Frente y mirada con más arrugas y manchas esta rentrée... ¿Qué hacer?
  1. Estilo
  2. Belleza
PUESTA A PUNTO DE TU PIEL

Frente y mirada con más arrugas y manchas esta rentrée... ¿Qué hacer?

Después de otro verano con mascarilla, marcamos más las arrugas para enfatizar la expresión de la mirada al mismo tiempo que aumentan las manchas en el tercio superior

Foto: Poner a punto la piel para el invierno es fundamental. (Freestocks para Unsplash)
Poner a punto la piel para el invierno es fundamental. (Freestocks para Unsplash)

Es el segundo verano usando mascarilla para protegernos del covid-19, aunque no haya sido a tiempo completo. Y si de por sí cuando volvemos de vacaciones la piel es un poema en forma de deshidratación, arrugas, pigmentaciones y falta de tono, este año además el envejecimiento es, digamos, selectivo. Por ejemplo, gesticulamos más con la mirada para compensar la zona cubierta, porque la sonrisa, que tanto dice, está oculta.

Foto: Foto: Alexander Krivitskiy para Unsplash.

Como explican desde Fridda Dorsch, la piel de la zona alta se contrae por encima de sus posibilidades y todo el peso recae sobre párpados, cejas y contorno de los ojos, lo que se traduce en surcos del tercio superior. Ocurre sobre todo con las arrugas dinámicas, las que se producen por gesticular y que se acentúan más en personas expresivas. Y como señala Marta Hermosín, especialista en dermocosmética del Instituto de Dermatología Integral, la solución estética está en neuromoduladores, como son la toxina botulínica y el ácido hialurónico. Pero también están las arrugas estáticas, que no varían con la expresión y se deben sobre todo al envejecimiento y a la radiación solar, algo de lo que vamos sobrados en los meses de verano. “Las horizontales de la frente, el ceño y las patas de gallo pueden aumentar en las personas que fuerzan su gestualidad”, opina la experta. En este caso, el bótox actúa sobre la musculatura encargada de gesticular haciendo que se contraiga con menos fuerza, lo que no solo disminuye los surcos, sino que da un aspecto más relajado y descansado. A su vez, la infiltración con ácido hialurónico rellena los pliegues y los difumina.

placeholder Combate tus nuevas arrugas y manchas. (Imaxtree)
Combate tus nuevas arrugas y manchas. (Imaxtree)

Rostro bicolor

Melasmas, cicatrices hiperpigmentadas y léntigos solares son habituales en la rentrée. Con la mascarilla y la protección solar ocurre lo siguiente: si somos aplicados y extendemos la crema por debajo de la tela al igual que en el resto de la cara, el resultado será, probablemente, casi uniforme. Sin embargo, muchas veces aplicamos el SPF con el tapabocas puesto, y por tanto, solo en la zona descubierta, algo que es, según PFC Cosmetics, un error, dado que “la mascarilla solo cubre el 50%, y además el tejido no protege de la radiación UV”. Eso sí, las fibras sintéticas parece que generan una mayor protección que las de algodón, así como los colores oscuros y las telas con mayor capacidad de filtrado. Según Marta Hermosín, el peligro no está solo en cuando nos exponemos al sol en la playa o piscina, sino en el día a día caminando por la calle. Si no nos protegemos adecuadamente, “al llevar mascarilla, en lugar de un tono único, acabamos con dos. Es necesario hacer una despigmentación y homogeneizar así la piel, con peelings de ácido cítrico, láctico o kójico en combinación con láseres tipo Q-Switched y hacer hincapié en las áreas más manchadas”, así como combinar tratamientos que estimulen el colágeno y la elastina para que el rostro recupere la textura jugosa y elástica.

Maskitis: dermatitis por mascarilla

Si nos centramos en la zona tapada, además del consabido acné están las dermatitis. Aunque suelen mejorar en verano por el sol, la mascarilla puede hacer que proliferen bacterias y aparezcan erupciones o eczemas acompañados de enrojecimiento, inflamación o sequedad: es lo conocido como maskitis. La experta del Instituto de Dermatología Integral sugiere, además de cambiar más a menudo la mascarilla, optar por las FPP2, menos pegadas a la cara. “En pacientes con piel muy grasa conviene pasarse a las de filtro de un solo uso e intentar que el alambre de la zona superior quede marcado para que haya menos contacto de la tela con la piel, así como evitar las de tela. Al llegar a casa será esencial una limpieza facial en dos partes: conviene tener dos desmaquillantes y dos tónicos diferentes, y limpiar con leche la parte superior pero con un jabón neutro la zona cubierta, así como aplicar a conciencia el tónico para equilibrar el pH".

Foto: Cuídate de los efectos de un día de playa desde la ducha. (Drew Dau para Unsplash)

"En cuanto a las cremas, yo opto por una para cutis mixto o seco en el tercio superior y otra de base más acuosa o para piel grasa en el inferior”, añade. Ante una piel irritada o con acné, lo importante es esperar a que vuelva a su equilibrio, como explica Annie Eugenieva, directora de la clínica Face and Body by Annie. “Antes de tratar una alteración por acné es imprescindible respetar la tipología cutánea y adaptar el tratamiento, y cuando la piel esté fuerte tendrá sus herramientas para protegerse, por lo que será más resistente a las afecciones”. Los activos cosméticos calmantes no pueden faltar: alantoína, urea y ceramidas, altamente reparadores; hidratantes como el ácido hialurónico; el aloe vera, que aumenta la capacidad defensiva de la piel, y aquellos que proporcionan confort, como la caléndula o el aciano.

Mascarilla Arrugas Protección solar Cremas Botox
El redactor recomienda