Por qué la hidratación capilar es el nuevo must para tener un pelo sano y bonito
  1. Estilo
  2. Belleza
Nuevas rutinas

Por qué la hidratación capilar es el nuevo must para tener un pelo sano y bonito

Mantener los niveles idóneos de agua sobre el cuero cabelludo y las cutículas es un gesto esencial para presumir de una melena sana. Y bonita. Los expertos te aconsejan cómo hacerlo

Foto: Sasha Luss, en el desfile de alta costura de Chanel. (Getty)
Sasha Luss, en el desfile de alta costura de Chanel. (Getty)

Te resulta impensable no hidratar cada día la piel, tanto del rostro como del cuerpo, con el fin de que pueda cumplir con su misión de proteger tu organismo. Pero ¿qué sucede con el cuero cabelludo? Esta zona parece la eterna olvidada y de su óptimo mantenimiento depende que el pelo crezca sano. “La deshidratación del cabello se produce por la falta de agua y lípidos en su estructura interna. La hidratación otorga la flexibilidad capilar y el movimiento, mientras los lípidos aportan la unión entre las estructuras de queratina”, apunta Teresa Climent Benitez, licenciada en farmacia y directora técnica de Nuggela & Sulé.

[LEER MÁS: Por qué el champú exfoliante cambiará tu cabello para siempre (sin complicarte la vida)]

El motivo de por qué ahora nos preocupamos más por ello es que “el cabello está cada vez más expuesto a las agresiones externas: contaminación, coloración, productos de calor (como stylers y secadores), frío…Y eso provoca que sea necesario que en el mercado haya productos que respondan a estas necesidades”, reconocen desde el equipo artístico de Llongueras.

Las consecuencias

Lo que se ve a primera vista es que la melena se muestra sin brillo y con un tacto áspero. Esto le priva de tener un movimiento natural al mostrarse poco flexible, con tendencia a encresparse, a enredarse y a lucir sus cutículas abiertas. Pero si nos fijamos en la dermis, el principal efecto es que “un cuero cabelludo seco, después de un tiempo, probablemente tendrá caspa”, afirma Caroline Greyl, presidenta de Leonor Greyl.

[LEER MÁS: Los trucos que los mejores estilistas utilizan en su pelo a diario]

Teresa Climent Benítez va más allá y reconoce que esta condición “daña las células capilares y las defensas hidratantes naturales de esta piel también se deterioran”. Entre los efectos destaca la aparición de pequeños eccemas, el enrojecimiento y la descamación, que suelen ir acompañados de una picazón constante y una sensación de tirantez que puede desembocar en “la pérdida de cabello y en lucir un pelo más fino de un modo definitivo”, sostiene Caroline Greyl.

Amanda Seyfried y su melena siempre hidratada y con movimiento. (Getty)
Amanda Seyfried y su melena siempre hidratada y con movimiento. (Getty)

Los activos amigos

La farmacéutica identifica que para tratar el cabello seco o deshidratado hay que buscar tres tipos de ingredientes diferentes que actúan en sinergia:

Reengrasantes: destaca los aceites ricos en vitamina E (es un potente antioxidante que también hidrata) y en ácidos grasos insaturados (los omega 3 y omega 6 son agentes humectantes naturales que recubren y nutren los cabellos) y las mantecas vegetales (resultan útiles para mantener la hidratación y protegen frente a la sequedad). Entre sus aceites favoritos están los de coco, amapola, argán o almendras dulces, mientras que de las mantecas destaca la de karité, tucuma y cacao.

Hidratantes: son imprescindibles los aminoácidos, algunos derivados de la urea, la glicerina y el pantenol.

Filmógenos: su misión es crear una película hidratante, protectora y que corrija su falta de agua. Puedes identificarlos bajo el nombre de silicona, colágeno vegetal, escualeno o ceramida.

via GIPHY

Para actuar contra la deshidratación del cuero cabelludo, Teresa Climent Benitez sostiene que debes tener presentes las condiciones especiales que caracterizan a esta parte del cuerpo. Ella recuerda que aquí se encuentran los vasos sanguíneos, las glándulas sebáceas y las sudoríparas. Por esto, si el equilibrio entre ellos se altera, aparece la sequedad, “empeora la circulación sanguínea y la musculatura empieza a sufrir tensiones, causando un bloqueo en las glándulas sebáceas (responsables de producir sebo y mantener el cuero cabelludo hidratado)”.

Entre sus activos favoritos para combatir la falta de hidratación en esta zona resalta el aceite de almendras (rico en vitaminas, minerales y proteínas, revitaliza, tonifica y previene la caspa), el aceite de oliva (restaura la barrera lipídica), las ceramidas (reparan la piel), los omega 3 (calman, hidratan y mejoran la circulación), la alantoína (favorece la eliminación de células muertas) y los activos naturales calmantes y reparadores como la caléndula, el aloe vera o la lavanda.

Izabel Goulart en Cannes. (Reuters)
Izabel Goulart en Cannes. (Reuters)

Trucos para evitar la deshidratación del pelo

Aunque algunos expertos sostienen que el desequilibrio del agua y de los lípidos en el cabello se debe a factores externos, desde Nuggela & Sulé reconocen que hay algunos gestos que te pueden ayudar en la misión de mantener una cabellera hidratada y flexible:

Empieza por la alimentación. “El aceite procedente de pescados como el salmón contienen ácidos grasos omega 3, que estimulan las glándulas productoras de sebo”, apunta la farmacéutica. Si además añades vegetales ricos en vitamina A (como la zanahoria o la calabaza), regularás la producción de grasa.

Presta atención a la limpieza. Realízala con un champú específico para cabellos secos, que ayude a regenerar las células del cuero cabelludo. Hazlo con un suave masaje que estimule la circulación.

via GIPHY

No te olvides de la mascarilla. Úsala sobre medios y puntas una vez a la semana durante, al menos, diez minutos.

Evita las altas temperaturas. Elige siempre agua templada para ducharte y, antes de utilizar herramientas de calor, aplica un protector térmico que reduzca la destrucción de proteínas del pelo.

Presta atención a tus accesorios de peinado. Obvia los cepillos de plástico o metal ya que aportan electricidad estática. Y alíate con brumas cosméticas que te ayuden a cerrar las cutículas con el fin de reducir la pérdida de agua.

[LEER MÁS: ¿Acondicionador, mascarilla o spray? Estas son las diferencias]

¿Ayuda extra? Visita al estilista

Todos esos trucos sirven como modo de prevención, pero “cuando el pelo está muy castigado, lo más recomendable es acudir al salón a realizarse un tratamiento profesional”, apuntan desde el equipo artístico de Llongueras. Ellos recomiendan su Efecto Bótox Capilar, que trabaja el cabello con un cóctel de activos naturales de alta calidad, como son los aminoácidos, las vitaminas, el pantenol o el aceite de caviar, con el fin de conseguir una nutrición completa y una hidratación profunda en cualquier tipo de melena.

Para ello, se prepara el pelo lavándolo con un champú anti-age que retira todas las impurezas antes de aplicar el cóctel bótox, de raíces a puntas, con un pincel. La fórmula debe penetrar durante unos 15 minutos antes de aclararlo en un 80%. Por último, se seca y se peina con el fin de que, desde el primer momento, puedas ver los resultados de una cabellera con extra de brillo.

PRODUCTOS

Fórmulas para un cabello hidratante.
Fórmulas para un cabello hidratante.
  1. L’Huile de Leonor Greyl (35,20 €). Aceite prelavado para aplicar en medios y puntas que desenreda, suaviza, embellece y refuerza las cutículas.
  2. Well-Being Shampoo de Davines (20,95 €). Champú sin parabenos, sulfatos ni siliconas pero con ingredientes ricos en vitamina C que permite hidratar y vigorizar tanto el pelo como el cuero cabelludo.
  3. Hydrating Shampoo de Moroccanoil (19,92 €). Con aceite de argán, vitaminas A y E y algas rojas, este champú limpia e hidrata aumentando la suavidad de la melena.
  4. Hydrate Me Rinse de Kevin Murphy (25,30 €). Acondicionador con antioxidantes que nutre y sella las cutículas con el fin de reducir la pérdida de agua y aumentar el brillo de la superficie del pelo.
Fórmulas para un cabello hidratante.
Fórmulas para un cabello hidratante.

  1. Weekly Retreat de eSalon (15 €). Tratamiento de hidratación profunda que también protege, suaviza y aporta un extra de brillo.
  2. Fructis Hair Food Aloe Vera, de Garnier (6,96 €). Con un 98% de ingredientes naturales, este concentrado se puede usar como mascarilla o acondicionador para crear un efecto hidratante, sin generar peso ni sensación grasa.
  3. Maar Nuggela & Sulé (10,41 €). Bruma capilar sin aclarado que sella la cutícula, equilibra el pH y minimiza el frizz.
  4. Miracle Oil Nourish de Aussie (5,99 €). Aceite ligero con extracto de semilla de cáñamo para controlar el encrespamiento, suavizar y manejar mejor las cutículas.
Cabello Queratina Caída del pelo Hidratante
El redactor recomienda