El recuerdo a la reina Sofía en una noche en la que Letizia combinó el low cost con diamantes
  1. Casas Reales
VISITA DE ESTADO A SUECIA

El recuerdo a la reina Sofía en una noche en la que Letizia combinó el low cost con diamantes

La Reina emérita estuvo presente en la cena, no solo en las palabras de Carlos XVI Gustavo, quien la mencionó en varias ocasiones, también en la tiara elegida por Letizia

Foto: Los Reyes de España, en la cena de gala en Suecia. (EFE/Juanjo Martín)
Los Reyes de España, en la cena de gala en Suecia. (EFE/Juanjo Martín)

La de Suecia es la cuarta visita de Estado a una monarquía que realizan don Felipe y doña Letizia. La primera fue a Japón, en abril de 2017, y para el banquete doña Letizia decidía repetirlo todo, tanto el vestido azul como la tiara floral; unos meses más tarde, en julio de ese mismo año, Sus Majestades viajaban al fin a Reino Unido -tras varios aplazamientos- y en aquella ocasión, para su velada con Isabel II y el resto de los Windsor, la Reina lo daba todo con un diseño rojo de Varela con el que causó sensación y la tiara de la Flor de Lis, la más importante del joyero real, que llevó junto con las pulseras gemelas y los pendientes de diamantes, todo del lote de joyas de pasar. La tercera fue a Marruecos, en febrero de 2019, aunque no hubo joyas por la noche, solo un vestido blanco.

Había dudas de cuál sería la elección de doña Letizia para la cena de este miércoles por la noche en Estocolmo, pero optó, como en Londres, por las joyas de las reinas Borbón, además con un especial significado. Tras un intenso día de actividades, Carlos XVI Gustavo y Silvia ofrecieron un banquete en honor a don Felipe y doña Letizia en el que participaron también los herederos, Victoria y Daniel, así como el príncipe Carlos Felipe y su esposa, Sofía. Eran las 20:00 horas cuando daban comienzo los saludos a los invitados, y más tarde pasaban todos al comedor de gala, donde se celebró la cena en la que degustaron trucha ártica, rodaballo salvaje asado, montura de reno ahumada con enebro y manzanas de otoño escalfadas.

placeholder La reina Letizia, en Suecia. (EFE/Juanjo Martín)
La reina Letizia, en Suecia. (EFE/Juanjo Martín)

El recuerdo a la reina Sofía estuvo presente durante la velada, no solo en el discurso del rey de Suecia, quien se refirió a ella en varias ocasiones, también en la tiara que llevaba su nuera. Doña Letizia se decantó por la Flor de Lis, conocida también como 'la Buena'. La primera vez que la emérita lució esta joya fue precisamente ante Carlos XVI Gustavo y Silvia. Ocurrió en 1983, cuando la pareja real sueca realizó una visita de Estado a España. En esa cena de gala en el Palacio Real de Madrid, doña Sofía coronó su cabeza por primera vez con la tiara de las reinas españolas, ocho años después de la proclamación de don Juan Carlos. A partir de entonces, se convirtió en unas de sus favoritas, luciéndola por última vez en junio de 2014, pocos días antes de la abdicación del emérito. Sin duda, todo un detalle de Letizia hacia su suegra.

Foto: Victoria de Suecia, durante la cena de gala. (EFE/Juanjo Martín)

Para doña Letizia, la de Suecia fue la quinta ocasión en la que lució dicha tiara, después de estrenarla en la visita de Argentina en febrero de 2017, lucirla de nuevo en Reino Unido, también en la entronización de Naruhito de Japón y en los retratos de gala oficiales. Fue creada por la joyería Ansorena para que Alfonso XIII se la entregara a su esposa, la reina Victoria Eugenia, con motivo de su enlace matrimonial. La diadema, realizada en diamantes, representa tres grandes flores de lis, el emblema de la monarquía española, de ahí su simbología.

La Reina llevaba también las pulseras gemelas, cuyo origen se encuentra en la corona que Alfonso XIII regaló a su esposa, y los pendientes, también de pasar, con brillante central y pequeños brillantes alrededor. Sujetando la banda azul de la Orden de los Serafines, que el rey Carlos XVI Gustavo le entregó, la Reina llevaba otra flor de lis, esta recubierta de brillantes. Se trata de la pieza principal de la tiara Princesa, la diadema de Ansorena que don Felipe le regaló con motivo de su quinto aniversario de bodas y que solo le hemos visto en una ocasión, en Dinamarca en 2015.

placeholder La familia real sueca, con don Felipe y doña Letizia. (EFE/Juanjo Martín)
La familia real sueca, con don Felipe y doña Letizia. (EFE/Juanjo Martín)

Las joyas contrastaban con el vestido elegido por la Reina, una prenda low cost de H&M Conscious valorada en 300 euros. Un diseño con guiño a Suecia realizado en un tejido de tul brillante procedente de poliéster reciclado y teñido de color azul marino. El vestido presenta un cuerpo entallado con transparencias, costura en la cintura con tira fina de grosgrain, falda voluminosa con dos capas de tejido y el detalle final, está adornado con unas pequeñas tiras de tul arrugado. Una elección con anécdota incluida, ya que la princesa Victoria de Suecia guarda también en su armario este diseño. La heredera lo estrenó el año pasado, en las fotografías del décimo aniversario de su boda con Daniel Westling. Eso sí, ella le hizo una modificación, añadiéndole unas mangas transparentes.

Una noche histórica para el recuerdo 42 años después de la visita de Estado que hicieron don Juan Carlos y doña Sofía a Suecia, y una demostración de las buenas relaciones que existen entre ambas familias, unidas además por lazos de sangre, ya que la abuela de rey de Suecia, Margarita de Connaught, era primera hermana de Victoria Eugenia, abuela de Felipe VI.

Vestidor de Letizia Reina Sofía
El redactor recomienda