¡Cambia de sábanas! Te enseñamos a hacer la cama como en un hotel de lujo
  1. Estilo

¡Cambia de sábanas! Te enseñamos a hacer la cama como en un hotel de lujo

¿Quieres saber todo sobre tu ropa de cama? Desde cuál elegir hasta cada cuánto tiempo hay que lavarla o cómo hacer que parezca la de un hotel. Desde ahora la mirarás con otros ojos

Foto: Foto: Cortesía Jonathan Adler.
Foto: Cortesía Jonathan Adler.

Nos pasamos un tercio de nuestra vida en la cama, por eso no es de extrañar que la elijamos como la pieza más importante de nuestro dormitorio. La ropa de cama es el broche final, la guinda de un pastel, donde el colchón y el somier marcan la diferencia. Sin embargo, muchas veces no le prestemos la atención que se merece y la consideramos simplemente un accesorio bonito. Hoy, de la mano de MayFly Home, verdaderos expertos de la materia, reclamamos el papel fundamental que posee a la hora de lograr un sueño reparador. ¿Nos vamos a la cama?

Entre algodones

No todas las sábanas son iguales, por eso tampoco cuestan lo mismo. Pero, al margen de precios, “para poder dormir de lujo, es preciso que actúen varios factores, entre ellos la calidad del tejido. Siempre partimos de que las sábanas deberían ser de algodón 100% y evitar los que llevan mezcla. Si tienes duda de la calidad de un algodón, fíjate en el número de hilos de la tela. Nuestras sábanas cuentan con 400 hilos y un tacto suave y confortable, por el acabado satén”, nos aconsejan desde Mayfly Home.

placeholder Sábanas de MayFly Home.
Sábanas de MayFly Home.

El algodón nos proporciona frescor en verano y calidez en invierno, sin olvidar esa sensación de arroparte, sin agobiarte. Además, como en un buen vestido, las sábanas deben adaptarse al colchón, sin demasiada rigidez, y ser capaces de lucir siempre (aunque lleven 30 lavados) como nuevas. No subestimes el poder de los almohadones y los cojines, ya que te ayudarán a crear una cama mullida y confortable. De la misma manera, que las texturas, los plaids y las mantitas contribuirán a crear la atmósfera ideal.

Como en un hotel de 5*

Si la vida está llena de pequeños placeres, las habitaciones de los hoteles (de los buenos establecimientos, eso sí) son uno de los mejores que te depara el dormir fuera de casa. Al contemplar la cama te dan ganas de meterte dentro de ella, aunque sean las dos de la tarde. Esa primera impresión es tan perfecta que, en ocasiones, hasta tienes miedo de sentarte en ella por si se rompe la magia y sábanas y almohadones emprenden una guerra. Después, al abrirla (o que te la abran), todo es mucho mejor. Para que puedas sentir esa sensación sin salir de tu dormitorio, hemos pedido a MayFly Home que nos facilite el paso a paso para hacer la cama perfecta. Apunta:

1. Coloca la sábana bajera, bien estirada por los cuatro costados. Es importante que no tenga arrugas, para lo cual la habrás doblado adecuadamente (of course).

2. Sacude la encimera sobre la cama, ajustándola para que quede igual de repartida por todos los lados. En la parte de la cabecera, estira de tal manera que sobren tres palmos del colchón, para que se vea el embozo. Finalmente, estira la parte de los pies, sin que cuelgue en exceso por el suelo. ​

3. El paso más importante es el doblado de las esquinas, también llamado ‘hospital corner’, que logrará que no se salgan los pies y que la cama esté perfecta a la mañana siguiente. Haz un dobladillo con la sábana encimera, formando un ángulo de 45º, y mete todo el lateral bajo el colchón hasta llegar a la parte delantera de la cama. Hazlo igual con el otro lado.

placeholder Foto: Cortesía Norsu Interiors.
Foto: Cortesía Norsu Interiors.

Rutinas para soñar con los angelitos

1. Algo de ejercicio. Antes de meterte en la cama, realiza unos estiramientos o unas respiraciones, que te relajen y preparen para el sueño.

2. Nada de cafeína. No necesitas ningún estimulante adicional, con los que ya has consumido durante el día. Pásate, mejor, a la valeriana u otra infusión relajante.

3. Un baño o una ducha. Además de relajarnos, aumentan la temperatura de nuestro cuerpo, que irá bajando durante la noche.

4. Ni tele ni móvil. Está comprobado que ambos son enemigos del sueño. No les dejes entrar y si lo haces, procura no encenderlos antes de dormir.

5. Copiosas cenas o una copa de más. Mejor algo ligero y saludable y poco alcohol, ya que, aunque parece que te da somnolencia, lo cierto es que evita que caigamos en un sueño profundo.

6. Una buena lectura. O mala, según los gustos. Hay personas que es coger un libro y entrar en el país de los sueños.

7. A oscuras. Evita cualquier luz, por pequeña que te parezca, porque puede interferir en nuestra producción de melatonina.

placeholder Foto: Cortesía Sweetpea.
Foto: Cortesía Sweetpea.

Guía de cuidados básicos

• Lávalas dos veces a la semana. Aunque depende de si sudas mucho o duermes con o sin pijama, lo ideal es que al menos no pasen siete días sin ir a la lavadora.

• Viva el agua caliente. Vale que en frío quedarán limpias, pero no se eliminarán las mismas bacterias. No preguntes, la diferencia es muy grande.

• Antes de lavar, trata las manchas. Así evitarás usar lejía. En el lavado, utiliza productos con oxígeno activo en lugar de cloro.

Tiende al aire libre. De esta forma el sol actuará como un verdadero blanqueante natural.

Dormir bien Sueño Ropa Trucos Tejido
El redactor recomienda