Logo El Confidencial
SOLO AL ALCANCE DE LAS KARDASHIAN

Más de 130.000€: lo que le ha costado a Julio Iglesias que sus hijas debuten en el MET

Los vuelos en jet privado, el hotel cerca del museo, los vestidos y por supuesto el donativo obligatorio para poder participar en la fiesta... Todo suma

Foto: Las dos hijas de Julio Iglesias posan en el MET. (Cordon Press)
Las dos hijas de Julio Iglesias posan en el MET. (Cordon Press)

Victoria y Cristina Iglesias han sido la sensación de la gran gala del MET a sus recién cumplidos 18 años. Y no porque fueran más o menos protagonistas, sino porque la que se ha convertido en la fiesta más aclamada de la moda internacional fue la elegida para su debut en sociedad. Ni Le Bal de París ni un gran fiestón en su mansión de República Dominicana.

Las hijas gemelas de Julio Iglesias y Miranda se han presentado en sociedad por la puerta grande, eso sí, a costa de la abultada cartera de su padre. Un caprichazo que ni las Kardashian.

Las gemelas Iglesias en la alfombra rosa.  (Getty)
Las gemelas Iglesias en la alfombra rosa. (Getty)

Y es que debutar así no es precisamente económico. El cubierto cotiza al alza y todos los requisitos que requiere que te incluyan en la lista alcanzan precios astronómicos: de los vestidos de alta costura adaptados a la temática a los vuelos de avión, todo suma en esta gran noche.

Haciendo números, calculamos que la 'broma' le habría costado al cantante algo más de 130.000 euros. Sí, sí, como leen: para una sola noche. Pero vamos punto por punto.

35.000 euros cada invitación

Empecemos por el principio. Para asistir a la gala del MET lo primero de todo es que Anne Wintour, anfitriona de la fiesta, te acepte en la lista. No todo el mundo pasa, a pesar de que esté dispuesto a desembolsar la astronómica cifra necesaria. Porque, sí, la gala del MET es una gala benéfica y como toda gala benéfica, su objetivo es recaudar fondos. ¿Para qué? Para el mantenimiento, funcionamiento y demás gastos del Instituto del Vestido regentado por el museo.

Según el 'New York Times', el precio por comensal es de 35.000 euros. Sí, por persona, por lo que el cantante habría tenido que pagar la friolera de 70.000 euros solo por ver a sus dos niñas desfilar por la alfombra rosa y sentarlas en una de las codiciadas mesas. Pero el gasto no queda aquí.

Más de 12.000 euros cada vestido

Otro de los grandes requisitos es cumplir con el dress code establecido en cada edición. En esta: Camp, Notes of Fashion. Una auténtica llamada a lo extravagante en la que la ironía se ha convertido en el eje de la alfombra rosa.

Para la ocasión, Victoria y Cristina Iglesias lucieron vestidos a juego (una en azul y otra en rosa) de Oscar de la Renta, el modisto que durante años fuera como un tío para ellas. Dos vestidos casi iguales hechos y diseñados a medida que podrían haber costado al menos 12.000 euros cada uno.

Dos diseños de alta costura con un trabajo artesanal durísimo detrás. Cada una de las plumas, haciendo efecto degradado, han sido colocadas a mano en ramilletes para asegurar el movimiento y el efecto ligero y etéreo de las largas colas. Una maravilla no al alcance de todos los bolsillos que por cierto recordaba a los de Kylie y Kendall Jenner firmados por Versace. Las similitudes entre ambas aumentan por momentos.

5.000 euros la noche de hotel

Como los demás invitados, las hermanas se prepararon en un hotel en las inmediaciones del museo, aunque ninguna de ellas ha publicado en cuál.

Una velada en la que los precios no bajarían, tal y como hemos consultado, de 5.000 euros la noche. Si tenemos en cuenta las dimensiones de la habitación en la que fueron entrevistadas por las cámaras de Oscar de la Renta, mínimo se alojarían en una suite, lo que podría incluso haber incrementado el precio.

5.000 euros la hora de jet privado

Si volaron en un vuelo regular, el precio de Miami a Nueva York no habría bajado de unos 400 euros por persona, ida y vuelta en turista y sin escalas.

Sin embargo, lo lógico es que, puestos a vivir una experiencia sin igual, lo hicieran en el jet de Julio Iglesias. Y aquí la cosa económicamente cambia: tomando como referencia lo que le cuesta a Pedro Sánchez poner en marcha el Falcon (unos 5.000 euros la hora solo en combustible), les habría costado unos 15.000 euros el trayecto (de algo más de 3 horas) y en total 30.000, casi nada.

Otros gastos

A esta suma ya desorbitada de dinero hay que sumarle otros gastos de menor calibre, como los zapatos que llevaron las dos a juego, el servicio de chófer de puerta a puerta, valorado más o menos entre 150 y 200 euros el trayecto (fueron al menos cuatro), o incluso los servicios de un fotógrafo contratado por la familia que inmortalizase el momento.

Un desembolso solo apto para bolsillos millonarios que podría sentar precedente. ¿Se convertirá en el nuevo Le Bal de París?

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios