Es noticia
Menú
¿Qué son las líneas de marioneta y cómo podemos mejorarlas?
  1. Estilo
  2. Belleza
DUDAS ESTÉTICAS

¿Qué son las líneas de marioneta y cómo podemos mejorarlas?

Entre estas, el código de barras y los surcos nasogenianos andamos un poco perdidos. Varios expertos nos ayudan a diferenciarlos y a tratar las arrugas de marioneta, de las que menos se habla

Foto: La edad hace que nuestra sonrisa se caiga (Imaxtree)
La edad hace que nuestra sonrisa se caiga (Imaxtree)

Se llaman así porque se parecen a las que tienen los muñecos de los ventrílocuos: esas aberturas que van de las comisuras de la boca hasta la mandíbula para que el muñeco pueda mover la boca y que, trasladado al universo humano, ocupan el mismo espacio, pero en su lugar son un surco. Como detalla la Dra. Paloma Borregón, directora de la clínica Kalosia y miembro del GEDET (Grupo de Dermatología Estética y Terapéutica) de la AEDV, “con la edad la comisura de la boca pierde grasa y se hunde, además de que cae por la propia gravedad; esto acaba marcando las líneas de marioneta o pliegues de amargura que llegan incluso hasta el mentón en los casos más graves, lo que da un aspecto de cara de cansancio, pena y tristeza a partir de los 35 años”.

placeholder Apúntate a maquillar tu boca 'al desnudo'. (Imaxtree)
Apúntate a maquillar tu boca 'al desnudo'. (Imaxtree)

Es decir, llegan cuando los tejidos del tercio inferior de la cara descienden por culpa de la pérdida de colágeno y, por tanto, de la flacidez, algo que, según los expertos de Primor, es más frecuente en mujeres que en hombres porque estos tienen la piel más gruesa. ¿Solo es cosa de la edad? Como en cualquier aspecto relacionado con el envejecimiento, no. También influyen factores que degradan la calidad cutánea como el estrés, la pérdida de peso, el consumo de tabaco o alcohol y la exposición solar como señalan desde Instituto Médico Láser, además de la predisposición genética.

Foto:

Aclarando conceptos

Pero, ojo, no deben confundirse, y esto pasa mucho, con los surcos nasogenianos, esos pliegues que se forman desde la base de la nariz y descienden de forma oblicua hasta la comisura de los labios (y por tanto quedan 'encima' de las de marioneta) ni con el código de barras, que son esas arruguitas verticales que se forman encima de la boca por la contracción del músculo orbicular.

placeholder La piel seca tiende a ser áspera y las arrugas se ven más pronunciadas en ella. (Unsplash)
La piel seca tiende a ser áspera y las arrugas se ven más pronunciadas en ella. (Unsplash)

En general, todo este tipo de arrugas se puede corregir mediante dermatología estética, sea con materiales de relleno o con técnicas que mejoren la textura de los tejidos como el peeling químico, el láser de CO2, los factores de crecimiento o la propia grasa del paciente. Pero como queremos centrarnos en las arrugas de marioneta, le hemos pedido a la Dra. Conchita Pinilla, cirujana plástica, que nos indique las más oportunas: “Si utilizamos rellenos, uno de los tratamientos más habituales en este caso, lo mejor es que sea con ácido hialurónico poco denso, que dé soporte a la zona y recoloque los tejidos de todo el tercio inferior facial si hace falta, e igualmente con estimuladores de colágeno como la hidroxiapatita de calcio. Otra opción son los hilos tensores, los cuales también inducen colágeno y elastina, además de traccionar los tejidos; tenemos la radiofrecuencia, y en los últimos años, Ultherapy, es decir, ultrasonidos focalizados de alta intensidad que reafirman y mejoran la calidad cutánea de manera totalmente natural, sin artificios”.

Eso sí, cuando los también llamados pliegues de la amargura son muy acusados, la solución, explica la cirujana, puede estar en el bisturí y lo suyo es recurrir al lifting del tercio medio inferior.

Foto: Hemos probado el aparato que reduce las arrugas (Fleur Kaan para Unsplash)

La cosmética al rescate

¿Y las cremas, pueden hacer algo en este caso? Ayudan, sobre todo, a mejorar la calidad de la piel o si, como cuentan desde Instituto Médico Láser, los pliegues son aún sutiles y no hay lo que se llama fractura epidérmica, es decir, el surco marcado. Como apuntan desde Primor hará falta una buena hidratación, la base de la elasticidad, y lo conseguiremos con cremas y sérums ricos en ácidos hialurónicos de diferentes pesos moleculares, la urea o el aloe vera. A la hora de estimular el colágeno, los ingredientes en los que nos tenemos que fijar son sobre todo la vitamina C y otros antioxidantes, como la vitamina E, la niacinamida, y de noche, el retinol.

Te proponemos:

Tratamiento de noche Skin Longevity Long Life Herb Night Bare Minerals (32,90 euros). Gracias a su extracto de hierba de la longevidad, refuerza los tejidos y retrasa los signos de envejecimiento durante la noche, aumentando la función barrera para mejorar su resistencia a las agresiones del día.

placeholder Bareminerals.
Bareminerals.

Comprar

Shot de Retinol de Martiderm (26,37 euros). Tiene un 0,3% de retinol y añade niacinamida. Mejora las arrugas y las líneas de expresión y forma un potente complejo renovador de la piel. Se usa de noche.

placeholder Martiderm.
Martiderm.

Comprar

Sérum de vitamina C de Artistry, (52 euros). Añade tres ácidos hialurónicos de pesos moleculares distintos, para que, además de combatir los radicales libres que genera la contaminación o la exposición solar, también tengamos una piel bien hidratada. La vitamina C está concentrada al 10%.

placeholder Artistry.
Artistry.

Comprar

Bálsamo Global Repair de Filorga (79,94 euros). Combina activos vegetales con factores de reparación intensiva para actuar sobre la firmeza, elasticidad, arrugas, volúmenes y óvalo facial.

placeholder Filorga.
Filorga.

Comprar

En calidad de afiliado, Vanitatis obtiene ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables. La inclusión de enlaces no influye en la independencia editorial de este medio: los redactores seleccionan y analizan los productos libremente, según su criterio y conocimiento especializado.

Se llaman así porque se parecen a las que tienen los muñecos de los ventrílocuos: esas aberturas que van de las comisuras de la boca hasta la mandíbula para que el muñeco pueda mover la boca y que, trasladado al universo humano, ocupan el mismo espacio, pero en su lugar son un surco. Como detalla la Dra. Paloma Borregón, directora de la clínica Kalosia y miembro del GEDET (Grupo de Dermatología Estética y Terapéutica) de la AEDV, “con la edad la comisura de la boca pierde grasa y se hunde, además de que cae por la propia gravedad; esto acaba marcando las líneas de marioneta o pliegues de amargura que llegan incluso hasta el mentón en los casos más graves, lo que da un aspecto de cara de cansancio, pena y tristeza a partir de los 35 años”.

El redactor recomienda