Entrevistamos al biógrafo de Luis Miguel: "Su madre está muerta y él lo sabe"
  1. Celebrities
ÉXITO EDITORIAL

Entrevistamos al biógrafo de Luis Miguel: "Su madre está muerta y él lo sabe"

'Oro de rey' es el tercer libro que Javier León Herrera escribe sobre el astro mexicano, en esta ocasión junto a Juan Manuel Navarro

placeholder Foto:  Javier León Herrera, con un ejemplar de su libro sobre Luis Miguel. (Foto: Cortesía)
Javier León Herrera, con un ejemplar de su libro sobre Luis Miguel. (Foto: Cortesía)

Son nada menos que tres los libros que el periodista Javier León Herrera ha publicado ya sobre Luis Miguel. El último de ellos, 'Oro de rey' (un juego de palabras con la canción 'Oro de ley' del astro mexicano), escrito junto a Juan Manuel Navarro, una de las personas, al igual que él, más versadas sobre el intérprete de 'La incondicional' y 'Labios de miel'. Una circunstancia que nunca se hubiera podido imaginar, como él mismo nos confiesa: "No, para nada, ni de lejos. Al principio ni siquiera esperaba escribir un solo libro, pero conforme se fueron dando los acontecimientos, ya que acabó siendo la historia de su biopic, me di cuenta de que sí. Al final las cosas han venido así. El segundo libro fue un poco por el éxito de la serie y por la necesidad de actualizar mi opera prima, 'Luis, mi rey'. Este tercero era una asignatura pendiente, porque había que investigar desde el final del siglo XX al XXI".

En efecto, su primer libro sobre el cantante acabó siendo por decisión del propio artista la base de la primera temporada de la serie de Netflix, que semana a semana está estrenando un nuevo capítulo de la segunda, lo que puede considerarse un enorme logro, habida cuenta de su ya conocido hermetismo: "Para mí fue una satisfacción personal y a nivel profesional. 'Luis, mi rey' se publica en 1997 y en aquella época me empiezo a involucrar y a documentar la vida de Luis Miguel. En aquel momento era muy complicado que hubiera una autorización explícita del trabajo. Fui bastante perseverante porque confiaba en el trabajo que había hecho, en el tiempo y los kilómetros que había dedicado, durante los años 95 y 96. Yo sabía que era complicado, pero le hice llegar el libro. Sabía por intermediarios que no puedo revelar que había sido de su agrado y que le había sorprendido el tratamiento que se había dado a su vida. 20 años después, en 2017, me contactan de parte de él para decirme que era su deseo que ese libro fuera la base del biopic".

placeholder

'Oro de rey' ha contado con un prologuista de lujo, Emilio Estefan, quien durante décadas fuera el rey Midas de la música latina, y pudo haber sido el artífice de lo que en la industria musical se deonomina 'crossover', dar el salto al inglés, pero por algún motivo Luis Miguel nunca ha decidido dar ese paso: "Es una pregunta que intentamos explicar en el libro, pero habría que recurrir a la intimidad del protagonista. Probablemente ni él encuentre una respuesta. Sí tuvo momentos en los que ese 'crossover' estuvo muy cerca. Con Emilio Estefan, pero también hubo otro muy claro con Quincy Jones. Hay un puntito de inseguridad en él mismo y lo ha reconocido. Quizás pensó que no era el momento, la canción, el disco. La versión que hizo del '20 años' en inglés no le acabó de convencer. Hay una serie de factores que finalmente le acabaron haciendo desistir. Es una de las grandes dudas que nos quedan de su biografía. Es relativamente joven y está vigente, pero sentimos todos que ese arroz ya se le ha podido pasar. Luis Miguel domina el inglés, pero por alguna extraña circunstancia que ni él mismo sea capaz de contar no se dio. Nos quedará la eterna duda de qué hubiera podido pasar si se hubiera atrevido".

PREGUNTA: Luis Miguel tuvo una infancia y adolescencias durísimas, ¿puede ser esa la explicación de que viva tan apartado de la opinión pública y sea tan tremendamente reservado?

RESPUESTA: Lo explica total y absolutamente. Hablamos en definitiva de un ser humano. Estos artistas que parece que tuvieran una dimensión superior no dejan de seres humanos susceptibles a lo que la vida les depara. En su caso le deparó desde una edad muy temprana una serie de acontecimientos que sería digno de hacer un estudio a nivel psicológico. Ver cuántas personas que les han pasado cosas similares no acaban con inestabilidad emocional, hundimiento o depresión crónica. Creo que en su caso tiene cierto mérito, como esa palabra tan de moda, la resiliencia. Es un tipo estoico en este sentido. Es, como dicen en México, un cuate que desde una edad muy temprana le tocó llevar sobre los hombros una carga muy pesada, y con sus altos y sus bajos ha ido perseverando en su carrera. De hecho, el año que viene va a hacer 40 años de trayectoria. Ahí está, cualquier otro personaje con menor fortaleza o menor poder de resistencia ante la adversidad hubiera arrojado la toalla mucho antes. A pesar de traiciones y contratiempos y tantos episodios negativos que le han tocado vivir, ahí está.

P: Luis Miguel perdió prematuramente a sus padres, también a su mánager, Hugo López, por lo que cumplir 50 años se convirtió en una especie de reto sobre él o en una cifra que en su juventud le parecía muy remota.

R: El libro estaba pensado para publicar de manera simbólica en el 50 cumpleaños. Sabes que está muy de moda que a cualquier hijo de vecino a esa edad le montan una fiesta por todo lo alto. En su caso tiene unas connotaciones muy especiales por lo que afirmas. A él le ha tocado perder a personas muy queridas de manera muy temprana. Las que no se han ido de este mundo se han ido de su entorno por otras circunstancias. A él le coincidió en plena pandemia, lo cual era un factor extra que nadie hubiera podido prever. Lo que esperamos y deseamos que tanto tiempo que ha habido para la reflexión y la introspección los pueda proyectar en positivo.

Foto: Luis Miguel, en un concierto en Las Vegas en 2019. (Getty)

P: Cada cierto tiempo sale alguien diciendo que su madre está viva. ¿A qué puede obedecer? ¿Debemos dar por hecho que está muerta?

R: Siempre intento ser respetuoso con los que compartimos profesión, pero me da un poquito de vergüenza que se le pueda dar altavoz a según qué personas. Hace dos años me llamaban para preguntarme porque había un señor que decía que Juan Gabriel ha resucitado, porque yo había escrito un libro sobre él. El tema de la mamá, por resumírtelo un poco, cuando tiene el boom mediático fue al destaparse el caso, que me pilla en plena investigación para el libro. Hago amistad con el coautor del libro, que fue quien dio la exclusiva de que la familia italiana no sabía nada de Marcela Basteri. A raíz de esa publicación se pone en marcha un fenómeno mediático que encuentra su punto álgido en el programa de la RAI, 'Chi l'ha visto?', un programa muy longevo que busca a personas desaparecidas, equivalente al español '¿Quién sabe dónde?'.

A raíz de todo aquello se viralizó a nivel mediático y en América Latina no se hablaba de otra cosa. Tuve cierta información para el libro que con el paso de los años desafortunadamente se ha confirmado, todos supimos que había fallecido aquí en Madrid, en el año 86. Escribí en el anterior libro que por causas no naturales, no me quise extender más. Tengo la versión de los hechos que seguramente es la misma que Luis Miguel y que se acerca a la realidad. Provoca un dolor inmenso en los hijos y ahondar en los derechos solo puede servir para ahondar en su dolor. Creo que a Luis Miguel no le ayuda saber datos escabrosos. Sucedió algo muy feo y provocó un dolor muy grande a Luis Miguel y sus hermanos que arrastran durante años. La señora que apareció en Buenos Aires y que dijeron que era su madre era una mujer perfectamente identificada, de Asturias. Hace poco alguien dijo que estaba viva y que había tenido más hijos... Es rotundamente falso. Marcela murió, Luis Miguel lo sabe. Si alguien tiene dudas, en la bioserie autorizada por él se dice claramente que esa señora falleció.

