Fórmulas para mantener el color (y no echar tanto de menos a tu peluquero)
  1. Estilo
  2. Belleza
MELENA TOP

Fórmulas para mantener el color (y no echar tanto de menos a tu peluquero)

Estos remedios son fáciles de conseguir, fáciles de aplicar y te ayudarán a sobrevivir 'capilarmente' esta temporada

Foto: Melena ligera y limpia. (Alex Suprun para Unsplash)
Melena ligera y limpia. (Alex Suprun para Unsplash)

Si tienes el pelo teñido, seguro que nunca has estado tanto tiempo sin ir al peluquero. Te has leído todas las informaciones que damos los medios de cómo arreglar el color, peinados para ocultar las canas… Pero hay un sencillo remedio que puede que te ayude a prolongar tu tono y quizá también a mantener un poco más ese que se va desdibujando lavado tras lavado. Estos productos de los que te vamos a hablar intensifican tu cabello, pero además ayudan a mejorar el brillo y colaboran para que luzcamos una melena de aspecto más sana.

En ocasiones te hemos hablado de este tipo de fórmulas que contienen pigmentos más intensos y que penetran más en la fibra. Desde Elvive, incluso nos dan un manual de uso, porque aunque algunos lo permiten, sus activos que son tan intensivos debemos utilizarlos como un tratamiento, no como un jabón para lavar nuestra melena: "Lo más recomendable es utilizarlo una vez a la semana. Para el resto de lavados, recurre a fórmulas de uso diario que protejan tu color como la de Elvive Color-Vive especial cabellos teñidos o con mechas", nos cuentan desde la marca.

Toma nota de algunas de las fórmulas más exitosas para sobrevivir estos días:

placeholder
Champús azules y otros cosméticos matificantes del color.

Para tonos castaños

También las morenas pueden matizar en casa con estos productos las diferentes tonalidades del cabello castaño. Al usar un champú morado sobre un cabello castaño, lo que hacen es revitalizar los tonos cálidos y anular ese tono anaranjado o cobrizo al que tienden muchos tintes.

1. Champú Blue Malva de Aveda (40,57€). Perfecto para las melenas con canas. También revitaliza los tonos cobrizos. 2. Total Results Brass Off de Matrix (6,90€). Permite equilibrar los tonos tanto en las morenas como en las rubias, corrige el color e hidrata. 3. Color Extend Brownlights Shampoo de Redken (21,14€). Su acción la observarás con el paso de los usos. Proporciona brillo y matiza los tonos cobrizos y anaranjados. 4. Crema Super Matizante de Olia (10,74€). Es una fórmula que matiza, no es por tanto para lavar. Se aplica después del acondicionador y se deja actuar 10 minutos.

placeholder
Champús morados.

Para rubios

Los pigmentos violetas están de moda y ese poder bloqueador en cada lavado del rubio 'feo' al que tienden las melenas claras los ha convertido en un imprescindible. Recupera tu melena con la magia de estas fórmulas que recuperan la naturalidad del dorado.

5. Champú Color Extende Blondag, de Redken (16,45 €). Además de contener pigmento violeta, ayuda a fortalecer e iluminar el cabello gracias al Triple Acid Protein Protect. 6. Bain Lumiere Blond Absolu, de Kérastase (17,30 €). Ilumina e hidrata el cabello con componentes como el ácido hialurónico. 7. Fórmula Violeta, de Tresemmé, para cabellos rubios o platinos. Contienen extracto de perla para una mayor suavidad y brillo, y, por supuesto, pigmento violeta. 8. Goodbye Yellow, de Schwarzkopf (14,70 €). Se trata de un champú con una alta pigmentación para terminar con ese efecto amarillo que no queremos en la melena rubia. Como novedad, combina pigmentos azules y violetas para conseguir un rubio vibrante.

placeholder
3

Para todas

9. Esta fórmula contiene aceite de rosa de almizcle y extracto de bayas de goji para proteger el color y la decoloración. 10. Color Lustre Shampoo, de Shu Uemura. Dicen que es una herramienta para el brillo, reparar el daño y suavizar. 11. Nº4, de Olaplex. A base de ingredientes orgánicos muy hidratantes que buscan resaltar el brillo del cabello teñido, de Rahua. 12. Este acondicionador profundamente hidratante revive el cabello más opaco con su potente mezcla de aceites. Creme de Soin a L'Amarante Conditioner, de Leonor Greyl.

El redactor recomienda