Logo El Confidencial
FAMILIA REAL DE MÓNACO

Carlota Casiragui y el bohemio vestido de su boda religiosa

Se trata de una pieza muy especial, de aire romántico y bohemio, y de estilo más clásico que los de su boda civil

Foto: Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam en su boda religiosa. (Foto oficial Felix Dol-Maillot)
Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam en su boda religiosa. (Foto oficial Felix Dol-Maillot)

Este pasado sábado 29 de junio, Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam daban la sorpresa al protagonizar en secreto y en la más estricta intimidad su boda religiosa en Saint-Rémy-de-Provence.

[LEA MÁS. Carlota Casiraghi llevó cuatro vestidos de novia: los dos diseños que aún no has visto]

Aunque tras su enlace civil el 1 de junio en Roquebrune-Cap-Martin, en la villa donde Karl Lagerfeld residió durante casi una década, se barajaba el mes de julio como fecha de una posible boda religiosa entre la pareja, ambos cogieron a medio mundo desprevenido al celebrarla finalmente 28 días después de su primer enlace.

Carlota y Dimitri en su enlace civil el pasado 1 de junio. (Fotos oficiales)
Carlota y Dimitri en su enlace civil el pasado 1 de junio. (Fotos oficiales)

En aquella primera boda, Carlota deleitó a todos al mostrar sus dos sorprendentes vestidos, el primero, con el que se casó, de Yves Saint Laurent, y el segundo, con el que lo celebró, un Chanel inspirado en Grace Kelly.

Ahora, tras el enlace religioso, la hija de Carolina de Mónaco ha sido generosa y ha vuelto a mostrar el vestido seleccionado para esta ocasión. Se trata de una pieza muy especial, de aire romántico y bohemio y de estilo más clásico que los de su boda civil.

Este es más el vestido de novia que muchos esperarían de una princesa que se casa. Blanco, vaporoso, largo, elegante, con volante, transparencias y bordados en el escote y tradicional velo.

En otra de las imágenes oficiales, Carlota deja ver el ramo de novia. Se trata de un sencillo y sorprendente ramillete de lavanda, planta típica de la Provenza con la que también fueron obsequiados los invitados, quienes, para no desentonar con el estilo de la novia, debían escoger estilismos con un toque bohemio.

En la primera imagen, los novios entrelazan sus brazos y cruzan sus miradas. En la segunda, se besan bajo una lluvia de arroz.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios