La belleza de Ingrid García-Jonsson, la verdadera revelación de San Sebastián
  1. Estilo
  2. Belleza
Suecia-España

La belleza de Ingrid García-Jonsson, la verdadera revelación de San Sebastián

Protagonista de ‘Explota, explota’, la actriz hispano-sueca se ha paseado por el Festival de Cine de San Sebastián irradiando una belleza muy natural y libre de tendencias

Foto: La belleza de Ingrid García-Jonsson, la verdadera revelación de San Sebastián
La belleza de Ingrid García-Jonsson, la verdadera revelación de San Sebastián

A sus 29 años, Ingrid García-Jonsson acumula películas y éxitos en la gran pantalla. Ahora, con la gran Raffaella Carrà como narradora de sus peripecias en el cine, estrena ‘Explota, explota’ en el Festival de Cine de San Sebastián y con cada uno de sus looks de moda y belleza aprendemos una lección nueva.

[LEER MÁS. Eclécticos y fáciles de copiar: los looks de Ingrid García-Jonsson en San Sebastián]

La actriz es capaz de sacudir las tendencias y adaptarlas a su estilo, lo que deberíamos hacer todos en vez de seguirlas a pies juntillas. Una de sus claves es su total falta de miedo a la hora de probar cosas nuevas -en la cuarentena se tiñó las cejas de morado- y su melena, siempre bob.

Ingrid García-Jonsson, en la alfombra roja de San Sebastián. (Getty)
Ingrid García-Jonsson, en la alfombra roja de San Sebastián. (Getty)

Mitad sueca y mitad española, Ingrid García-Jonsson encarna a la perfección las enseñanzas de la cosmética nórdica -maquillaje muy natural y una piel iluminada y jugosa-, con un estilo muy desenfadado.

[LEER MÁS. Belleza nórdica: cosméticos y rituales para una piel impoluta]

Lejos de cubrir su piel clara y con pecas con capas de maquillaje, Ingrid siempre busca la menor cobertura posible, para conseguir el tan ansiado efecto ‘buena cara’, eliminando de la rutina correctores o iluminadores y centrándose en la elección de la base de maquillaje. Les Beiges Teint Belle Mine Naturelle de Chanel (51€) se ha convertido en uno de los fetiches de la actriz.

Ingrid García-Jonsson, en el Festival de Cine de Málaga. (Getty)
Ingrid García-Jonsson, en el Festival de Cine de Málaga. (Getty)

La base es una de las novedades de la temporada y ofrece la cobertura gradual que elijas, así que para un evento de día podemos ver a Ingrid con una piel más natural y con un velo unificador, resultado de la aplicación de una ligera capa de maquillaje con los dedos-, mientras que por la noche, la misma base, dada con pincel y con más producto, iguala la piel y cubre cualquier imperfección. Aunque se trata de una base de maquillaje de larga duración, deja la piel profundamente hidratada sin ningún tipo de tirantez o pliegue; al fin y al cabo, el 40% de su fórmula es agua.

Aunque su impoluta piel y sus simpáticas pecas son desde el apartado beauty toda una inspiración, sin duda la cualidad más característica de Ingrid García-Jonsson es su cabello. Antes de que el bob se convirtiera en la tendencia indiscutible de la temporada, la actriz ya lucía con mucha personalidad el corte de pelo.

Ingrid García-Jonsson, en el Festival de Cine de Málaga con su habitual cabello alborotado. (Getty)
Ingrid García-Jonsson, en el Festival de Cine de Málaga con su habitual cabello alborotado. (Getty)

Su bob tiene un cierto aire retro y siempre parece estar alborotado muy sabiamente, multiplicando el volumen de la melena. Durante mucho tiempo, Ingrid apostó por llevar el cabello liso, pero sin caer en el acabado pulido, en parte para poder dar forma a su flequillo, otro importante hit de su look. Recto y naciendo perfectamente definido de la parte central de su cabeza, su flequillo ha revolucionado por completo su imagen. Le gusta llevarlo revuelto y prácticamente peinado con los dedos, cubriendo ligeramente sus ojos. Tanto si lleva el cabello recogido como si lo lleva suelto, la actriz lo atusa sabiamente para que se adapte a su imagen desenfadada. Demostrando la versatilidad de su flequillo, Ingrid también lo suele llevar más peinado, tornando las puntas hacia dentro para conseguir un acabado más años 60-70.

La versión más retro de Ingrid García-Jonsson. (Getty)
La versión más retro de Ingrid García-Jonsson. (Getty)

El color de la melena de Ingrid García-Jonsson también merece una mención especial. Su color natural es un rubio rojizo, clara herencia de su genética sueca, a juego con las pecas que salpican su nariz y mejillas. En San Sebastián hemos podido a la actriz con una nueva coloración, un rubio más frío y platino, que no nace de la misma raíz, sino varios centímetros más abajo. Dejar las raíces varios tonos más oscuras se ha convertido en la tendencia del otoño. Con este tipo de coloración se consigue aclarar el cabello de una forma mucho más natural. Además, Ingrid ha acompañado su melena bob platino con un peinado más ondulado de la habitual, creando un look rompedor que ha escalado puestos entre nuestros preferidos de San Sebastián.

Y por último, no podíamos olvidarnos de los ojos de la actriz. En vez de enmarcarlos con colores oscuros, como hace, por ejemplo, Amaia Salamanca, Ingrid García-Jonsson recurre a la misma luz que aplica a su piel y cabello. Sus maquillajes de ojos siempre son muy luminosos, recurriendo a sombras irisadas en tonos rosados y a ahumados café, para dar profundidad e intensidad a la mirada. La máscara de pestañas no suele faltar en ninguno de sus looks para la alfombra roja, aunque, para el día a día, Ingrid es la máxima defensora de la cara lavada, y no nos referimos al maquillaje natural, sino a no llevar nada que no sea una buena hidratante y protector solar.

Ingrid García-Jonsson, con su habitual coleta deshecha. (Getty)
Ingrid García-Jonsson, con su habitual coleta deshecha. (Getty)

Lo dicho, ha nacido una musa de la belleza natural.

Festival de San Sebastián Cabello Chanel Maquillaje
El redactor recomienda