Alba Carrillo regresa a la pasarela tras criticar a la industria española de la moda
  1. Famosos
donde dijo digo, dice diego

Alba Carrillo regresa a la pasarela tras criticar a la industria española de la moda

La modelo vuelve a darle una oportunidad a la moda después de ganarse múltiples enemigos en la industria a causa de las duras declaraciones que sobre ella expresó a Risto

placeholder Foto:  Alba Carrillo. (Gtres)
Alba Carrillo. (Gtres)

Al erigirse como una de las indiscutibles protagonistas de la prensa rosa por sus tormentosas relaciones sentimentales, Alba Carrillo vio cómo la moda española le daba la espalda. Así se lo hizo saber a Risto Mejide en su aparición en 'Chester', que le ha valido incontables enemigos dentro de la industria que hasta hace poco defendía y amaba. Tanto daño han hecho sus declaraciones a los 'fashion insiders' que la directora de Mercedes-Benz Fashion Week y el diseñador Modesto Lomba no han dudado en asegurar a los medios que la moda española aboga por defender y propiciar la imagen saludable -declaraciones que rebaten las de Alba- de las modelos que protagonizan los desfiles, esos que hasta este miércoles parecían haberle cerrado a Carrillo las puertas.

La firma Lola Casademunt ha ejercido de salvadora 'fashion' al contar con su presencia en su último desfile. El que Alba haya aceptado esta invitación -si es que podemos llamarla de tal forma cuando hay dinero de por medio- vuelve a situar a la modelo en el epicentro del huracán, pues muchos no comprenden que critique a la industria de la moda y que la abrace sin pudor cuando hay un contrato. "Mi vida cambió radicalmente cuando me subí a la pasarela por primera vez, porque yo no pensaba ser modelo. Fue una cosa totalmente fortuita de la cual me alegro... a día de hoy", comentaba hace cuatro años en la propia 080. Ese 'a día de hoy' es clave, pues, según sus declaraciones a Risto Mejide, las cosas han cambiado mucho desde entonces. No es la primera vez que la firma Lola Casademunt apuesta por modelos mediáticas en sus desfiles, pues Lucía Rivera fue la protagonista del show estival de la marca.

placeholder Alba Carrillo. (Gtresonline)
Alba Carrillo. (Gtresonline)

Lo cierto es que muchos se sorprenden al descubrir que Carrillo es modelo o, al menos, eso demuestran los comentarios vertidos por sus seguidores en Instagram, donde ha compartido una imagen del desfile. “Te tienes que dedicar a ello!!! Eres espectacular desfilando!!”, comentaba un follower.

Junto a la polémica aparición de Carrillo, la política ha sido otra de las protagonistas de la pasarela. Tras tomar la primera jornada los 'influencers' la pasarela de la mano de Ze García, la vigésimo primera edición del 080 Barcelona Fashion reflexiona acerca de la situación política que azota a nuestro país. El 'procés' se hizo el martes con la Semana de la Moda catalana de la mano de las propuestas de Miriam Ponsa. Al igual que ocurriera la pasada semana en los Premios Gaudí, que contaron con tres asientos vacíos en honor a Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Lluís Puig, la diseñadora reservó en el 'front row' un banco de color amarillo para los políticos catalanes encarcelados. Ponsa quiere dejar claro con sus propuestas que la moda no es mera estética, sino una respuesta a la situación sociopolítica del país. Por ello ha presentado una colección llamada 'La marcha de la sal', que traza un sutil paralelismo entre la protesta pacífica de Mahatma Gandhi y la reivindicación del derecho a decidir. La superposición del plástico a la lana sirve de metáfora con la que mostrar que el 155 se impone y paraliza. La mezcla de tejidos evoca la coexistencia forzada que la catalana considera que el 155 trae consigo. El cierre del desfile lo protagonizó un abrigo 'oversize' con un cordón amarillo, un manifiesto político mucho más sutil que el que subió a la pasarela Agatha Ruiz de la Prada y su bandera de España en la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid.

placeholder Miriam Ponsa. (Gtresonline)
Miriam Ponsa. (Gtresonline)

La pasarela catalana, que nada en aguas turbias no solo a causa de la política, sino por el golpe que ha supuesto el adelanto de fechas de la madrileña, que el director de la 080, Miquel Rodríguez, ha tildado de “burrada”, intenta nadar con fuerza de la mano de la medallista olímpica de natación sincronizada Ona Carbonell, que ha desfilado para la firma Antonio Miró. Carbonell declaró estar tan nerviosa por el desfile como ante una final olímpica. La nadadora compartió pasarela con el modelo Juan Betancourt, exconcursante de 'MasterChef' que, a su vez, ha coincidido en el desfile con su chica, la modelo Rocío Crusset, hija de Mariló Montero y Carlos Herrera.

placeholder Ona Carbonell.
Ona Carbonell.

Naty Abascal no ha querido perderse el desfile de Sweet Matitos, la marca encargada de firmar la chaqueta de estética militar que luciera Miriam en la pasada gala de 'Operación Triunfo'. La estilista acudió al show ataviada con una falda con plumas en el bajo, chaqueta de cuadros combinada, top de satén verde y zapatos de tacón rojos, toda una oda al 'color block' y al eclecticismo. El desfile también acaparó la atención del mundo de la política al acudir el expresidente de Cataluña, Artur Mas, al show junto a su esposa, Helena Rakosnik.

placeholder Naty Abascal y Aldo Comas. (Gtres)
Naty Abascal y Aldo Comas. (Gtres)

Alba Carrillo Naty Abascal Política
El redactor recomienda