¿Por qué la moda siempre dice sí a Almodóvar?
  1. Estilo
  2. Moda
MODA & CINE

¿Por qué la moda siempre dice sí a Almodóvar?

Afirmó que Prada es perfecto para una monja y sustituyó a Francis Montesinos en una película: ¿qué relación tiene el director manchego con la moda?

placeholder Foto: Una imagen de la película de Almodóvar, 'Mujeres al borde de un ataque de nervios'.
Una imagen de la película de Almodóvar, 'Mujeres al borde de un ataque de nervios'.

En las primeras imágenes que ha facilitado la productora El Deseo sobre ‘Madres paralelas’, el nuevo trabajo de Pedro Almodóvar, hemos podido ver a Penélope Cruz con una de las camisetas más icónicas de los últimos tiempos: el diseño de Dior en el que resalta la frase de la escritora feminista Chimamanda Ngozi ‘We should all be feminist’ (‘Todos deberíamos ser feministas’).

Este guiño, además de dejarnos claro el posicionamiento tanto del personaje que interpreta Cruz como el del propio director manchego, también nos revela, si es que alguien tenía alguna duda, la importancia que da Pedro Almodóvar a la moda. Siempre ha sido así y ‘Madres paralelas’ parece que no va a ser una excepción.

Ya desde sus primeras películas dejó claro su posicionamiento apoyado por José María de Cossío, que colaboró con él en sus primeros trabajos. ‘La ley del deseo’, ‘Átame’, ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’, ‘Kika’ o ‘Matador’ (entre otras) son fruto de la colaboración entre ambos. De hecho, en esta última Almodóvar nos dejó una escena para la historia del cine patrio en el que recreaba el famoso desfile de Francis Montesinos en la Plaza de las Ventas de 1985. Ahí, el propio realizador toma el nombre de Francisco Montesinos y simula el backstage de aquel acontecimiento que puso de moda los desfiles espectáculo. Al parecer, el propio creador ‘che’ iba a aparecer delante de la cámara, pero un ataque de pánico escénico hizo que tuviera que cogerle el relevo el manchego.

placeholder Pedro Almodóvar, Penélope Cruz y Antonio Banderas, en los últimos Goya. (Reuters)
Pedro Almodóvar, Penélope Cruz y Antonio Banderas, en los últimos Goya. (Reuters)


El diseñador valenciano fue uno de sus colaboradores más estrechos también en aquellos momentos. Todo comenzó con un vestido que compraron en su tienda sin que él lo supiera para ‘Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón’, y a partir de ahí llegaron títulos como ‘Entre tinieblas’ o la propia ‘Matador’ con ese homenaje a Francis. Antonio Alvarado también fue otro de los nombres propios de aquella época. Incluso una camisa suya es un elemento fundamental de la trama de ‘La ley del deseo’.

Tras el éxito de ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’, Almodóvar comenzó a fijarse también en firmas internacionales. El mundo se rendía a sus pies y supo aprovechar el interés que despertaba entre los grandes creadores. Fue entonces (ya en los 90) cuando surgen las colaboraciones con Jean Paul Gaultier, que se encargó de los creativos looks de Andrea Caracortada en ‘Kika’ o los monos de ‘La mala educación’ y ‘La piel que habito’. Dior tuvo su espacio en ‘Julieta’ o ‘Los amantes pasajeros’, como también le sucedió a Gucci y Giorgio Armani colaboró tanto en ‘Todo sobre mi madre’ como en ‘Tacones lejanos’. En esta última, Chanel le puso un toque de glamour a la confesión de Victoria Abril, algo que repitió con el personaje de Penélope Cruz en ‘Los abrazos rotos’. Y no podemos olvidar tampoco la ya emblemática chaqueta de cuadros con la que la intérprete de Alcobendas se arranca a cantar en ‘Volver’. La firmaba Marc Jacobs y, aunque se alejaba mucho del poder adquisitivo del personaje que interpretaba, le sentaba con un guante y fue una pieza fundamental para convertir al personaje de Raimunda en eterno.

Foto:  Penélope Cruz, en una imagen de archivo. (Getty)


Eso sí, Almodóvar nunca se ha olvidado de sus raíces ni de sus amigos. En sus últimos trabajos hemos podido ver como incluía a Davidelfín ya fuera como diseñador de los uniformes de la tripulación del avión de ‘Los amantes pasajeros’ o con un cameo en ‘Julieta’. Y no fue el único: Amaia Arzuaga también supo la emoción que da ver uno de tus diseños en una película de ¡Pedro!. En su caso, fue la responsable de parte del vestuario de ‘Carne trémula’.

Dejando de lado los grandes nombres, otro elemento fundamental en la obra de Almodóvar, que también se observa en la moda, es su pasión por el rojo. Tatiana Hernández, responsable de vestuario de ‘Los amantes pasajeros’, reconoce que al manchego le gustan los colores saturados y en especial el rojo, que siempre ayuda a venderle una prenda. Si lo pensamos, todos tenemos en la mente el rojo Valentino, pero lo cierto es que también nos hacemos una idea si alguien nos habla del rojo Almodóvar. De ese mismo color era también el diseño de Balenciaga que luce Tilda Swinton en el último trabajo que ha estrenado este genio del cine, ‘The Human Voice’. Con este cortometraje deja otra vez claro que es un genio del séptimo arte, pero también que pronunciar su nombre en París, la capital de la moda, produce verdadero respeto y asegura un sí. De hecho, en este corto de 30 minutos vemos un repaso por el trabajo de Demna Gvasalia en la casa española así como un total look de Dries Van Noten.

Almodóvar ama la moda y la moda está claro que ama a Almodóvar. Lo muestra en sus personajes y también en sus diálogos, porque como decían en ‘Tacones lejanos’: “A mí Prada siempre me ha parecido ideal para monja”.

Pedro Almodóvar Dior Penélope Cruz Victoria Abril Balenciaga Jean Paul Gaultier
El redactor recomienda