Logo El Confidencial
TRIBUNALES

El Supremo desahucia a El Assir de su emblemático 'palacete' en Puerta de Hierro

Con más de 2.000 metros cuadrados construidos en cuatro plantas, la mansión, vecina de la conocida Villa Meona de Isabel Preysler, ha sido reclamada por la Justicia española

Foto: Vista de la fachada de la mansión de El Assir en Puerta de Hierro. (J. Martín)
Vista de la fachada de la mansión de El Assir en Puerta de Hierro. (J. Martín)

Valorada en más de diez millones de euros, dividida en un ambiente masculino y otro femenino (quizá influencia de los orígenes libaneses de su dueño más célebre y esquivo, Abdul Rahman El Assir), la mansión que este hombre de negocios y comisionista internacional tenía en la urbanización de Puerta de Hierro en Madrid se la ha quedado el banco. Definitivamente. El Tribunal Supremo cerró a finales de 2018 la última puerta legal a la que habían tocado los abogados de El Assir, viejo colega de monterías del Rey emérito. El alto tribunal desestimó el recurso contra la sentencia que reconocía al titular de la hipoteca, el Banco Portugués de Negocios, como propietario y la declaró firme. Y contra su auto no cabe recurso.

[EN FOTOS: Así está actualmente la mansión de El Assir]

El Assir, excuñado de Adnan Khashoggi que llegó a España a finales de los años setenta, es un viejo conocido de los círculos de poder en Madrid y Marbella. Divorciado de la hermana de Samira Khashoggi, se casó en segundas nupcias con María Fernández Longoria, hija del embajador español en El Cairo, Carlos Fernández Longoria. Durante los años 80 intervino en algunos acuerdos de venta de armas entre el Gobierno socialista de Felipe González y Marruecos, entre otros países, lo que no impediría que luego trabara también excelentes relaciones con su sucesor en la Moncloa, José María Aznar. En 2004 obtuvo la nacionalidad española.

Un detalle de la puerta, algo desvencijada. (J. Martín)
Un detalle de la puerta, algo desvencijada. (J. Martín)

La mansión que un día fue la casa madrileña de El Assir está en la misma calle donde tienen su residencia Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa, aunque está medio abandonada. Tiene 2.179 metros cuadrados en cuatro plantas y está construida sobre una parcela de 4.777 metros. Cuenta con once dormitorios, once baños y otras estancias, entre las que se encuentra un gimnasio. Propiedad en origen de una sociedad, Miraflores Dieciocho S.L, domiciliada en Panamá, fue sacada a subasta después de que la sociedad se declarara en concurso de acreedores. Los actuales dueños, una sociedad inmobiliaria portuguesa que adquirió los derechos del BPN en 2014, ni siquiera la inscribieron entonces en el Registro de la Propiedad, aunque están obligados.

[LEA MÁS: La Fiscalía pide el ingreso en prisión de El Assir, el amigo del rey Juan Carlos]

Desahuciado por el Supremo, sobre El Assir pende ahora la orden de detención e ingreso en prisión que en la mañana de ayer la Fiscalía volvió a solicitar contra él por incomparecencia reiterada. El tribunal dejó en suspenso la primera solicitud, presentada el pasado 5 de febrero, después de que El Assir acudiera personalmente ante la Audiencia para acreditar que una infección pulmonar le había impedido viajar el día señalado. Ayer las alegaciones las presentó su nuevo abogado.

La vegetación cubre parte de la fachada de la casa. (J. Martín)
La vegetación cubre parte de la fachada de la casa. (J. Martín)

El Assir está en Suiza, enfermo, según los informes médicos presentados ante la Audiencia Provincial de Madrid. Y el juicio por dos delitos contra Hacienda que debía celebrarse ayer después de tres aplazamientos, se volvió a suspender. Los médicos de El Assir, 68 años y aquejado de bronquitis, recomiendan que el paciente no viaje.

El Assir, con María Fernández Longoria y su hija Alia. (Archivo)
El Assir, con María Fernández Longoria y su hija Alia. (Archivo)

La Fiscalía, que durante meses ha esperado a las promesas de conformidad que El Assir ha ido transmitiendo a través de sus diversos abogados, mantiene sus acusaciones: ocho años de cárcel, 74 millones de euros por lo defraudado y casi 15 millones más por la responsabilidad civil. Ahora le espera un juicio que, incluso si llegara a un acuerdo de conformidad y pagara a cambio de evitar la cárcel, tendría que afrontar en persona. De momento se ha suspendido cuatro veces. En todo caso, si se presenta a la quinta, no podrá quedarse en la que fue su casa de Puerta de Hierro.

En estos años nadie ha pagado el IBI y después del último recurso ante el Supremo, se le cargarán también las costas de los tribunales. Lejos, sin embargo, de su enorme valor: más de once millones según Hacienda, doce según el administrador concursal y trece según la hipoteca que un día tuvo. En este tiempo, tampoco han faltado potenciales compradores. A partir de ahora tienen el camino de entrada al menos judicialmente despejado.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios