Logo El Confidencial
girls just wanna have fun

Las millennials ven más porno que los hombres

Una encuesta determina que las mujeres de entre 18 y 24 años ven más pornografía que los hombres.

Foto: Las millennials ven más porno que los hombres

Russell Brand, el ex de Katy Perry cuyo currículum sexual ha sido exhibido por los tabloides de todo el mundo con total naturalidad, se ha vuelto un blando. De repente, para sorpresa de todos, se ha declarado abiertamente en contra del porno. “Cuando era un adolescente me obsesionaba la pornografía: me dominaba completamente. Hoy en día, jamás vería una película X. Esta industria ha cambiado nuestra actitud hacia el sexo, lo ha pervertido y alejado de sus funciones vitales: las de ser una expresión de amor y una herramienta para procrear”. Este discurso, más cercano al de un clérigo que al de un cómico con aspecto de rockero, hoy choca más que nunca a la luz de un nuevo estudio llevado a cabo entre Vocativ y Pornhub. Según sus resultados, las mujeres entre 18 y 24 años ven un 5% más de porno que los hombres comprendidos en esa franja de edad. “El porno es una parte importante de la cultura en la que vivimos. Las mujeres no podemos ignorar el porno, tenemos que participar y debatir este género tan influyente”, explica Erika Lust, directora de pornografía para mujeres.

Como dice un maestro zen, ver porno es como lavarse los dientes. Es bueno hacerlo, pero no lo hagas todo el día. Incluso la ciencia secunda esta opinión. El sexo funciona como una catarsis que ayuda a liberar a la gente y a cometer menos crímenes sexuales como consecuencia directa. Así lo señala, al menos, Milton Dimand en un estudio del 2009 publicado en International Journal of Law and Psychiatry. Por si fuera poco, a comienzos de año se ha lanzado Porn Journal, una publicación que tendrá cuatro números al año y que analiza el sexo desde un punto de vista científico y académico.

Pero volviendo al estudio de Vocativ y Pornhub, hay que señalar que el sexo que vemos depende de la edad que tengamos. La franja comprendida entre los 18 y los 24 años hace búsquedas en torno a las palabras 'lésbico', 'adolescente', 'madrastra', 'MILF' y 'squirting'. Entre los 25 y los 34, buscan esos mismos términos, pero esta vez los favoritos son 'MILF' y 'madrastra'. Entre los 35 y los 44 años, el squirting deja de interesar, aunque las mujeres maduras cobran fuerza. De los 45 a los 54 años, se abandona el sexo lésbico y la búsqueda adolescente para hacer hincapié en las palabras 'masaje' y 'japonés'. A partir de los 55 años aparecen palabras nuevas como 'abuela' y 'dibujos animados'.

Como era de esperar, Pornhub ha tomado estos datos, segmentados en género y edad, para intentar entender qué quieren las mujeres realmente en el sexo. Según los resultados (y los hombres que a ellos tengan acceso), las mujeres anhelan tener sexo lésbico y atención: no solo sueñan con tríos, sino que buscan sexo en grupo (el término gangbang). Por cierto: un gran porcentaje de mujeres busca porno en el que participen actores negros. Las mujeres buscan más vídeos que los hombres relacionados con cunnilingus y se interesan también por hombres masturbándose.

El feminismo cada vez tiene un papel mayor. No solo ha tomado la pasarela de la mano de Chanel, sino que Erika Lust ha sido una de las responsables de llevarlo al sexo. Al parecer, las mujeres buscan cosas diferentes en el porno (y esta vez, no hablamos de lo que se teclea en el buscador de una web pornográfica.). “Es importante que el porno para mujeres sea producido y dirigido por mujeres. Somos seres integrales y holísticos, tenemos en cuenta detalles, situaciones, fantasías, sugerencia y escenarios. El casting, la decoración, el estilismo, la ropa interior, la música, el guión, la fotografía… son una parte muy importante de mis películas”, explica Erika Lust en su web. En Poringa, el site pornográfico donde ver vídeos profesionales o amateurs (e incluso compartir los propios), han notado un mayor volumen de material female friendly, así como el que llaman ‘porno romántico’ y PoV (point of view), realizado por parejas. El problema es que el apartado porno romántico puede llevarnos a películas como 50 sombras de Grey, un porno light en el que ni siquiera vemos al hombre desnudo.

El doctor Chauntelle Tibbals, sociólogo especializado en la industria del cine adulto, valora el porno feminista. “Lo mejor es que lucha contra los cuerpos imposibles. Ahora hay todo tipo de actores con cuerpos diferentes y reales”.

Mientras que los hombres han visto siempre el porno no solo como una fuente de entretenimiento y placer, sino como un material del que aprender y sacar ideas (y he ahí algunos de los errores más comunes que el hombre lleva a cabo en la cama), las mujeres lo toman como referente para saber cómo actuar. Y esto, por supuesto, es un problema. No solo porque el orgasmo no sea siempre posible, sino porque la mujer no es un mero objeto mediante el cual llegar al placer. Por eso, como señala Erika Lust, tiene que haber más mujeres tras el porno. Y al parecer, cada vez son más las mujeres que reclaman cine adulto, así que señores: no se extrañen cuando el historial de su ordenador esté borrado. Ahora no son solo ustedes los que ven material X.

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios