El anti it bag que arrasa en redes sociales
  1. Estilo
  2. Moda
el bolso que vas a querer

El anti it bag que arrasa en redes sociales

Descubre los secretos del bolso que las verdaderas fashionistas tienen. ¿Estás preparada para desear muchísimo un bolso del que nunca habías oído hablar?

placeholder Foto: Imagen: Bovy.
Imagen: Bovy.

Los noventa fueron una década repleta de bolsos con nombre propio destinados a convertirse en carne de lista de espera y símbolo de estatus. Si el 2.55 de Chanel estaba destinado a ser un bolso atemporal capaz de funcionar durante toda la vida, los it bags se convertían en bolsos que tan solo duraban una temporada a la moda, pues a la siguiente, de forma irremediable, un nuevo modelo tomaba su lugar.

Los it bags se convirtieron en los vestigios de la fugacidad de la moda y los logos y las siluetas que los definían eran aplaudidos por las fashionistas que hacían de ellos los carteles de neón con los que indicar que estaban a la moda y que tenían el presupuesto necesario para hacerse con el bolso de la temporada.

De repente, algo cambió. Las redes sociales suspiraron por el bucket bag de Mansur Gavriel, que en 2013 se convirtió en el bolso más aclamado. Ni logos, ni estridencias ni firmas conocidas fueron las responsables de su éxito, cuyos ingredientes eran la calidad y la simplicidad. Por si fuera poco, sus precios rondaban los 500 €, algo poco habitual en un bolso que todas las celebrities e influencers invitaron a sus armarios.

Hoy, el modelo que triunfa es de Boyy, cuya exquisita factura y su ausencia de adornos innecesarios han logrado que esta marca sea la preferida por las fashion insiders, que presumen de llevar en su brazo un bolso de calidad que solo las que realmente saben de moda conocen. Una vez más, se trata de una palmadita en la espalda al lujo silencioso.

Ver esta publicación en Instagram

KARL 24 Double Handle, Murano Blue @rebeccalaurey

Una publicación compartida de B O Y Y (@boyyboutique) el

La primera señal de que la marca estaba destinada a ser carne de redes sociales llegó cuando la cantante y actriz francesa Lou Doillon fue fotografiada con un Boyy en Nueva York tras haber pedido a sus diseñadores, Jesse Dorsey and Wannasiri Kongman, que le enviaran un modelo a su agencia parisina. Por supuesto, las influencers también tuvieron mucho que ver en el éxito de la marca. Leandra Medine, de Man Repeller, subió una foto de uno de sus modelos indicando a sus seguidores que lo necesitaba.

La firma ha asegurado a 'Business of Fashion' que sus ventas han alcanzado los 22 millones de dólares en 2018, consiguiendo así un incremento del 150% de sus ventas en tan solo tres años. Sus bolsos están hechos en Milán y se venden en titanes fashionistas como Selfridges y Moda Operandi.

Los creadores de Boyy lanzaron su primer bolso hace 12 años, cuando los it bags eran todavía esenciales en los armarios de las entendidas de la moda. En lugar de apostar por modelos hiperfemeninos repletos de aplicaciones, apostaron por una estética masculina para crear el autentico anti it bag. Y lo lograron. La fundadora de Colette, Sarah Andelman, encargó 30 bolsos cuando los vio por primera vez para venderlos en su tienda. Por aquel entonces sus precios no eran tan elevados como lo son en la actualidad, algo que Julie Gilhart, directora de moda de Barneys, les echó en cara.

Hoy, sus bolsos siguen siendo relativamente asequibles -comparados con los it bag de antaño- y son un básico para las más exigentes de la moda, que quieren diseños de calidad que no tenga todo el mundo.

Bolsos Redes Sociales Chanel Insiders
El redactor recomienda