Logo El Confidencial
el diseñador que siempre voló libre

Alexander McQueen: anarquista, revolucionario... y genio de la moda

Su figura se equipara a la de Balenciaga, Yves saint Laurent y Dior. Al igual que ellos recibió un homenaje póstumo en el Met de Nueva York titulado Savage Beauty

Foto: Imagen de Alexander McQueen en el Teatro Nacional de Londres. (Fuente: Getty).
Imagen de Alexander McQueen en el Teatro Nacional de Londres. (Fuente: Getty).

Alexander McQueen vivió poco pero intenso. Como ocurre con muchos iconos de la cultura popular (Amy Winhouse, Marilyn Monroe, Jimy Hendrix…) la muerte le sobrevino antes de tiempo (2010). Con 40 años de edad dijo adiós al mundo sensible y al mundo de la moda, que para él venían a ser uno solo. No creía en la idea de un diseñador de moda convertido en estrella; claro que, no era a él a quién le correspondía decidir cómo ser recordado en el mundo que él mismo vistió de alta costura irreverente.

Alexander McQueen: pájaro libre de la moda

Durante su niñez Alexander McQueen fue miembro del Club de Jóvenes Ornitólogos de Gran Bretaña. Le gustaba sentarse en los tejados y admirar la privilegiada libertad con la que volaban las aves. Esa admiración por los pájaros y el albedrío de sus movimientos en el aire eran el reflejo de la idea central de la vida y la obra del diseñador británico: la libertad.

Alexander McQueen: Savage Beauty. (Fuente: Getty).
Alexander McQueen: Savage Beauty. (Fuente: Getty).

Alexander McQueen era un declarado anarquista, un antimonárquico galardonado con el título de Comandante de la Orden del Imperio Británico. Un reconocimiento que le puso cara a cara con la reina Isabel II de Inglaterra y que, según él, aceptó porque a sus padres les hacía ilusión. La de los McQueen, y no la de los Windsor, era la única familia real a la que rendía pleitesía.

A su afición por las aves se sumaba su pasión por la moda. Alexander McQueen era el pequeño de seis hermanos. Un niño autodidacta al que le gustaba leer libros de moda y diseñar la ropa de sus hermanas, cuyo sueño era “ser algo en el mundo de la moda”. Para hacerlo realidad ingresó en la escuela londinense de St. Martins College of Art & Design, prestigioso centro de estudios que también ha acogido en sus aulas a otros revolucionarios de la moda como Stella McCartney y John Galiano.

Alexander McQueen y Sarah Jessica Parker (Getty)
Alexander McQueen y Sarah Jessica Parker (Getty)

En manos de Jack el Destripador

La obra de Alexander McQueen era arte, de principio a fin. El postgrado en moda en St. Martins le aportó una maestría técnica que, junto a su innata creatividad, le convirtió en el diseñador más innovador de esa época. Su desfile de graduación (1992) lo tituló Jack el Destripador y a su presentación acudió la que se convertiría en la segunda mujer de su vida (la primera era su madre): Isabella Blow. La entonces editora de Vogue UK quedó tan complacida que compró toda la colección.

El gesto de Isabella resultó definitivo para encumbrar al diseñador a lo más alto de la pirámide de la moda. Un año después (1993) presentó su propia marca: Alexander McQueen y comenzó su trabajo conjunto con Sarah Burton, directora creativa de la marca desde la muerte de su compañero y amigo. McQueen no dejó de trabajar en esos años, presentando una colección tras otra. En colaboración con Givenchy hizo suya la alta costura y el prêt-à-porter, pasando a la historia como uno de los genios de la moda.

Diseños de Alexander McQueen en su exposición póstuma: Savage Beauty. (Fuente: Getty).
Diseños de Alexander McQueen en su exposición póstuma: Savage Beauty. (Fuente: Getty).

La Savage Beauty de Alexander McQueen

No hubo tiempo para que su popularidad y prestigio decayeran: Alexander McQueen se quitó la vida antes de que eso ocurriera. El Met de Nueva York homenajeó al diseñador con una retrospectiva póstuma titulada Savage Beauty, al igual que hicieran con Balenciaga, Yves Saint Laurent y Dior.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios