Logo El Confidencial
no posee ninguna propiedad

La decadencia de Sergi Arola, en datos

Un ataque de ansiedad le obligaba a acudir a Urgencias de forma precipitada la semana pasada. No vive su mejor momento. Su ruina es un hecho

Foto: Sergi Arola en una imagen de archivo. (Gtres)
Sergi Arola en una imagen de archivo. (Gtres)

Sergi Arola no vive la mejor de sus épocas. En estos días, son muchos los medios que anuncian a bombo y platillo su declive, haciendo referencia a la cantidad de problemas económicos y personales que ha tenido en los últimos dos años. Además, la revista 'Corazón TVE' revelaba que un ataque de ansiedad le había obligado a acudir a Urgencias de forma precipitada la semana pasada. En tiempos, cuando recibía estrellas Michelin y estaba considerado uno de los grandes cocineros de vanguardia, todo el mundo parecía adorarle. Tiempo después, su ruina es certera.

Según ha podido constatar Vanitatis a través del Registro de la Propiedad, actualmente no posee ninguna propiedad vigente en todo el territorio nacional. Además, un vistazo detallado a sus empresas arroja datos clarificadores: sus últimos ejercicios como autónomo son un rosario de reclamaciones administrativas de la Hacienda pública. Pero ¿cómo ha llegado el chef a esta situación?

El origen estaría en su separación sentimental. Arola se separaba de su esposa y madre de sus dos hijos, Sara Fort, en 2016. Inmediatamente después, cerraba las puertas de su restaurante, que ya se había visto envuelto en problemas cuando Hacienda lo precintó en 2013 debido a una deuda de 148.000 euros con Hacienda y 160.000 con la Seguridad Social. Al parecer, esa deuda ha ido creciendo progresivamente hasta el punto de ser inasumible para Arola. Tanto que podría llegar a los 7 millones de euros.

Esa penosa situación hizo que se retirase de la esfera pública y a guardar silencio con casi todo el mundo excepto con sus 'followers' en Instagram, con los cuales comparte gran parte de sus problemas. A principios de año, por ejemplo, confesaba su triste estado emocional en un vídeo. “Mismo vagón, mismo tren, misma hora, solo que un año más tarde… exactamente las mismas sensaciones, la misma soledad!”. Pese a que su aspecto, con pelo largo y algo más desaliñado, dista mucho del de otras épocas, el cocinero también es amigo de ofrecer estampas un poco más felices, como la de su reciente paso por el mercado central de Santiago de Chile.

Sergi Arola en una imagen de archivo. (Gtres)
Sergi Arola en una imagen de archivo. (Gtres)

Sin embargo, sus penas financieras no son fáciles de eludir. De los 14 restaurantes que un día poseyó, ahora se conforma con trabajar para el restaurante LAB by Sergi Arola, situado en Portugal, o participar como jurado de la versión chilena de 'MasterChef'. Los problemas económicos de sus restaurantes le están pasando factura emocional. Como dice el refranero popular, de aquellos polvos vienen estos lodos.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios