Logo El Confidencial
Que no te la den con cola

La última locura de Instagram para conseguir unos labios más carnosos

En la constante búsqueda por unos labios con más volumen, la red social preferida de los más jóvenes ha dado con la solución a medio plazo para lucir una boca a lo Angelina Jolie

Foto: Karlie Kloss, en el backstage de Carolina Herrera. (Getty)
Karlie Kloss, en el backstage de Carolina Herrera. (Getty)

No hay día en el que nos levantemos sin un reto viral o un truco absurdo procedente de Instagram. Cuando se acaban las buenas causas como el ‘ice bucket challenge’, el ingenio puede desencadenar en dos opciones: el truco que te salva la vida, como es el delineado con una horquilla, o el reto que puede tener aparatosas consecuencias.

Si a esta necesidad por hacer alguna locura que inesperadamente se convierta en genialidad, le unimos una de nuestras mayores demandas, tener unos labios gruesos y carnosos, surge el nuevo reto/truco que triunfa en Instagram: pegarse los labios.

[LEER MÁS: Cómo aumentar el volumen de tus labios (sin pasar por quirófano)]

Con lo de pegarse los labios no nos referimos a cerrarlos y evitar que nada entre en nuestra boca y así adelgazar. El reto -que aún no tiene nombre porque se ha viralizado en Tik-Tok, que es un red social tan, tan juvenil que ni utiliza hashtags- consiste en aplicarse pegamento encima del arco de Cupido y pegar el labio superior en esta zona.

El efecto que se logra es el de un labio superior mucho más grueso y expuesto, justo como en esas fotos que vemos en Instagram y que por más overlip, maquillaje y sérums que apliquemos, solo logramos infiltrando ácido hialurónico.

La inteligencia, más Y que millennial, ha desarrollado esta nueva técnica que puede tener consecuencias desastrosas, o no, sobre la piel. Para hacer el reto de la forma adecuada y sin sufrir ningún percance, lo más indicado es utilizar pegamento para aplicar pestañas postizas. Es hipoalergénico y nos aseguramos de que no irrite la piel.

Estas ávidas de labios gruesos jóvenes aplican el pegamento trazando una línea horizontal encima del arco de Cupido, prácticamente, atravesando el surco nasolabial. Se deja secar un poco el pegamento (unos 5 segundos según parece en los vídeos) y se presiona el labio superior contra la zona en la que se ha aplicado la cola durante otros 10 minutos.

El resultado es inmediato, el labio superior adquiere una forma de trapecio isósceles al estilo de las muñecas Bratz, que en su día nos recordaban a Angelina Jolie. El labio, frente a lo que pudiéramos imaginar, permanece en el lugar con la suficiente resistencia como para aguantar el paso de un labial, porque, por supuesto, hay que maquillarlos para que la boca se vea aún más grande.

[LEER MÁS. Labios aesthetic: los estás viendo, te gustan y los has probado, palabra de Instagram]

Sí, efectivamente se ve más volumen, la boca aparece más carnosa -en parte porque el labio está expuesto- y durar... dura varias horas. ¿Significa esto que sea una práctica recomendable? A la vista queda que no, después de comprobar cómo puede terminar el experimento.

Si eres una persona afortunada y tus labios quedan como si se tratara de un anuncio photoshopeado coreano, solo vivirás un breve pero incómodo momento… Sonreír. El pegamento cumple con su función y se queda perfectamente pegado, pero la piel tiende a volver a su ser y la aguda tirantez duele. Prueba de ello son muchos de los finales de los vídeos.

El otro daño colateral es que la piel no responda al pegamento y ni siquiera llegues a experimentar cómo tus labios quedan gruesos y bonitos. Si, además, a esto le sumamos ser un pelín imprudente y usar un pegamento de dudosa calidad o no recomendado para el uso sobre el cuerpo: quemaduras, irritación, infecciones…

Si hubiera que ponerle una etiqueta, sería la de reto que ver una vez y prohibir a familiares, amigos y a uno mismo.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios