Logo El Confidencial
POLÍTICA Y FORTUNAS

Ivanka Trump, historia de una ambición: su estrategia para ocupar el Despacho Oval

Un artículo de New York Magazine avanza la posibilidad de que la hija y asesora del presidente de Estados Unidos pueda presentarse a la carrera por el liderazgo republicano

Foto: Donald Trump y su hija y asesora Ivanka. (Reuters)
Donald Trump y su hija y asesora Ivanka. (Reuters)

Su padre todavía la llama “baby”, incluso en reuniones con altos mandatarios. Ivanka Trump siempre ha mantenido una relación compleja con su padre, el todopoderoso Donald Trump, a quien está muy unida, y ya son muchas las voces que apuntan a que pueda seguir sus pasos si el presidente logra terminar dos mandatos. Tras su paso por la Casablanca, para Ivanka ya no es una opción volver a Nueva York, donde se crió como una nueva rica y donde nunca logró integrarse en la aristocracia de la ciudad.

LEA MÁS: De Ivanka a Tiffany, los looks royals de las mujeres del clan Trump

“En Nueva York está muerta”, apuntan muchos amigos de la hija del presidente de EEUU en un extenso artículo que ha publicado New York Magazine y que está dando mucho que hablar en el mundo social y político americano. La hija y asesora del mandatario estadounidense tiene claro que su futuro pasa por la política. Lo dicen algunos de sus íntimos y se lo recomiendan aquellos que la conocen desde hace años y la acusan de ser muy ambiciosa.

Ivanka Trump, en un acto político en EEUU. (Reuters)
Ivanka Trump, en un acto político en EEUU. (Reuters)

Ivanka es muy querida por sectores republicanos que no acaban de estar convencidos con su padre. Incluso, según el mismo artículo, está mejor vista en sectores demócratas que su padre. Educada en Georgtown, con una carrera como empresaria y el aprendizaje de ser asesora del presidente, tiene medio camino ganado. Y el propio Trump -sobre todo eso- vería con muy buenos ojos que su hija, su mano derecha, ocupase el Despacho Oval tras su marcha porque sería como no haberse ido del todo.

De Israel a Florida

Antes de que eso pudiera suceder, “podría vivir en Israel”, ya que que su marido, Jared Kuchner, es americano e israelí, señalan desde el mismo artículo escrito por un periodista amigo de la ‘primera hija’ y miembro de las élites neoyorquinas. “Pero lo cierto es que el movimiento más claro sería mudarse a Florida, desde donde podría iniciar la carrera al liderazgo republicano y viajar de vez en cuando a Manhattan para poder asistir a los bailes del Met y hacer grandes donaciones”.

Ivanka y Donald Trump. (Reuters)
Ivanka y Donald Trump. (Reuters)

Todo dependerá, como todo en su vida, del papel que juegue su padre. Y también, hay que pensar en eso ya, de cuando su padre muera. “Ivanka nunca ha sido un adulto independiente, siempre ha necesitado a su padre para todo”.

Ha tenido que trabajarse cada dólar

Nacida multimillonaria, a diferencia de otros herederos, Ivanka ha tenido que trabajar desde muy joven para ganarse cada dólar que ha gastado. Incluso ha suplicado por tener una tarjeta de crédito. Y esa pequeña heredera, criada como una rica profesional que debe ganarse cada céntimo, sigue estando presente en su carácter, perfeccionista y exigente. “Nunca muestres tus debilidades”, le ha dicho siempre su madre, Ivana Trump. Ahora, en la cima del mundo, los Trump quieren ser una realeza, como lo fueron los Kennedy.

Donald Trump, en el aeropuerto John F. Kennedy. (Reuters)
Donald Trump, en el aeropuerto John F. Kennedy. (Reuters)

“Los Trump quizás han secuestrado la república de Estados Unidos y su reputación en el mundo, pero han logrado algo todavía más difícil: convertirse en una realeza”. Y como toda realeza, recuerdan en ese artículo, necesitan un lugar en el que establecerse. No será Nueva York.

Celebrities
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios