguridad del rey Hassan II, que falleció en 1999.

Los diarios omiten, sin embargo, contar que Mediouri es desde hace unos años el marido de Lalla Latifa, de 73 años, la segunda esposa de Hassan II y, sobre todo, la madre del rey Mohamed VI, de su hermano y de sus hermanas. La discreta boda que contrajeron hace unos años en París no gustó al actual monarca, rehusó asistir a la ceremonia, y quizás por eso la prensa no menciona con quién está casado el exguardaespaldas.

Mediouri empezó su carrera policial como subinspector en las Compagnies Mobiles d’Intervention (los antidisturbios) hasta que se cruzó con el francés Raymond Sassia, exguardaespaldas del general Charles de Gaulle al que Hassan II encargó que mejorase su seguridad tras las intentonas golpistas que sufrió a principios de los años setenta. Sassia reclutó a Mediouri para incorporarle al equipo de guardaespaldas del monarca alauí. El joven policía, aficionado al boxeo y al tiro al blanco con armas de fuego, cayó en gracia a Hassan II, que acabó nombrándole director del Departamento de Protección Real. Durante dos décadas se convirtió en la sombra del soberano.

Allí en palacio vivía Lalla Latifa, a la que Hassan II nunca concedió el título no ya de reina sino de princesa, que sí ostentó Lalla Salma, la que fue hasta marzo de 2018, cuando se produjo el divorcio, la esposa de Mohamed VI. Lalla Latifa era simplemente “la madre de los príncipes”. No participaba en ningún acto público y solo han salido a la luz dos fotos suyas, una tomada en la boda de su hija Lalla Hasna.

Por haber solicitado al palacio real, en febrero de 2009, permiso para publicar algunas instantáneas de la madre y de la abuela, Lalla Abla, de Mohamed VI, Nouredin Miftah, director del semanario marroquí 'Al Ayam', acabó siendo interrogado por la policía al tiempo que registraba la sede de su publicación. Quería averiguar el origen de esas fotografías que François Cléret, el que fue médico de Hassan II, había entregado poco antes de su muerte a una periodista de 'Al Ayam'.

¿Cuándo comenzó la relación de Mediouri con la que era entonces la esposa de Hassan II? No se sabe a ciencia cierta. El rey falleció en julio de 1999 y a principios de la década siguiente se les empezó a ver juntos en Marrakech. Hicham Bouchti, un policía de antidisturbios que acabó exiliándose en España, sostiene, sin aportar pruebas, que para impedir que su madre frecuentase a Mediouri, Mohamed VI la mandó encerrar un tiempo en el palacio real de Sjirat, al sur de Rabat.

Una relación que no gusta al rey de Marruecos

Lo que sí está comprobado es que el rey destituyó a Mediouri de su cargo en palacio en 2000, meses después de ser entronizado en julio de 1999, y a continuación fue también sustituido al frente de las presidencias del Kawakab, un club de fútbol de Marrakech, la ciudad de la que es originario, y de la Real Federación Marroquí de Atletismo. Para que no peligrase su pequeño negocio en el sector de las telecomunicaciones, Mediouri se lo traspasó entonces a su único hijo varón.

Mohamed VI en una imagen de archivo.
Mohamed VI en una imagen de archivo.

La relación sentimental de su madre no era del agrado del actual monarca. Prueba de ello es que el exguardaespaldas y Lalla Latifa tuvieron que emigrar a Francia para contraer matrimonio y Mohamed VI se negó a asistir a la ceremonia que se celebró discretamente en París. La pareja vive en un piso del boulevard Maurice Barres de Neuilly-sur-Seine, un lujoso barrio de la periferia de París, pero de vez en cuando viaja a Marrakech.

Lo sucedido el viernes en Marrakech a las puertas de la mezquita de Al Anouar no fue, probablemente, un intento de acabar con la vida de Mediouri. Para cometer un asesinato no son necesarios siete sicarios y si uno de ellos lleva una pistola es además para abrir fuego, algo que no hizo. La interpretación más común de ese episodio es que se le quiso asustar. ¿Con qué propósito? Quizás disuadirle de que visite Marruecos con regularidad. A juzgar por la denuncia que puso el exguardaespaldas no parece estar dispuesto a dejarse intimidar. Al formularla ha revelado a la prensa un incidente que de lo contrario no hubiese trascendido.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios