Alta Costura: los 10 momentos inolvidables por los que esta edición ha sido única
  1. Estilo
  2. Moda
HIGH FASHION

Alta Costura: los 10 momentos inolvidables por los que esta edición ha sido única

Del regreso de Alber Elbaz o el estreno de Charles de Vilmorin, al cautivador vídeo de Dior o la soledad de Penélope Cruz y Carlota Casiraghi en el desfile de Chanel

placeholder Foto: Lo último (y mágico) de Dior. (Cortesía)
Lo último (y mágico) de Dior. (Cortesía)

La Alta Costura ha tenido que repetir otra vez el sistema de presentación de colecciones que ya hizo el año pasado en sustitución de sus desfiles, y los fashion films se han convertido en protagonistas de la semana. Pero esta vez las casas han tenido más tiempo para poder concebir sus proyectos.

Algunos han repetido fórmula, como Giambattista Valli y Dior, acudiendo a un concepto similar la primera y al mismo creativo, Matteo Garrone, la segunda; otros han reformulado el desfile, como el caso de Valentino, Chanel o Stéphane Rolland, y otros directamente nos han metido en el backstage, como es el caso de Schiaparelli. Y de entre todas esas propuestas, que nos han ayudado un poco a abstraernos de la realidad que nos rodea, aquí están los diez momentos que pasarán a la historia.

1. El regreso de Alber Elbaz

Y no porque ya de por sí su vuelta sea todo un acontecimiento, sino porque ha demostrado su valía: “Me he tenido que volver a enamorar de la moda”, aseguraba en un video de 25 minutos donde presentaba AZ Factory, su nuevo proyecto, que se podría resumir en otra de sus frases: “Cuando las cosas no van bien, se necesita a la moda”. Y ahí estaba él con una firma que viene a revolucionar los estándares actuales: deportiva, práctica, moderna, sin talla, dirigida a todas y puntera tecnológicamente. En serio, el vídeo es largo, pero pone los pelos de punta. Hacía tiempo que nadie emocionaba en la moda y Elbaz lo ha conseguido.

2. España de moda

El éxito de Alber Elbaz, eso sí, no debe ensombrecer otros momentos destacados, como por ejemplo que nuestro país ha vuelto a conquistar la capital de la alta costura. Eso lo hemos visto en la colección de Giambattista Valli, que surge de una visita del diseñador a la capital andaluza, y en la de Stéphane Rolland, que al son de la ‘Carmen’ de Bizet y el ‘Fuego fatuo’, de Falla (faltaba que lo cantara Rocío Jurado para que fuera perfecto) y con Nieves Álvarez como única modelo, rendía un homenaje a toda la iconografía clásica española: del volante al traje de torero y a la línea Infanta, aunque esta última no se ha conseguido solucionar tan satisfactoriamente como hizo Cristóbal Balenciaga en 1939.

3. Regresan las tops

Otro de los momentos más destacados por los que recordaremos estas colecciones será por la presencia de iconos de la moda como Naomi Campbell, Kate Moss y Christy Turlington (y hasta Demi Moore, porque aunque no lo pareciera, era Demi Moore) en el desfile de Fendi, o la de Natalia Vodianova en el de Iris van Herpen (en lugar de en el de Ulyana Sergeenko, amiga íntima de la modelo a la que incluso confeccionó su traje de novia).

4. Las musas de Chanel

Este año no ha habido público presenciando los desfiles. Solo unas mujeres han gozado de ese privilegio, y esas han sido Penélope Cruz, Marion Cotillard, Carlota Casiraghi y Vanessa Paradis.

Las embajadoras de Chanel cumplieron con su papel y acudieron a su cita en el Grand Palais. La imagen impactante y bella imagen de ellas solas contemplando la nueva colección de Chanel, rodeadas de sillas vacías que debían de estar ocupadas por el resto de invitados definía muy bien el momento actual que vivimos.

5. También hay hombre

No solo hemos visto mujeres esta semana. Valentino, Fendi y Azzaro se han animado también a presentar diseños para hombre, algo que si bien no es nuevo (Chanel o Alexis Mabille lo solían hacer), sí que marca un pequeño cambio en unos días que estaban reservados de manera exclusiva para el sector femenino.

6. El palacio del tarot

De lo más comentado en redes sociales ha sido el trabajo de Matteo Garrone en Dior. El director de ‘Gomorra’ ha creado para la casa ‘Le Château du Tarot’, una bella y onírica historia donde los diseños de Maria Grazia Chiuri se reinterpretaban las cartas del tarot que tanto apasionaban al fundador de la casa.

Tampoco ha estado mal el photocall virtual que organizó la firma, con protagonistas como Beatrice Borromeo y su look con mono y zapatillas, Phoebe Dynevor o Gala González.

7. Detalles a la antigua

Si el secreto está en los pequeños detalles, hay un bonito gesto que han tenido varias de las firmas, como Dior, Stéphane Rolland y Valentino: al estilo de los antiguos desfiles, han identificado y descrito sus looks. Pierpaolo Piccioli incluyó además un agradecimiento expreso a todo su equipo, identificando los profesionales de su taller que se habían encargado de cada look.

8. El reencuentro con Schiaparelli

Si decía al principio que Alber Elbaz ha triunfado, no le podemos negar tampoco mérito a Daniel Roseberry, que al frente de Schiaparelli ha conseguido crear una de las colecciones más mediáticas de estos días. Ha demostrado un conocimiento exhaustivo del archivo de la firma, con referencias a elementos icónicos de la casa como el shocking pink y el vestido esqueleto, pero también hemos visto guiños a la colección que hizo la italiana basada en los paracaidistas rusos o el vestido chiffonier que creó con Dalí. Y se agradece que no se saque la tan manida langosta. Ahora el reto está en conseguir actualizar ese lenguaje, no solo reinterpretarlo.

9. Optimismo

Las firmas han apostado por insuflar algo de optimismo a nuestro mundo a través de diseños cuajados de cuentas de colores, mucho color y maquillajes llamativos que convierten a la mujer en una joya andante. Las 'máscaras' doradas de Valentino junto con sus looks donde se mezclaba la ropa sport con las lentejuelas, la rave de Viktor & Rolf o el desfile de Giorgio Armani son un ejemplo de esto.

Lo mismo sucedía con los accesorios XXL que hemos visto en Fendi, Schiaparelli o AZ Factory, y con la apuesta por la fiesta y la celebración, sobre todo en la presentación de Alexander Vauthier, que nos invitaba directamente a lo que no podemos hacer: salir a bailar.

10. El nuevo

Charles de Vilmorin ideó su primera colección en pleno confinamiento y ahora se presenta en la Semana de la Alta Costura. Si esto no es una carrera meteórica, que venga Dios y lo vea. Formado en la escuela de la cámara sindical de la costura, este joven de 24 años llega con ideas frescas sobre el lujo y sobre la propia industria, plateando derribar las barreras de géneros o cuestionando el sistema productivo.

Desfiles Chanel Demi Moore Giorgio Armani Fendi Dior
El redactor recomienda