Logo El Confidencial
SE ACABÓ

Acaba la temporada de esquí: cuatro planes con los que podrás soñar en blanco

Esquiar de noche en Masella y terminar la jornada con una fondue. Probar las mejores carnes y vinos en Grandvalira. Quitarte las botas y darte un masaje en La Pleta de Baqueira

Foto: Wine & Meat by Jean Leon. (Cortesía)
Wine & Meat by Jean Leon. (Cortesía)

Se acerca el buen tiempo y mientras unos piensan en irse a la playa en cuanto quemen los primeros rayos de sol, los hay que prefieren apurar el frío y la temporada de esquí. Las estaciones pirenaicas se preparan para el final de la temporada con fiestas, carreras y mucho buen rollo. Perderse en la montaña sobre unos esquís es un buen plan, sin duda, pero perderse entre la oferta que ofrecen los pequeños pueblos de los Pirineos que rodean las estaciones ya no es tan agradable.

LEA MÁS: La Buixeda, el local de los vips de La Cerdanya

Fondues y raclettes en la nieve por la noche, carnes y vino en plena estación de esquí, lujo y masajes a pie de pista… La oferta es inmensa y si uno no conoce la zona en la que ha decidido pasar unos días, puede terminar metido en algún lugar poco recomendable. Vamos a dar una vuelta por algunas estaciones de esquí y sus propuestas más suculentas.

Wine & Meat by Jean Leon en Grandvalira

El Wine & Meat by Jean Leon, en plena estación de Soldeu. (Cortesía)
El Wine & Meat by Jean Leon, en plena estación de Soldeu. (Cortesía)

Un local en el que disfrutar de los lujos del buen vino y los mejores productos de mercado en medio de la nieve. Cuenta con tres áreas, el Colmado, donde sirven cortes de productos al momento; el Josper Bar, donde las carnes toman protagonismo; y el Wine Bar, donde el vino es un referente. Las carnes de Cal Tomàs, conocida carnicería de la zona, se suman a la vaca rubia gallega, wagyu, black angus de Nebraska y la ternera ecológica. Vale la pena probar cualquier carne, sobre todo si tenemos en cuenta que se cocina en horno Josper, garantía de calidad.

Las croquetas melosas son otro must. La carta de vinos, selecta y profesional, es otro de los puntos de esta nueva apuesta en Soldeu, un imprescindible que dará que hablar en las próximas temporadas. Inauguraron en 2020, después de una remodelación a cargo de Rosa Colet Studio, que ha llenado el local de cristal, espejos y madera, lo que le da un toque de cabaña de hielo en plena nieve. Además, se puede llegar en un telehuevo, con lo que no hace falta ponerse los esquís para disfrutar del festival de sabores.

Hotel La Pleta Baqueira

Interior del spa del hotel La Pleta de Baqueira Beret. (Cortesía)
Interior del spa del hotel La Pleta de Baqueira Beret. (Cortesía)

Situado en uno de los entornos naturales más maravillosos y relajantes del Valle de Arán y a pie de pista de la mítica estación pirenaica de Baqueira-Beret, Rafaelhoteles by La Pleta se ha convertido en un referente tanto para los amantes del esquí como para quienes buscan un entorno natural con la mejor gastronomía.

Rafaelhoteles by La Pleta ofrece innumerables actividades de nieve y montaña, tratamientos en Occitania Spa, con productos naturales del Valle y una oferta gastronómica variada y exquisita que abarca desde una excelente selección de raclettes suizas hasta una imaginativa puesta al día de la cocina tradicional japonesa sin olvidar la rica cocina típica del Valle de Arán.

Cap del Port en Bonaigua

Edificio histórico del restaurante Cap del Port de la Bonaigua. (Cortesía)
Edificio histórico del restaurante Cap del Port de la Bonaigua. (Cortesía)

Situado en un gran edificio de 1924, en lo alto del Puerto de la Bonaigua, a este especial lugar se puede llegar con los esquís puestos. Está a 2.072 metros de altitud y es una gran apuesta para hacer una parada en las largas jornadas sobre la nieve. El restaurante solo abre durante la temporada de invierno, pero a lo largo de todo el año ofrecen servicio de cafeterías con unas vistas a la montaña que hacen que uno se piense que está en otro planeta.

Este lugar mágico, que une el Valle de Arán con el Pallars, ofrece vistas privilegiadas, entorno histórico y algunos platos que ya se han convertido en clásicos como sus huevos estrellados con chorizo o jamón.

Esquí de noche en Masella

Esquí nocturno y cenas en la estación de Masella. (Cortesía)
Esquí nocturno y cenas en la estación de Masella. (Cortesía)

En el Valle de la Cerdanya es ya un clásico del invierno ver las pistas de la estación de Masella iluminadas al anochecer. Es la única estación que abre de noche para esquiar y todo plan a su alrededor es un lujo. Porque a veces no se trata solo de poder comer unas ostras rodeado de nieve, sino de poder cenar en plena estación de esquí después de haber hecho unas ‘bajaditas’. Y aquí, el buen rollo está asegurado. Porque después de alargar la jornada, o estrenarla cuando el sol ya se ha puesto, la estación propone cenar en su restaurante, en el que ofrece menús sencillos y también clásicos de montaña como fondue o raclette.

La estación ilumina 13 pistas principales de las cotas más bajas y medias de la estación. Están todas enlazadas con siete remontes para salvar los 420 metros de desnivel que tiene el dominio por las noches. Esquiar de noche, con las pistas ilumandas, es una experiencia única que ha convertido Masella en la capital del esquí nocturno del Pirineo. No se lo pierdan.

Ocio
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios