La apasionante vida de Luis Fernando, el 'enfant terrible' de la corte de Alfonso XIII
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

La apasionante vida de Luis Fernando, el 'enfant terrible' de la corte de Alfonso XIII

Eduardo Álvarez, en su libro 'El hijo de Eulalia' (La Esfera de los Libros), revive al primo más díscolo de Alfonso XIII

Foto: Luis Fernando de Orleans.
Luis Fernando de Orleans.

Son muchas las ocasiones en las que, en un libro o en una película, el actor secundario acaba convirtiéndose en el favorito del público por tener una vida más interesante. Y eso es lo que ocurre también con algunos miembros de la familia real. Los principales son los que deben cumplir con las reglas, así que los que tienen un papel secundario pueden vivir a cuerpo de rey, pero sin las obligaciones que conlleva ostentar tal título. Eso es lo que ocurrió a principios del siglo XX con Luis Fernando de Orleans, cuya vida ha rescatado el periodista Eduardo Álvarez en su libro 'El hijo de Eulalia' (La Esfera de los Libros).

Las peripecias de este infante de España encantarán a los lectores, pero no tanto a la familia real, que era quien recibía las consecuencias de sus múltiples escándalos. Y eso que Alfonso XIII tenía lo suyo, como muchos sabrán. Sin embargo, su primo Luis Fernando encarnó a ese familiar díscolo que nunca falta en una familia real. Su madre, la infanta Eulalia, hija de Isabel II, era también rebelde, pero su hijo se lleva la palma con sus aventuras, aunque sigue siendo un desconocido para la mayor parte de los españoles. Incluso para Álvarez, quien conocía poco o nada de su personaje antes de comenzar la novela.

placeholder 'El hijo de Eulalia'. (La Esfera de los Libros)
'El hijo de Eulalia'. (La Esfera de los Libros)

"Quería a un personaje real del que nunca se hubiera escrito una novela, e investigando me encontré con Luis Fernando, que es un gran personaje. Tuvo una vida apasionante y me atrapó. Cuanto más leía sobre él, más quería conocer; de ahí que lo eligiera como protagonista de mi obra, en la que su madre, la infanta Eulalia, comparte coprotagonismo", explica Eduardo Álvarez a Vanitatis. Y lo que toca hacer cuando un personaje no es muy conocido es indagar en su pasado. "He hecho una labor de documentación, de hemeroteca, para tratar de dar vida a Luis Fernando de la forma más realista".

Luis Fernando de Orleans y Borbón nació en Madrid en 1888 siendo infante de España por decisión de su tía, la reina regente María Cristina de Habsburgo. Sin embargo, perdió su título a causa de sus múltiples aventuras, algunas de ellas ilegales. "Es uno de los dos únicos miembros de la familia real al que se le quitó el título de infante y jamás se le devolvió", recalca Eduardo, quien nos cuenta además que a la infanta Eulalia y a la infanta Cristina se las presionó para que renunciaran a su título. Pero como la hermana de Felipe VI, la hermana de Alfonso XII tampoco lo hizo.

"Son muchos los paralelismos que se establecen con la historia que cuento y la situación actual de la mo8rquía. Luis Fernando sería una especie de Froilán, guardando las distancias. No está en el primer plano, pero sí en el segundo y en ocasiones puede ser un dolor de cabeza para la institución", confiesa Álvarez. Y no es de extrañar que Alfonso XIII tuviera siempre en mente a su primo, porque sus escándalos fueron muchos, como estar envuelto en un caso de tráfico de drogas.

Amante de los placeres, erudito, amanerado y con un gusto exquisito, este 'enfant terrible' que se mudó a Francia no se perdía ninguna fiesta, saboreó la Belle Époque y los locos años 20 de París, ciudad en la que fue enterrado en la iglesia del Inmaculado Corazón de María, donde murió como consecuencia de un cáncer de testículos. Allí descansa sin honores el que fue conocido por los madrileños como 'el rey de los maricas', que cobra vida de nuevo en la obra 'El hijo de Eulalia'.

Hijo de la infanta Eulalia y nieto de Isabel II, Luis Fernando nació infante de España en 1888, pero murió en 1945 despojado de título y honores por decisión de su primo el rey Alfonso XIII, quien no pudo perdonar los escándalos que le convirtieron en uno de los protagonistas más excéntricos de aquella época dorada a orillas del Sena.

Noadex
El redactor recomienda