Alexander Wang, el diseñador que rescató la tradición minimalista de EE.UU.
  1. Estilo
  2. Moda
El lujo del 'streetwear'

Alexander Wang, el diseñador que rescató la tradición minimalista de EE.UU.

La trayectoria de este diseñador demuestra que la juventud no está reñida con la calidad. Sus propuestas de inspiración deportiva han supuesto reinvención de la alta costura

Foto: Alexander Wang (JP Yim/ Getty).
Alexander Wang (JP Yim/ Getty).

Ojos oscuros, melena larga de pelo negro y tez morena de rasgos asiáticos. Esta es una simple descripción física del rostro del diseñador estadounidense Alexander Wang. El retrato de su lookbook tampoco es complicado de trazar. Sus diseños se alejan de la extravagancia, niegan lo innecesario para que una mujer vista con clase y, sobre todo, con comodidad. Por algo le llaman el maestro del streetwear. El negro es el básico de cualquiera de sus colecciones y el color fetiche del armario de Alexander Wang, ya que en todas sus apariciones públicas lleva un look total black. La sencillez se apodera del style Wang de tal modo que la revista Vogue ha definido su trabajo como el resurgir de “la tradición minimalista norteamericana”.

Alexander Wang, el niño prodigio

Fue precisamente la editora jefa de la edición de Vogue USA, Anna Wintour, quien consagró el éxito de Alexander Wang. Ella, emperatriz en el gran coliseo de la moda, levantó el pulgar a las propuestas de un joven diseñador llamado a hacer historia por su renovada visión de la pareja formada por la clase y la belleza. Un niño prodigio que llegó al mundo de la moda cuando ni siquiera había alcanzado los veinte años. Todo un millennial, nacido en el siglo XX y triunfador en el siglo XXI.

placeholder Alexander Wang con la actriz Abbey Lee Kershaw (Mike Coppola/ Getty).
Alexander Wang con la actriz Abbey Lee Kershaw (Mike Coppola/ Getty).

Alexander Wang nació en la ciudad de San Francisco de la década de los 80 (concretamente en 1984). Cuando sus padres, de origen taiwanés (de ahí los rasgos asiáticos del diseñador), decidieron abandonar Estados Unidos él tenía nueve años de edad. Sin embargo, permaneció en California, interno en un colegio, hasta que, una década después de la marcha de sus progenitores, llegó el momento de iniciar su andadura en el mundo de la moda: en 2002 se matriculaba en la Escuela Parsons de Nueva York, una de las escuelas de diseño más prestigiosas del mundo.

Tres años después (2005) Alexander Wang no era un nombre más de una lista de alumnos de la Escuela Parsons, era el nombre de una firma de moda. Se ganó lo de niño prodigio por méritos propios: 'niño' por la edad a la que lo logró (21 tiernos años) y prodigio por una primera colección de jerséis de cachemir. En 2007 llegó el prestigio con su estreno en la New York Fashion Week y desde entonces figura en la cartelera de la semana grande de la moda neoyorkina. Comprobado el primer éxito, el diseñador se lanzó con una segunda línea (2009): T by Alexander Wang.

placeholder Desfile de Alexander Wang (JP Yim/ Getty).
Desfile de Alexander Wang (JP Yim/ Getty).

Alexander Wang y Balenciaga

Alexander Wang rompió definitivamente con la etiqueta de joven promesa cuando en 2012 fichó como director creativo por Balenciaga. El californiano valoró su unión profesional con la maison prêt-à-porter fundada por el maestro de la costura español como una “línea natural”, dado que se sentía identificado con los procesos de fabricación y construcción de materiales de la firma. Durante su paso por esta maison, el diseñador supo conjugar los conceptos de sportwear y la alta costura (aunque a priori esto suene a una fusión poco prometedora). Y es que esa ha sido la gran contribución de Alexander Wang al mundo del diseño por el momento: elevar a la categoría del lujo una prenda aparentemente deportiva. Eso sí, le queda mucho camino por recorrer.

El redactor recomienda