P: Otro tema recurrente en los últimos años es la falta de relación de Luis Miguel con su familia española y se le ha cuestionado mucho por ello.

R: No le voy a justificar a Luis Miguel, pero lo entiendo sobradamente. Sí conocí mucho a la familia española y sé la manera de actuar que tenían, el daño que le hicieron a él, la extorsión, por decirlo suavecito, y muchas otras cosas que no procede extenderse. Razones le han sobrado, no una, mil, no solo para cortar el vínculo sino que el hermano de Luis Miguel, que no es un personaje mediático, Alejandro, renunció voluntariamente al apellido. Eso te da una pista del dolor que puede haber en una persona para que hagas eso. No quiero justificar porque a mí me gusta decir que el perdón es la más grandiosa virtud que podemos tener. La ruptura que hubo primero en el año 89, que es cuando se produce la gran pelea, en el hotel Villamagna de Madrid, con su padre, y después de la muerte de su padre, con su tío... Tenía muchas cosas que reprocharles.

placeholder Luis Miguel, en un concierto en Las Vegas. (Getty)
Luis Miguel, en un concierto en Las Vegas. (Getty)

P: Luis Miguel tiene solo relación con uno de sus dos hermanos, Álex, pero con Sergio, que ocupa una parte central de las tramas de la serie de Netflix, no se ha reconciliado, al menos públicamente.

R: A mí me gustaría mucho que se solucionara. Es la típica situación que en cualquier familia hay dos personas con dos fuertes personalidades y fuerte orgullo que nadie da su brazo a torcer. Se acaba enquistando en el tiempo. Lo que sucedió es que el día que ellos se citaron para decidir a qué universidad iba a ir Sergio, ya que había terminado sus estudios en Boston con unas notas buenísimas... Cuando se citan para abordar ese asunto, la posibilidad era que fuera Inglaterra, y coincidió con aquel episodio que le sacó de onda totalmente, como dicen en México, porque tuvo que interrumpir la grabación del cuarto disco de 'Romance', porque le llama la madre de Mariah Carey, que le dice que le quería ver y que se quería suicidar.

Paró la grabación en Los Ángeles, vuela a Nueva York y una vez allí no le dejan ver a Mariah. Cuando está volviendo al hotel con ese rebote es cuando iba a tener la conversación con su hermano. No es el mejor momento anímico para tenerla y se produce la discusión. Sergio tiene una fuerte personalidad y acabaron cada uno por su lado. Ocurrió poco antes de las torres gemelas en 2001. Lo que tengo muy claro es que ese tipo de cosas se producirán sin micrófonos sin cámaras ni redes social. Lo tendrán que resolver en la más estricta intimidad por el bien de los dos y por toda la gente de los dos. Ojalá se pueda fumar esa pipa de la paz.

P: Según manifestáis en vuestro libro, pocas veces fue tan feliz como con Mariah Carey.

R: Estaba colado por ella. Son estas relaciones que todos hemos tenido en algún momento, una persona por la que pierdes los papeles, que bajas la guardia porque te has enamorado. Vivieron una pasión tremenda y si a esa pasión le pones los recursos que tenían... Algunos episodios se contaron en la prensa del corazón y nosotros en el libro. Era una pareja que decía que amanecía en Marruecos y se iba a comer a Egipto, por decir algo... Así fue su relación. Era un amor desenfrenado y apasionado. Aquello se cortó abruptamente. Hay muy poca distancia en el tiempo entre la puesta en escena de Marbella en 2001, que ella le celebró el cumpleaños en Puerto Banús y luego se fueron a la discoteca de Olivia Valere. Para la gente era la pareja del siglo. De golpe y porrazo se cortó todo a los tres meses. La ruptura fue porque ella le puso los cuernos, él se enteró y la mandó a aquel sitio...

placeholder Luis Miguel, con Mariah Carey. (Getty)
Luis Miguel, con Mariah Carey. (Getty)

P: Describes una persona que vivió en la más absoluta opulencia, pero acabó perdiéndolo prácticamente todo.

R: Hay muchos ejemplos a lo largo de la historia de gente muy afamada que ganaba mucho dinero y que de manera incomprensible acaban sin un duro. Intentamos explicarlo en el libro... Empiezan a confabular los astros en su contra, por así decirlo. En un momento dado, las finanzas no cuadran. Se agrava muchísimo cuando tiene un problema en un oído y no puede atender a sus compromisos como él quisiera. La vida le lleva a un punto de inflexión hasta tocar fondo y tuvo que pedir ayuda en un momento dado. Una de las manos que se brindó es su amigo de adolescencia, Miguel Alemán Magnani, empresario mexicano, familia de un presidente mexicano. Es el ideólogo del plan del rescate de su amigo.

Ese plan pasar por tener una especie de lanzadera que es la serie basada en su propia vida. Es ahí cuando nace la productora de la misma, participada al 50 por ciento por la MGM y el otro 50 por una serie de empresarios mexicanos, entre ellos Miguel. De mano de esa serie se hace un fideicomiso y se empieza a limpiar las deudas de Luis Miguel. La serie viene con el disco y la gira, y los planes salen mucho mejor incluso de lo que ellos habían pensado. Pasa algunos años muy malos, 2015 y 2016. 2017 es la transición y 2018 el de la recuperación. Llegó a hacer 150 conciertos y se pone todo al día, se recupera, se estabiliza. Ahora la pandemia ha aplazado un poco los planes de lo que había previsto. Ojalá haya sacado consecuencias positivas de las experiencias negativas y no le vuelva a suceder.

P; En 'Oro de rey' destacáis que Luis Miguel no se cuidó durante una época ni física ni psíquicamente y también apuntáis a las malas compañías como causantes de su caída.

R: Son la consecuencia de todo esto. Si nos viene un revés en la vida muy importante que nos deja muy tocados, podemos optar por distintos caminos para intentar salir de esa situación. Si tomamos el camino equivocado, no solo no salimos de la situación sino que la empeoramos. En el libro lo contamos de manera sutil, porque es un tema que si él voluntariamente no lo quiere contar con pelos y señales, como hizo Elton John con su película, hay que respetarlo. Es obvio que eligió el camino equivocado y por eso tocó fondo. De ello tiene que aprender. El cuerpo humano, conforme pasa el tiempo, se va haciendo más vulnerable y menos resistente a todo. Hay que buscar otros caminos para poder tener una paz interior y una estabilidad emocional con las que abordar los contratiempos que puedan llegar. Ojalá saque esa conclusión por su bien porque a veces de remachar el clavo, cada vez es más viejo y más vulnerable.

P: En la serie de Netflix también se aborda su relación con Alejandro Asensi, hijo del recordado periodista español Pepe Asensi. Era su amigo de la infancia en España y acabó siendo alguien imprescindible para Luis Miguel a nivel personal y profesional. ¿No fue muy dura su ruptura?

R: Total y absolutamente. Él ha llegado a decir que equipara la decepción de esta ruptura con la que tuvo con su padre, lo cual es muy significativo. Que tú a nivel personal equipares a un ascendente de sangre con un amigo dice mucho respecto a lo que había significado esa persona en su vida. Le dio muy duro. Cuando él rompe con Alejandro es casi acabando la primera década de este siglo y vino con del fracaso del intento de asentar un hogar con Aracely Arámbula, y ya había pasado una serie de desengaños personales, con los que comienza una curva descendente que toca fondo en 2015. A Asensi le buscamos varios veces y él no quiere saber nada de esta historia. Creo que ahora está con Bisbal, si no han roto. No quisimos explayarnos más allá de hacer ver al lector que hubo un desengaño muy fuerte y que eso acabó como el rosario de la aurora.

Foto: Aracely Arámbula prohíbe a Luis Miguel ver a sus hijos

P: Se apunta a dos causas, la relación sentimental que Alejandro tuvo con su hija, Michelle Salas, y desajustes financieros.

