Policías armados, registros y avisos a la ciudadanía: Windsor se blinda para el funeral
  1. Casas Reales
ÚLTIMO ADIÓS

Policías armados, registros y avisos a la ciudadanía: Windsor se blinda para el funeral

Se ha preparado una operación de seguridad de alerta máxima para evitar cualquier tipo de incidente mientras se despide al duque de Edimburgo

placeholder Foto: La capilla de San Jorge en Windsor, rodeada de flores. (Casa Real británica)
La capilla de San Jorge en Windsor, rodeada de flores. (Casa Real británica)

No se puede decir que los responsables de la Casa Real británica no hayan puesto estos días todo de su parte para respetar al máximo las restricciones sanitarias, impuestas en un país muy afectado por la pandemia. Desde que se conoció la muerte del duque de Edimburgo, se pidió a los ciudadanos que no dejaran flores ni tributos en los alrededores de los castillos de la familia real, poniendo a su disposición un apartado en la web oficial para dejar sus condolencias y homenajes. Y lo mismo sucede con el funeral del príncipe Felipe, para el que faltan apenas tres horas: se ha solicitado encarecidamente a los ciudadanos que no se acerquen al castillo de Windsor. Pero al igual que muchos no hicieron caso a la primera petición, se teme que tampoco lo hagan a la segunda, de ahí que se haya desplegado una operación de seguridad de alerta máxima y Windsor esté completamente blindado.

Foto: El duque de Edimburgo. (EFE)

Se espera que algunos miles de personas quieran acercarse a los alrededores del castillo, donde el duque de Edimburgo recibirá su último adiós, para presentar sus respetos, aunque es difícil que desde fuera del recinto nadie pueda ver nada, ya que se ha organizado todo dentro de sus muros a fin, precisamente de evitar las multitudes y minimizar así el riesgo de contagio. Por eso, desde primera hora de la mañana, hay cientos de agentes de policía rodeando el castillo de Windsor y han sido revisados todos los desagües y los ríos que lo rodean, en busca de alguna posible amenaza a la seguridad tanto de la familia real y los asistentes al funeral, como del público que desoiga las recomendaciones y quiera, a pesar de todo, acercarse.

placeholder Vista general de Windsor este sábado antes del funeral.
Vista general de Windsor este sábado antes del funeral.

Sí habrá un momento del recorrido del féretro que podría verse desde fuera, ya que la comitiva pasará cerca de las puertas de Windsor, por lo que se han colocado barreras de acero en el llamado Long Walk, una avenida recta de tres millas sale directamente de la puerta del castillo y atraviesa el Windsor Great Park. Pero haya o no concurrencia de espectadores, el dispositivo de seguridad es de alerta máxima y se pueden ver francotiradores en varios edificios y oficiales armados patrullando por los alrededores. También se han sellado los buzones del servicio de correo y se han revisado los contenedores de basura. Cualquier precaución es poca para un evento de estas características y que tendrá millones de ojos puestos en él.

placeholder Policías en los alrededores del Castillo de Windsor. (Reuters)
Policías en los alrededores del Castillo de Windsor. (Reuters)

Este dispositivo también está aplicándose en Londres, en los alrededores del Palacio de Buckingham y de Westminster. Todas las calles de las inmediaciones han sido cerradas y decenas de policías armados están de servicio, vigilando todas las zonas próximas a estos emblemáticos lugares, especialmente parques o puntos donde puede haber más concurrencia.

Y es que no se puede descartar ninguna posibilidad. Desde un altercado público, hasta que alguien intente colarse en el Castillo de Windsor mientras tiene lugar al funeral o, mucho más grave, un ataque de un individuo o algún grupo armado. De ahí que el dispositivo de seguridad sea de alerta máxima y no se pueda dejar nada al azar.

Duque de Edimburgo Familia Real Británica
El redactor recomienda