El día que Roger Moore anunció coñac en Barcelona
  1. Celebrities
falleció este martes a los 89 años

El día que Roger Moore anunció coñac en Barcelona

El actor acababa de protagonizar la serie 'El Santo' y, aunque James Bond no había llegado aún a su vida y a su carrera, ya era toda una estrella

Foto: El día que Roger Moore anunció coñac en Barcelona
El día que Roger Moore anunció coñac en Barcelona

“Roger… ¿qué tiene esta botella que no tengan las demás?”. Así se anunciaba el brandy '103' allá por 1968. Debajo de esa frase tan elocuente, aparecía el rostro de un seductor Roger Moore con mirada azul cristalino, una chica guapa al lado y una botella en sus manos. El actor, fallecido este martes a los 89 años, acababa de protagonizar la serie 'El Santo' y, aunque James Bond no había llegado aún a su vida y a su carrera, ya era toda una estrella que aparecía en nuestras lindes para anunciar una bebida alcohólica. Todavía no existía esa corrección política que hoy todo lo inunda. Televisión Española había empezado a emitir 'El Santo' en 1964 y en la España del desarrollismo su visita supuso una auténtica revolución. Siendo la máxima estrella televisiva del momento, no era de extrañar que, cuando desembarcó en Barcelona, millones de fans acudiesen al aeropuerto del Prat para saludarle, tocarle o arrancarle un autógrafo (o algo más, si él se hubiese dejado). Aquel país mucho más aislado que el actual y bastante más ingenuo tenía hambre de estrellas que trajesen un poco de ese glamour que solo se veía a través de la gran o la pequeña pantalla.

Tal era la fama del actor que, en su camino desde el aeropuerto hasta el hotel Ritz de la Ciudad Condal en el que iba a pernoctar, los fans le llenaron el coche de arañazos. Amor del bueno era el que sentían por él, de ese que hace daño. Moore, entre gritos y preguntas de los periodistas, solo alcanzaba a decir que le gustaba “el tenis” y, por supuesto, España. Poco después, hubo una rueda de prensa en las oficinas de Carvis de la Diagonal de Barcelona y fue en aquel mismo lugar donde, un día más tarde, rodó el famoso anuncio del coñac. El actor, de mirada azul fulminante, no tuvo problema en prestarse a todo lo que los anunciantes le proponían. Además del spot y de docenas de imágenes publicitarias, Roger y su esposa, Dorothy Squires, también acudieron como invitados a la gala del Día de la Radio. Los dos aguantaron estoicamente todas las preguntas y todos los besos cordiales y de compromiso que les daban otras estrellas patrias del momento.

Foto: Roger Moore anuncia la muerte de su hijastra, exnovia de un fundador de Skype

Cuando Moore abandonó Barcelona, muchos fueron los que destacaron su simpatía y el seísmo mediático que había supuesto su paso por la ciudad. Al fin y al cabo, en aquellos días las visitas de grandes estrellas casi siempre se limitaban a Madrid. La capital seguía siendo la capital. Pasaron más de 20 años hasta que Roger Moore, más famoso aún gracias a la saga James Bond, volvió a Barcelona. Fue en 1988, cuando el periodista Ángel Casas lo invitó a uno de sus exitosos programas televisivos. Sin embargo, ya nada era igual. Los gritos de fanatismo a su alrededor habían desaparecido. Ahora no era más que un madurito sexy que había perdido parte del encanto de antaño; un señor británico que no controlaba muy bien los horarios (muchos se quejaron de su impuntualidad). Su aureola de reclamo del glamour extranjero se había esfumado para siempre.

Este martes, el James Bond más prolijo de la historia (lo interpretó en siete ocasiones) fallecía de un cáncer en su residencia de Suiza. Para la mayoría de los mortales, siempre será un señor con pistola y martini en la mano. Para muchos españoles, aquel 'santo' que anunció el coñac '103' pronunciando, con esforzadísimo acento, “sientoutres”.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

James Bond RTVE Noticias de Famosos
El redactor recomienda