Los detalles del robo a Kim Kardashian: la ataron y la metieron en la bañera
  1. Celebrities
ACUDIÓ A PARÍS CON MOTIVO DE LA SEMANA DE LA MODA

Los detalles del robo a Kim Kardashian: la ataron y la metieron en la bañera

La sacaron de la cama, la ataron las manos y la metieron en una de las bañeras del lujoso apartamento parisino en el que se hospedaba durante la Semana de la Moda de París

placeholder Foto: Kim Kardashian en una imagen de archivo (Gtres)
Kim Kardashian en una imagen de archivo (Gtres)

El robo a Kim Kardashian ha puesto en jaque a las autoridades parisinas, que tratan de arrojar más luz sobre el turbio asunto que ensucia la imagen de la ciudad en plena Semana de la Moda. Por fin, la propia Kardashian ha explicado cómo ha sido el asalto que sufrió en la madrugada de este lunes a punta de pistola por parte de un grupo de ladrones que le robaron todas sus joyas, valoradas en 10 millones de euros, entre su caja fuerte y el anillo que Kanye West le regaló. No lo ha hecho vía exclusiva en un medio de comunicación, sino al propio cuerpo de policía gala, antes de abandonar la capital gala para volver a la seguridad de su hogar.

Foto: Kim Kardashian en el desfile de Givenchy (Gtres)

Creía que iba a ser violada”. Esta es la dura apreciación que la estrella de le televisión estadounidense ha realizado sobre lo sucedido. Fueron cinco hombres enmascarados los que accedieron a su apartamento de lujo en el que se hospedaba durante su estancia en París, donde acudía a arropar las últimas tendencias de la Semana de la Moda. Según ha podido conocer 'TMZ', Kim se encontraba plácidamente dormida en la cama cuando escuchó que personas ajenas a su entorno accedían a su apartamento en el distrito 8 de París.

No tuvo tiempo de pedir auxilio, porque rápidamente le quitaron el móvil de las manos y le sacaron de la cama. Después le amarraron las manos con bridas para impedir que entorpezca la operación y le trasladaron a uno de los baños de la estancia para meterla en la bañera, desde donde ella suplicaba por su vida y pidiendo clemencia por sus dos hijos. El ruido que hacían los cacos en su tarea alertó también a una de las amigas de Kim, que la acompañaba en su viaje y rápidamente llamó al guardaespaldas de Kim, Pascal Duvier, que estaba protegiendo a Kourtney y Kendall, hermanas de Kim, que estaban de fiesta disfrutando de la fiesta parisina.

Kim ya está en su residencia de Tribeca, desde donde trata de recomponerse por lo sucedido y a la espera de noticias sobre una deseada detención de los cinco implicados en el robo que, como ella misma ha confesado, hablaban en francés y buscaban sobre todo el anillo de 4 millones de euros que su marido le regaló. Una alianza de Lorraine Schwartz compuesto por una esmeralda de 20 quilates que siempre lleva consigo y de la que presume en su día a día.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Kim Kardashian París Kanye west Noticias de Famosos
El redactor recomienda