Logo El Confidencial
murió hace 20 años

Ausencia de homenajes a la madre del rey Juan Carlos en el aniversario de su muerte

La condesa de Barcelona se fue para siempre hace dos décadas. Sin embargo, ha habido un vacío de misas u homenajes hacia ella

Foto: Don Juan Carlos y su madre en 1975.(Cordon Press)
Don Juan Carlos y su madre en 1975.(Cordon Press)

Dos décadas han pasado desde que la condesa de Barcelona, de frágil salud, falleciese. Sin embargo, no hay ninguna celebración a la vista para conmemorar la señalada fecha (el 2 de enero de 2000) en la que María de las Mercedes, madre del rey Juan Carlos, murió. El vacío de homenajes es llamativo teniendo en cuenta que hace diez años, cuando se cumplió el décimo aniversario de su fallecimiento, la familia real se reunió en Madrid para celebrar una misa en su honor. A la ceremonia acudieron los entonces duques de Palma, la infanta Elena, los entonces príncipes de Asturias y todos los niños.

Casa Real incluso facilitó una fotografía en la que se podía ver a la familia al completo acudiendo a esa misa que tuvo lugar el 23 de diciembre de 2010 en la capilla del Palacio Real. La ceremonia también sirvió para conmemorar el centenario de su nacimiento. Por eso se puso un foco especial en la fundación que lleva su nombre, cuyos integrantes estuvieron presentes en la misa. Una vez que finalizó el acto, la familia recibió el saludo de varias personas y compartió una copa navideña con varias de ellas. El acto, por tanto, no fue solo institucional sino también familiar.

Imagen de la misa en honor a María de las Mercedes celebrada en 2010.(Casa Real)
Imagen de la misa en honor a María de las Mercedes celebrada en 2010.(Casa Real)

Muchas cosas le han pasado a la familia real en esta última década y desde aquella misa. En 2010, don Juan Carlos no había abdicado ni había protagonizado aquella famosa fotografía en Botsuana, Corinna no existía en el pensamiento de muchos españoles y Leonor y Sofía apenas levantaban un palmo. Además, el 'caso Noos' nhabía dado al traste con la reputación de Urdangarin, lo cual hacía que la infanta Cristina y él tuviesen aún presencia institucional. Quizá por eso, aquella foto era mucho más sencilla de lo que lo sería ahora, en 2020.

María de las Mercedes de Borbón y Orleans fue una de las personas más relevantes en la escena social de la España del siglo XX, una mujer que nunca llegó a ser reina y que vio cómo, siendo apenas una niña, ya recibía honores de infanta de España. Se reencontró con su primo, Juan de Borbón, en 1935 durante un viaje a Roma para asistir a la boda de Beatriz de Borbón, hija de Alfonso XIII. Los dos primos establecieron una conexión especial que acabó en matrimonio apenas unos años más tarde, cuando se casaron en la basílica de Santa María de los Ángeles y los Mártires de Roma. La pareja tuvo cuatro hijos, entre ellos el futuro Juan Carlos I.

Don Juan de Borbón, María de las Mercedes y sus hijos en una foto de 1947.(Cordon Press)
Don Juan de Borbón, María de las Mercedes y sus hijos en una foto de 1947.(Cordon Press)

Tras sus primeros años de matrimonio en Cannes y Roma, la condesa de Barcelona y don Juan trasladaron su residencia a Suiza tras estallar la Segunda Guerra Mundial. La dictadura de Franco no les dejaba regresar a España hasta que el dictador designó a Juan Carlos heredero al trono español. Cuentan las malas lenguas que eso abrió una fractura entre este y su padre, un Juan de Borbón que, de repente, se vio desplazado en la sucesión y lejos de un trono al que nunca llegó a acceder. Fue María de las Mercedes la que jugó un papel fundamental para que padre e hijo acercasen posturas. Cuentan también que ella fue impulsora de la decisión de don Juan de renunciar, en mayo de 1977, a la Jefatura de la Casa Real.

María de las Mercedes en 1994.(Cordon Press)
María de las Mercedes en 1994.(Cordon Press)

En sus últimos años de vida, la condesa de Barcelona, impedida y en una silla de ruedas, fue una presencia fundamental en muchos actos de la familia real. Era habitual verla, por ejemplo, en el palco de honor de muchas plazas de toros, afición que mantuvo y que también heredó su hijo.

La muerte le llegó el 2 de enero de 2000 en la residencia real de La Mareta de Teguise. Pese a que este año no se haya celebrado homenaje alguno que la recuerde, ha seguido siendo una presencia constante en la memoria de la familia Borbón.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios