Logo El Confidencial
Y los guantes blancos que no falten

De Ivanka a Tiffany: los Trump se disfrazan de 'royals' para visitar Inglaterra

La familia Trump casi al completo ha acudido en tropel a una visita de Estado que se ha convertido en la excusa perfecta para que Ivanka, Lara y Tiffany se vistan de princesas con más o menos acierto

Foto: Ivanka Trump y Liam Fox en Buckingham Palace. (Reuters)
Ivanka Trump y Liam Fox en Buckingham Palace. (Reuters)

A falta del pequeño Barron, todos los Trump han acudido a esta esperadísima cita que ha levantado a media Inglaterra en contra del presidente de los Estados Unidos. Además del impoluto traje blanco de chaqueta, firmado por Dior, con el que Melania Trump presumió de figura y elegancia al lado de la reina de Inglaterra, el resto de las mujeres Trump también demandaba su parcela de estilismo europeo y la cena de gala en Buckingham se convirtió en el escenario perfecto para lucir palmito.

La predilecta hija de Donald Trump, Ivanka Trump, dejó a un lado sus sofisticados looks low cost para demostrar que en las grandes ocasiones tampoco falla. La culpa de su elegancia, además de un collar de perlas, fue un femenino diseño en azul bebé de la diseñadora venezolana Carolina Herrera.

El característico cuello de camisa, sello inconfundible de la diseñadora, era el perfecto punto de mesura del look de Ivanka Trump, además de dejar a la vista la gargantilla de perlas a juego con sus pendientes. El corte lady del vestido acentuaba la cintura de Ivanka, mientras que las mangas abullonadas rematadas con una lazada simple permitían jugar con los volúmenes.

El cuerpo del vestido estaba salpicado por detalles de pedrería a modo de racimos y el color era la guinda del diseño, un azul pastel más propio de los eventos de día que relajaba el tono de la comitiva femenina Trump. Por supuesto, la nota ‘atrevida’ del siempre acertado look de Ivanka lo ponía una abertura frontal que dejaba entrever sus piernas al caminar.

Como si de una fiesta de gala sureña se tratara, Tiffany Trump, hija menor de Donald Trump, se enfundó en un vestido burdeos de escote Bardot, rematado con flores superpuestas que recordaba a los majestuosos vestidos de ‘Lo que el viento se llevó’. No contenta con su versión de look ‘royal’, la joven de 23 años acompañó el escotado vestido con unos guantes blancos que cubrían sus brazos por encima del codo.

Por supuesto, tal evento demandaba unas joyas a la altura y la menor de los Trump apostó por una espectacular gargantilla para refrescar su escote, acompañada de unos pendientes largos a juego. Ella muy sutil y preparada para su presentación entre la sociedad británica.

Lara Trump, mujer de Eric Trump, tercer hijo del presidente de los Estados Unidos con Ivana Trump, también se montó su propia película de la realeza y recurrió a los guantes largos de seda, puede que en un intento de invocar al estilo de Amal Clooney en los Globos de Oro de 2015.

Algo más sencilla que su cuñada Tiffany, Lara eligió para la ocasión un vestido bicolor con estampado de dientes de león con un fajín a modo de cinturón, una elección casi acertada si no fuera por el fajín, cuya misión era la de acentuar su incipiente barriga de embarazada…

Mientras el resto de compañeras se decantó por un peinado muy pulido, con raya en medio y bien de laca para fijar, Lara Trump prefirió un recogido natural, efecto deshecho, que recordaba a los peinados habituales de las entregas de premios hollywoodienses.

Los hombres Trump fueron mucho menos atrevidos, pero terriblemente más acertados: con sendos trajes de chaqué en riguroso negro, había poco margen de error. Melania también aprovechó la ocasión para ponerse los rigurosos y protocolarios guantes blancos, pero en una versión algo menos larga y fruncidos. Su vestido blanco, al igual que el de la reina Isabel II y Camilla de Cornualles, puso la guinda norteamericana a la cena en Buckingham Palace.

El presidente Donald Trump, la reina Isabel II, la primera dama Melania Trump, el príncipe Carlos y Camilla de Cornualles en Buckingham Palace. (Getty)
El presidente Donald Trump, la reina Isabel II, la primera dama Melania Trump, el príncipe Carlos y Camilla de Cornualles en Buckingham Palace. (Getty)

Kate Middleton también asistió a la cena y también lo hizo vestida de blanco, protagonizando uno de los momentos más esperados de la velada: su encuentro con Donald Trump después de que este hiciera un desafortunado y sexista comentario sobre ella.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios