A 12 horas de la boda de Nadal y Xisca Perelló: llegada de invitados y cóctel en la intimidad
  1. Famosos
este sábado a mediodía

A 12 horas de la boda de Nadal y Xisca Perelló: llegada de invitados y cóctel en la intimidad

La llegada de invitados como Feliciano López o Carlos Costa, mánager del tenista, ha marcado la actualidad de este viernes mientras la isla se prepara para la boda

Foto: La pareja, en una imagen de archivo.(Cordon Press)
La pareja, en una imagen de archivo.(Cordon Press)

El sol se va poniendo lentamente en Pollensa para dibujar un manto entre rojizo y celeste sobre las últimas crestas de la Serra de Tramuntana. Justo a los pies de ellas, casi encarando las primeras curvas del Cabo de Formentor, se casa este sábado el tenista más importante de nuestro país, Rafa Nadal, con su novia de toda la vida, Xisca Perelló. Será en Sa Fortalesa, una villa situada en el antiguo Aeródromo Militar que actualmente sirve de escenario para rodajes y celebraciones.

Precisamente la jornada de este viernes ha comenzado intensa en el lugar de la celebración. Durante toda la mañana, diferentes camiones y furgonetas han entrado a esta possessió mallorquina para dejar a punto los últimos detalles. Desde la playa de Albercuix, único sitio donde se puede observar Sa Fortalesa, se veía el trasiego de vehículos. A mediodía ya no quedaba ninguno dentro. Sólo destacaba la gran carpa blanca instalada este jueves pasado para acoger el enlace.

placeholder Xisca Perelló, hace unas semanas. (EFE)
Xisca Perelló, hace unas semanas. (EFE)

Fuera del recinto ya han sido instaladas algunas vallas y separadores para evitar aglomeraciones. Precisamente militares del aeródromo de Pollensa, la Policía Local y la Guardia Civil celebraron una reunión el jueves para coordinador el dispositivo de seguridad de la boda.

Mientras esto ocurría dentro la vida pasaba rutinaria en el Port de Pollensa. Turistas al sol, algún atrevido dentro del agua del Mediterráneo y los barcos dibujando el paisaje de la bahía. Sólo el hotel Illa d’Or interrumpía esta estampa de normalidad al recibir los primeros invitados de Rafa y Xisca. El consejero delegado de este establecimiento de 90 años de historia, Antonio Garau, confirmaba que tenían reservadas unas 45 habitaciones para los asistentes y se había habilitado un sala de peluquería para los invitados.

El primero en llegar al hotel fue el tenista Marc López. Adelantó su llegada al jueves para evitar sorpresas por las cancelaciones de vuelos producidas en los últimos días por la situación de Cataluña. Hoy viernes ya han sido otros invitados los que han desayunado en Illa d’Or. Es el caso del también tenista Albert Costa, el mánager de Nadal, Carlos Costa, y el médico de la Federación de Tenis, Ángel Ruiz-Cotorro. Escuetos en palabras, se han declarado “fans de Rafa Nadal” y se han limitado a aclarar su estancia allí como si nadie lo supiera: “Vamos de boda”.

placeholder Villa de Sa Fortalesa, donde tendrá lugar el enlace.(EFE)
Villa de Sa Fortalesa, donde tendrá lugar el enlace.(EFE)

Por la tarde, en un vuelo procedente de Madrid, ha llegado el tenista Feliciano López al aeropuerto de Son Sant Joan, hasta donde lo ha ido a recoger su compañero Marc López en el coche prestado por el propio Nadal. Feliciano portaba una bolsa deportiva y un portatrajes, seguramente con el modelo que lucirá mañana. Juan Mónaco, el extenista profesional argentino y presentador de televisión, conocido como Pico Mónaco, también disfruta ya del entorno de Pollensa. Además están el tenista David Ferrer; Francis Roig, segundo entrenador del tenista de Manacor; y el empresario Manuel Piñera Gil-Delgado, gran amigo del actual rey emérito Juan Carlos, quien también estará en la boda junto a la Reina Sofía.

La intención de los novios, según avanzó la revista ¡Hola!, era agasajar a sus más de 350 invitados en un coctel de bienvenida que precedería a una cena servida por la chef Maca de Castro. Todo en Sa Fortalesa, alejados de la mirada de curiosos y periodistas para alegría de Rafa Nadal y Xisca Perelló, cuya boda la han convertido en una defensa de su intimidad.

Boda de Rafa Nadal
El redactor recomienda