R: No lo detallamos, pero lo contamos en el libro. Hay una doble causa. Se encargaron unas auditorías y había algunas cosas que no cuadraban. Y el tema sentimental del romance con Michelle no ayudó. Al final fue una ruptura muy triste. Hubo que guardar las apariencias mientras duraba el contrato, aunque de facto ya estaba defenestrado. Había episodios muy tristes de amigos comunes, que le veían en los hoteles, donde no le dejaban pasar a la suite, pero estaba porque tenía que estar para que no se considerara un despido procedente. Ya no hablamos de una relación solo contractual sino de una amistad que arranca en la infancia y de la amistad de Luis Rey con Pepe Asensi.

placeholder Michelle Gallego Salas, hija de Luis Miguel, en una imagen de su perfil de Instagram.
Michelle Gallego Salas, hija de Luis Miguel, en una imagen de su perfil de Instagram.

P: En estos días la prensa mexicana apunta a la actriz mexicana Lucía Méndez como uno de los mayores amores de su vida. ¿Es así?

R: No le he oído decir a ella textualmente que ha sido el gran amor. Lucía es una de las pocas mujeres que cortan con él, no al revés. Ella se dijo que dónde iba con él y pasó de él. Se quedó atrancado en el sentimiento y se produce un encuentro en el que él le dice que estaba muy enamorado, pero hay que contextualizarlo en el momento en el que se produce. Después han pasado muchas relaciones, y si tuviéramos que hacer un análisis de estos 50 años, hay mujeres que han tenido un peso sentimental más grande, sin quitarle un ápice a lo que contó Lucía.

P: ¿Es la gran asignatura pendiente de Luis Miguel recuperar a sus hijos?

R: No hace falta llamarse Luis Miguel para empatizar con que la ruptura de una pareja con unos hijos de por medio y una mala relación entre los padres no es un hecho bueno ni para los padres ni para los hijos. Eso que ha sucedido no es bueno para nadie, pero te digo lo mismo que con el hermano, es algo que tienen que solucionar fuera de cámara y que la situación se normalice. Ventilar todo lo que suceda, hacer buenos y malos, culpables y víctimas, no ayuda a solventar la situación.

placeholder Lucía Méndez. (Getty)
Lucía Méndez. (Getty)

P: ¿En 2022 tendremos nuevo disco de Luis Miguel, asistiremos a su recuperación definitiva?

R: Eso es lo que todos deseamos porque, más allá de cualquier otra cosa, escuchar un disco de Luis Miguel es una caricia por los sentidos, porque es un tipo que canta espectacularmente bien, que tiene una voz prodigiosa que Dios le dio y que desde hace tanto tiempo ha podido hacer feliz a millones de fans que tiene en todo el mundo. Ojalá, superada la pandemia, llegue el nuevo disco y se pueda organizar una nueva gira. Ojalá el hombre se pueda sentir bien consigo mismo, que arregle sus cuestiones en privado y que nos deje muchos años de discos y de música. Ojalá pueda emular a su admirado Frank Sinatra.

Son nada menos que tres los libros que el periodista Javier León Herrera ha publicado ya sobre Luis Miguel. El último de ellos, 'Oro de rey' (un juego de palabras con la canción 'Oro de ley' del astro mexicano), escrito junto a Juan Manuel Navarro, una de las personas, al igual que él, más versadas sobre el intérprete de 'La incondicional' y 'Labios de miel'. Una circunstancia que nunca se hubiera podido imaginar, como él mismo nos confiesa: "No, para nada, ni de lejos. Al principio ni siquiera esperaba escribir un solo libro, pero conforme se fueron dando los acontecimientos, ya que acabó siendo la historia de su biopic, me di cuenta de que sí. Al final las cosas han venido así. El segundo libro fue un poco por el éxito de la serie y por la necesidad de actualizar mi opera prima, 'Luis, mi rey'. Este tercero era una asignatura pendiente, porque había que investigar desde el final del siglo XX al XXI".

Luis Miguel