Logo El Confidencial
GANÓ EL CERTAMEN CON 'VIVO CANTANDO'

Salomé, 50 años después de Eurovisión: "El año pasado me dormí viendo el festival"

Recordamos la victoria de España en el certamen con la cantante medio siglo después. Actualmente, vive retirada en Valencia

Foto:  Salomé, en aquellos maravillosos años.
Salomé, en aquellos maravillosos años.

Que 1969 fue un año importante lo sabe hasta Tarantino. Su 'Érase una vez en Hollywood', que se estrena este verano, se desarrolla en esos doce meses en los que el hombre llegó a la luna, Sharon Tate fue brutalmente asesinada por Charles Manson y la cantante Salomé consiguió la segunda (y última) victoria para España en Eurovisión. Y aunque este acontecimiento pueda resultar trivial al lado de los otros dos, para nuestro país fue un suceso crucial.

España se mostraba ye-yé y abierta al mundo, intentando vender una imagen que saliese de la autarquía y de los grises del franquismo. Y nadie lo sabe mejor que la propia Salomé, que ese año también se casó y vivió experiencias para recordar toda la vida. "Este mes de octubre cumplo mis bodas de plata", asegura a Vanitatis con una jovialidad que ella misma explica: "La edad es solo un número. He conocido a mucha gente de 30 años que eran ya más viejos que un bosque".

Salomé, o lo que es lo mismo, María Rosa Marco Poquet, habla de aquel 1969 y su victoria en Eurovisión (ex aequo con Reino Unido, Francia y Holanda) sin nostalgia pero con cariño. "Lo viví como algo muy divertido. Yo soy muy disfrutona y veo la botella medio llena. Han pasado 50 años y me recuerdo jovencísima y con un premio en las manos. Tenía media carrera hecha pero eso me dio la otra media".

Por entonces, la música que la artista cantaba era bien distinta de aquel popero y pegadizo 'Vivo cantando'. El cambio le sirvió para abrirse a un nuevo público y para que todavía hoy, los eurofans y los que no lo son sepan quién es. Aquel marzo del 69, sin embargo, ni ella misma esperaba que, un año después de la victoria de Massiel, España volviese a ganar.

Salomé con Massiel y otros participantes de Eurovisión 1969, que se celebró en Madrid. (Cordon Press)
Salomé con Massiel y otros participantes de Eurovisión 1969, que se celebró en Madrid. (Cordon Press)

Con tanto afecto recuerda el concurso que ni siquiera le pesaban los 14 kilos del modelito (y sus innumerables flecos) que lució. "Cuando eres joven no te pesa nada. Era una obra de arte. Todas las tiras eran de porcelana y Pertegaz se esmeró mucho para que eso no deslumbrase en televisión por culpa de la luz".

Medio siglo después, la cantante confiesa que no ve con demasiada atención el certamen. Y es probable que este sábado por la noche tampoco vea la actuación del representante español, Miki. "El año pasado lo estaba viendo, me entró sueño y me fui a la cama. Cuando al día siguiente vi quién había ganado no me caí muerta de milagro. Y no lo digo por la chica con esos moños (se refiere a Netta Barzilai, ganadora en 2018 representando a Israel) que parecían un despertador... Es que la canción era horrible".

Los "tropezones" de la vida

¿Cómo ve Salomé la música actual? "No diría que es mejor o peor que la de los años 60. Es distinta y ha cambiado mucho. Y no te creas, antes también había cada orco por ahí... Pretender que todo lo de una época es fantástico es falso". Quizá por eso, la catalana reincide en que la nostalgia o la añoranza de tiempos pasados no van con ella: "A mí la vida me ha dado golpes fuertes pero me ha sonreído. He tenido dos tropezones fuertes de salud, pero a la gente que tengo alrededor, la vida les ha cuidado. Tengo unos hijos y unos nietos fantásticos. Siempre he dicho que prefiero que las bofetadas del destino me lleguen a mí antes que a los míos", concluye.

Salomé, en plena promoción de su 'Vivo cantando' en 1969. (Cordon Press)
Salomé, en plena promoción de su 'Vivo cantando' en 1969. (Cordon Press)

Hace ya diez años que se cortó la coleta y vive en Valencia. "Lo hice para no volver y sin ninguna pena. Hasta aquí llegó y punto. En esta vida todo se acaba", nos comenta entre risas mientras nos habla de Charles Manson, los años 60 ("Fue la década de la luz, sin duda; aunque también tuviese sombras") o de la recientemente fallecida Doris Day y su encasillamiento en el cine. A ella también le preguntamos si Eurovisión la encasilló, pero Salomé es una persona dinámica, vital, que mira atrás con alegría y, como dicen los americanos, aplica el 'no regrets' a su vida. "No me molesta en absoluto. Nada de lamentos".

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios