Es noticia
Menú
¿Es posible tener una reacción alérgica a las uñas acrílicas?
  1. Estilo
  2. Belleza
SALUD & BELLEZA

¿Es posible tener una reacción alérgica a las uñas acrílicas?

Si desde hace tiempo no puedes vivir sin tus uñas acrílicas, estate muy atenta a en qué condiciones te las hacen, o corres el riesgo de sufrir una reacción alérgica que, en el peor de los casos, te hará olvidarte hasta de la manicura semipermanente

Foto: Foto: Adrienne Andersen para Pexels.
Foto: Adrienne Andersen para Pexels.

Basta con echar un vistazo a las redes sociales para encontrar infinidad de opciones de manicuras de cualquier tipo. Desde uñas cortas en colores clásicos hasta otras de largo casi imposibles, pasando por las de tamaño medio, con dibujos, decoraciones y efectos de lo más variopintos. Está claro que las manicuras se han convertido en un accesorio de belleza imprescindible con el que se puede decir mucho sin necesidad de abrir la boca. Algunos diseños requieren de tanto tiempo y esfuerzo que es recomendable hacerlos sobre unas uñas acrílicas, ya que al realizarlos sobre las naturales solo permanecen en ellas unos días. Además, es de lo más cómodo saber que después de acudir al centro de belleza, tus manos van a estar perfectas durante dos o tres semanas. El problema que tiene el abusar de esta técnica es que la uña natural puede volverse más frágil y delgada, pero ¿sabías que también algunas acrílicas pueden llegar a causar reacciones alérgicas.

Foto: Jennifer Lopez, con manicura de Tom Bachik. (Instagram/@tombachik)

¿Qué son las uñas acrílicas?

Empecemos por el principio. Las uñas acrílicas son una extensión que se añade a la uña natural para conseguir mayor longitud y resistencia. Para su elaboración, la manicurista mezcla un polvo y un líquido que forman un gel maleable que se extiende sobre la uña y, una vez se ha secado, se lima para darle la forma deseada. “Este mix se ejecuta con un polímero en polvo y un monómero líquido, donde este último es el que hace posible que no sea necesario un secado en lámpara, al contrario que ocurre con las uñas de gel”, explica Lola Galindo, directora de Nail’s Secret.

placeholder Foto: Henry Coheezz para Unsplash.
Foto: Henry Coheezz para Unsplash.

“La gran ventaja que tienen es que son resistentes, por lo que son ideales para las personas que tengan las uñas quebradizas y débiles, y también son recomendadas y muy beneficiosas para construir las uñas mordidas en caso de sufrir”, añade. Aunque tampoco hay que obviar que son estéticamente muy bonitas y cómodas.

¿Qué puede causar la alergia a las uñas acrílicas?

No hay que olvidar que este tipo de técnicas pueden dejar las uñas débiles, quebradizas y deshidratadas; así como los químicos que contienen los productos utilizados pueden irritar la piel de alrededor o provocar dermatitis alérgica por contacto. “La causa de los problemas que nos encontramos con las uñas acrílicas o las manicuras semipermanentes son los acrilatos, que son materiales plásticos formados por la polimerización de monómeros derivados del ácido acrílico. Los monómeros acrílicos tienen gran capacidad irritante y de sensibilización sobre la piel”, explica la doctora Leticia Alonso, dermatóloga del Grupo Pedro Jaén La Moraleja.

Foto: El nail sluging mejora la hidratación de las cutñiculas es idóneo para el momento de dejarla descansar del esmaltado. (Imaxtree)

¿Qué síntomas pueden aparecer en uñas y piel?

Picor, enrojecimiento y descamación alrededor del lecho ungueal son las tres reacciones que deben hacer saltar las alarmas. Aunque “también pueden presentarse escozor, exudación en formas más agudas, descamación y fisurización en formas más crónicas. Y hay que tener en cuenta que la dermatitis o eccema de contacto pueden aparecer en la zona dónde se aplica, alrededor de la uña y pulpejos de dedos, aunque también a distancia, en la cara (párpados o labios) y en el cuello”, añade la dermatóloga.

Si aparecen estos síntomas, lo suyo es acudir al médico para que valore si se trata de una dermatitis de contacto irritante o una dermatitis de contacto alérgica. “La historia clínica y la exploración pueden orientar: según el tipo de eccema y el área afectada o el momento de aparición. Y para confirmar una dermatitis de contacto alérgica se deben realizar pruebas epicutáneas”, aclara la doctora.

placeholder Foto: Cottonbro Studio para Pexels.
Foto: Cottonbro Studio para Pexels.

Lo malo es que, en el caso de confirmarse una dermatitis de contacto de tipo alérgico, deberías evitar acercarte a los acrilatos, como son uñas acrílicas, uñas de gel, esmaltes semipermanente o permanentes. Pero sí podrías usar uñas postizas, ya que no se han descrito reacciones a los adhesivos utilizados, o incluso esmaltes clásicos. Aunque el problema más importante o preocupante de la sensibilización a los acrilatos es que “estos compuestos están presentes en materiales médicos como vendajes adhesivos, pegamentos quirúrgicos, cementos que se emplean habitualmente en traumatología y odontología y en los sensores de glucosa para diabéticos, por ejemplo; algo que podría impedir o dificultar ciertos tratamientos en el futuro”, advierte la especialista de Grupo Pedro Jaén La Moraleja.

Para evitar llegar a este punto es relevante que acudas a realizarte la manicura a centros especializados, en donde la higiene sea más que evidente, así como la profesionalidad de sus técnicos y la fiabilidad de los productos que emplean. “Existen referencias que contienen químicos, como el metacrilato de metilo, que se usa en los monómeros dentales y hace muchos años también se empleaba para crear uñas artificiales. Pero la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos) llegó a determinar que los productos que contuviesen monómeros de MMA eran demasiados peligrosos para la salud, pues producían alergias en la piel, pérdida permanente de la superficie de la uña y pérdida permanente de sensación en la yema de los dedos”, concluye Galindo.

Basta con echar un vistazo a las redes sociales para encontrar infinidad de opciones de manicuras de cualquier tipo. Desde uñas cortas en colores clásicos hasta otras de largo casi imposibles, pasando por las de tamaño medio, con dibujos, decoraciones y efectos de lo más variopintos. Está claro que las manicuras se han convertido en un accesorio de belleza imprescindible con el que se puede decir mucho sin necesidad de abrir la boca. Algunos diseños requieren de tanto tiempo y esfuerzo que es recomendable hacerlos sobre unas uñas acrílicas, ya que al realizarlos sobre las naturales solo permanecen en ellas unos días. Además, es de lo más cómodo saber que después de acudir al centro de belleza, tus manos van a estar perfectas durante dos o tres semanas. El problema que tiene el abusar de esta técnica es que la uña natural puede volverse más frágil y delgada, pero ¿sabías que también algunas acrílicas pueden llegar a causar reacciones alérgicas.

Tendencias
El redactor recomienda