Es noticia
Menú
Hablamos con Carlos Torres, protagonista de 'La reina del flow', el fenómeno de Netflix
  1. Celebrities
ENTREVISTA

Hablamos con Carlos Torres, protagonista de 'La reina del flow', el fenómeno de Netflix

Comentamos con el actor el final, lo que tiene en común con Charly, su relación actual con Yeimi y la posibilidad de una tercera temporada

Foto: Carlos Torres, en una imagen reciente. (Gabriel Marquez Archangel/Archangel Photoestudio)
Carlos Torres, en una imagen reciente. (Gabriel Marquez Archangel/Archangel Photoestudio)

Seis de la tarde en Madrid, ya ha oscurecido cuando comienza esta entrevista. El encuentro es online y cuando Carlos Torres me recibe desde su ordenador, situado en el jardín de su casa, en Colombia, traspasa la pantalla un sol resplandeciente y su inconfundible sonrisa. Lleva el peinado de Charly Flow, pero no, cuando comienza a hablar no hay dudas, no estoy hablando con el protagonista de la mundialmente exitosa serie de Netflix ‘La reina del flow’, sino con Carlos Torres, el actor que le da vida. Charly es el personaje de su vida, el que le ha hecho conocer el éxito más rotundo, con la serie ha ganado incluso un Emmy Latino, algo que jamás había ocurrido con una novela colombiana. Sin embargo, confiesa, sin pudor, que él no se parece en nada a ese conquistador impulsivo que ha robado el corazón a todo el que ha terminado de ver la ficción. Y que, aunque está alucinado con el éxito, lo recibe con los pies en la tierra y agradecido con las muchas ofertas de trabajo que le están llegando. Nos lo cuenta él mismo:

En España muchísima gente sabe quién es Charly Flow pero pocos quién es Carlos Torres, cuéntame un poquito de ti para que te conozcamos.

Pues Carlos Torres es un actor muy soñador, con una vida muy tranquila y pacífica, que le gusta mucho compartir con la familia, que empezó a actuar a sus 17 años y que sigue con ganas de seguir interpretando mil personajes más y con ganas de salir del país, de trabajar en España, que tengo muchas ganas de trabajar allá. Y nada, es un actor como cualquier otro, que tuvo la fortuna de caer en este personaje maravilloso y que tiene una vida muy tranquila en Colombia y muy sencilla.

Éxito internacional

¿Este ha sido tu éxito mayor?

A nivel internacional, sin duda alguna. Bueno, es que el tema las plataformas que han hecho que sintamos que el mundo es así de pequeño (semana poco más de un centímetro entre sus dedos pulgar e índice), lo que es maravilloso. Hoy en día ya uno no produce para el país si no para el mundo y sin duda alguna Netflix me ha abierto una cantidad de puertas a nivel internacional. Es que 'La reina del flow', la primera temporada, es la primera serie colombiana que se gana un Emmy internacional en la historia de Colombia.

¿Y cómo estás viviendo tener fans de todas partes del mundo?

Lo estoy disfrutando con mucho trabajo, este éxito lo estoy disfrutando recibiendo mucho trabajo, cosa que me hace muy feliz y me pone muy contento. Estamos trabajando mucho y creando muchas cosas. Desde que terminamos la primera temporada no han parado las ofertas de trabajo, entonces agradecido y bueno, disfrutando cuando se puede, algunas vacaciones, pero enfocado en el trabajo.

placeholder Carlos Torres, en otra imagen de la sesión. (Gabriel Marquez Archangel/Archangel Photoestudio)
Carlos Torres, en otra imagen de la sesión. (Gabriel Marquez Archangel/Archangel Photoestudio)

¿Qué tiene Carlos Torres de Charly Flow?

Creo que en lo único que nos parecemos es en el amor que el tiene a su madre a pesar de los errores y de lo malo que comete, su amor por su mamá es incondicional, y creo que en eso es en lo único que nos podemos parecer. Luego él es muy efusivo y muy rumbero, y yo soy tranquilo y familiar. Aunque, bueno, también nos parecemos en que Charly es un personaje muy perseverante, que no se rinde, lucha, aunque cometa errores, y en eso sí me reconozco.

Muy buena relación con el reparto

Hace ya casi un año que acabasteis de rodar, ¿cómo es la relación entre compañeros, os lleváis todos bien, conservas amistades?

Tenemos un chat de WhatsApp desde la primera temporada y aún sigue activo. Estamos todos ahí, incluso actores que no estuvieron en la segunda pero que están activos en el chat. Incluidos directores, aunque cambiaron. Y si, obviamente tengo amistades más con unos que con otros, aunque hay buena relación todo el elenco. Pero en este momento hablo más con compañeros con los que compartí más, como Juan Palau, que es Drama Kit, Álex, que fue mi mano derecha en la primera temporada y me hizo mucha falta en la segunda. De hecho, cené con él anteayer en mi casa, con Juan estuve en Miami hace una semana, con Carolina estuve cenando antes de que viajara a Argentina, despidiéndome… y constantemente con redes, nos ponemos bromas, tenemos una relación muy bonita. Sin duda es el mejor elenco con el que he compartido, tengo que decirlo.

Tu papel sufre un cambio muy grande de actitud en la segunda temporada, va de ‘malo malísimo’ a ‘bueno buenísimo’, ¿cómo has vivido ese cambio de registro?

Muchísimo, porque me cogió desprevenido. Yo cuando nos enteramos de que íbamos a hacer la segunda temporada, la aceptamos en cierta forma y yo estaba un poco tranquilo porque ya conozco el personaje, ya lo preparé, el público lo aceptó y entonces digamos que ya sé por dónde irme, pero cuando me llegó el guion y lo vi me comenzó a empezar a trabajar de cero de la mano de los directores.

placeholder Una escena del rodaje de 'La reina del flow'. (Netflix).
Una escena del rodaje de 'La reina del flow'. (Netflix).

¿Te has sentido más a gusto con el primer Charly o con el segundo?

Pues me sentí bien con los dos, pero realmente es muy difícil sentirse a gusto durante el rodaje. Cada día es un reto, cada escena es un reto porque ten en cuenta que es una historia muy fuerte donde todo el tiempo están pasando cosas, entonces a gusto realmente me atrevería a decir que con ninguno, con los dos fue una aventura de emociones y aprendizaje, y realmente nunca me sentí a gusto, me llegaban los libretos y pensaba ‘¿cómo así, yo voy a hacer esto?’ Es un reto constante.

El final de la serie ha causado polémica y ha dividido al público, hay quien defendía a Juancho, quien es del equipo Charly y quien considera que era momento de estar sola, ¿cuál es tu opinión?

A mí la verdad es que me gustó el final. El mensaje que deja la serie al final es muy importante, el creer en las segundas oportunidades, el intentar cambiar. Si cometiste un error, reconocerlo e intentar cambiarlo. Creo que más allá de con quién se quedó Yeimi o no, lo importante era un mensaje de cambio, de reconciliación y de perdón. Creo que es importante que se entienda que siempre hay un camino mejor, es un mensaje importante para la juventud, sobre todo en nuestro país.

La violencia en Colombia

Además de la historia personal de los personajes, se habla de las comunas, de la violencia que existe aún en esta zona y de los muchos jóvenes que viven allí. ¿Qué parte hay de ficción en esto y qué parte hay de certeza?

Obviamente hay mucha ficción y las cosas se cuentan un poco de pronto exageradas. En la serie tú ves que de repente estamos en una calle y están dando balazos. Y no, esto no pasa, no es que uno sale y en la esquina ve una bala. Obviamente no deja de ser una serie y ser ficción y todo es un poco sobreactuado, pero son cosas que pueden pasar en un momento dado. Pero también es verdad y es una realidad del país que en ciertos sectores y en ciertos barrios hay mucha violencia y muchas bandas criminales que tienen mucho poder en esas zonas y a veces por la falta de oportunidades los jóvenes terminan tomando malas decisiones encontrando de pronto ese camino fácil, porque se crían en un barrio donde ven violencia y creen que es la forma de salir adelante. Pero lo importante es que con esta serie y con muchas acciones que está llevando a cabo el país, se den cuenta de que hay otras formas de salir adelante. Y el arte es una de ellas, hay mucho talento en las comunas.

¿La pandemia os ha obstaculizado mucho a la hora de rodar esta segunda temporada?

Realmente no, o sea obviamente estuvimos en cuarentena y esto nos tuvo a otros preocupados más allá del rodaje por lo que pasaba a nivel mundial, pero hablando específicamente del rodaje, después de cinco meses estábamos todos ansiosos por volver a rodar, vernos, trabajar… Y cuando retomamos fue con miedo y con todos los protocolos, pero a las dos semanas de estar juntos pensamos que la gente merecía un producto de calidad, no a medias, y como elenco decidimos tomar todas las precauciones también fuera del set, pero olvidarnos del covid al momento de actuar… Nos besamos de verdad, nos abrazamos de verdad… porque si no se quedaba a medias, se notaba mucho. Y gracias a Dios no tuvimos problemas, haciéndonos las pruebas todo fue bien.

¿Habrá una tercera temporada?

Vamos a ver, yo hasta el momento no tengo ninguna información sobre la tercera, pero sin duda alguna, más allá de si tengo el privilegio de formar parte de la tercera temporada, creo que se la merece, que es un producto muy bien hecho, con una temática muy interesante y que creo que vale la pena seguir creciendo.

Un fenómeno musical

¿Les pueden pasar más cosas a Yeimi y Charly?

Mira, yo creo que la imaginación no tiene límites, ¿cierto? En esta segunda temporada a mí me sorprendió muchísimo el guion, yo pensé que de repente se iba a tratar mas de la venganza de Charly y lo divertido es que nos sorprendieron. Entonces no dudo del talento que tienen y se podría contar algo más, ¿el qué? De pronto algo del pasado, o algo que no se ha contado o que no se le ha dado fondo y ahora podría salir a relucir… No se sabe.

¿Te gustaba el reguetón antes de ser Charly Flow?

Me gustaba. Ahora mucho más sin duda alguna, pero tengo amigos del género, que admiro mucho, y ahora después de interpretar a Charly pues le he cogido mucha admiración al gremio y mucho respeto.

Tú no eres quien pone la voz, solo actúas, ¿son difíciles esas escenas en las que tienes que cuadrar tu actuación con una voz que no es tuya?

Es dificilísimo porque tienes que aprenderte todo perfecto, incluso la respiración de la personal, del cantante original, para que se vea real. Es un trabajo adicional a las escenas, al día a día, que ya de por sí un rodaje es bien agotador y un ritmo muy rápido, y tienes que estudiar las escenas y es un trabajo extra que se dificulta mucho.

Como actor, si pudieras elegir, ¿qué proyecto te gustaría hacer, qué papel?

Si me preguntan, me gustaría un personaje que me hiciera transformarme físicamente, un personaje transgénero, por ejemplo, que ese tema siempre causa curiosidad y sería un reto. O un personaje que toque fondo en cualquier tipo de adicción, un personaje chungo, a mí me gustan los que sufren, que me mantienen en constante reto, eso es lo que me gusta de Charly.

Seis de la tarde en Madrid, ya ha oscurecido cuando comienza esta entrevista. El encuentro es online y cuando Carlos Torres me recibe desde su ordenador, situado en el jardín de su casa, en Colombia, traspasa la pantalla un sol resplandeciente y su inconfundible sonrisa. Lleva el peinado de Charly Flow, pero no, cuando comienza a hablar no hay dudas, no estoy hablando con el protagonista de la mundialmente exitosa serie de Netflix ‘La reina del flow’, sino con Carlos Torres, el actor que le da vida. Charly es el personaje de su vida, el que le ha hecho conocer el éxito más rotundo, con la serie ha ganado incluso un Emmy Latino, algo que jamás había ocurrido con una novela colombiana. Sin embargo, confiesa, sin pudor, que él no se parece en nada a ese conquistador impulsivo que ha robado el corazón a todo el que ha terminado de ver la ficción. Y que, aunque está alucinado con el éxito, lo recibe con los pies en la tierra y agradecido con las muchas ofertas de trabajo que le están llegando. Nos lo cuenta él mismo:

Colombia