Logo El Confidencial
PERFIL

Willy Bárcenas en cifras: empresa frustrada, piso en Chamberí y disco suspendido

El cantante de Taburete ha tenido que dar explicaciones después de gritar en un concierto "¡Ni una puta mascarilla!"

Foto: Willy Bárcenas. (Getty)
Willy Bárcenas. (Getty)

Willy Bárcenas vuelve a ser noticia, esta vez por unas palabras que pronunció durante uno de los conciertos de Taburete. Fue el pasado viernes, durante su actuación en el Festival Starlite de Marbella, cuando el joven gritó al público: "¡Ni una puta mascarilla!". Unas palabras que, como no podía ser de otro forma, fueron muy criticadas y por las que se ha visto obligado a pedir perdón.

Bárcenas ha explicado que todo se trata de un malentendido y que, lejos de ser un alegato en favor a no llevar la mascarilla, su frase era más bien un reproche a la gente del público que no la llevaba. "Es cierto que cuando estamos cantando la canción de Sirenas me fijo y veo que muchísima gente se ha bajado la mascarilla. Entonces, de ahí la frase que digo de "ni una puta mascarilla". Lo hago más bien como un reproche o como un comentario de que no estoy viendo las mascarillas, no alentando a la gente en ningún caso a quitarse la mascarilla, porque sería completamente absurdo, imprudente. En ningún caso hemos querido hacer algo así", ha aclarado.

Hace unas semanas, el cantante también fue noticia al ser rechazado para participar en 'MasterChef', según él, por su apellido. Desde la productora del programa, Shine, negaron la mayor y asegurando que nada tiene que ver una cosa con la otra. Lo que ha quedado claro con esta polémica es que a Bárcenas le apetecía tanto participar en el reality que aceptó la oferta a la primera.

No ha sido siempre así, cuando le propusieron entrar en 'Supervivientes', rechazó la oferta. Y eso que después contó que le iban a pagar 15.000 euros a la semana, según dijo él en 'El hormiguero'. Y parece que la situación económica del cantante de Taburete no es especialmente boyante, al menos según él mismo ha dicho en alguna ocasión.

Rosalía Iglesias y su hijo Willy, saliendo de la prisión de Soto del Real. (EFE)
Rosalía Iglesias y su hijo Willy, saliendo de la prisión de Soto del Real. (EFE)

Su nombre aparece en el Registro Mercantil relacionado con una empresa musical, Demberton Music SL, fundada en abril de 2018 y extinguida en diciembre de ese mismo año. La sociedad tenía como objeto social la “gestión de salas de espectáculo” y su capital social era de 3.000 euros. Nunca presentaron cuentas porque su existencia fue corta: nada más que siete meses. Willy Bárcenas no tiene más empresas ni negocios aparte de su grupo.

Ático con terraza

Estos días, según ha declarado él a algún medio, los pasa en casa con su novia, componiendo canciones, tocando la guitarra, haciendo deporte ‘casero’ y jugando a la Play y a juegos de mesa. El cantante tiene un ático con una generosa terraza en el barrio de Chamberí que compró hace un par de años.

Taburete, en el River Sound Festival en 2017. (EFE)
Taburete, en el River Sound Festival en 2017. (EFE)

Taburete se encontraba en pleno proceso de grabación de su siguiente álbum, proyecto que ha quedado suspendido por la pandemia. Desde Vanitatis nos hemos puesto en contacto con el grupo, pero no hemos obtenido respuesta. La banda ha tenido la mala suerte (o buena, según se mire) de haber decidido hacer un parón en sus conciertos para dedicarse al nuevo álbum, que esperaban publicar a finales de este año. Así que la pandemia no les ha obligado a cancelar demasiadas citas.

Parón de conciertos

“Llevamos tres años sin parar de tocar, pararemos para grabar lo que será nuestro cuarto disco, que saldrá a finales de 2020, y ese es nuestro objetivo: hacer un disco bonito, con nuestras canciones y que la gente siga escuchando”, declaró Antón Carreño, otro miembro de Taburete, en diciembre pasado. Carreño es también familiar de un destacado preso: es nieto de Gerardo Díaz Ferrán, expresidente de la CEOE. Luis Bárcenas y Díaz Ferrán coincidieron en la prisión de Soto del Real.

Guillermo Barcenas y Antón Carreño, de Taburete. (EFE)
Guillermo Barcenas y Antón Carreño, de Taburete. (EFE)

Con todo, el grupo tiene previstos algunos conciertos para agosto y septiembre. Veremos si pueden celebrarse, porque suelen actuar en grandes recintos que se llenan siempre hasta la bandera. Taburete nació en 2015 y desde entonces su éxito ha ido en escalada. En su gira de 2017, por ejemplo, vendieron 5.000 entradas para su concierto en el Palacio de Deportes de Madrid en tan solo dos horas. En 2018 iniciaron su gira por América Latina, donde actuaron en grandes capitales como Buenos Aires y México DF.

En 2019 volvieron a sus conciertos en España, con la gira Ayahuasca Tour, que les llevó a las grandes plazas nacionales y a participar en los más concurridos festivales de verano. Nominados a varios premios internacionales, como Los 40 Music Awards y los Grammy Latinos, decidieron hacer un parón en sus conciertos tras pasar otra parte de 2019 de gira de nuevo por Latinoamérica. La pandemia les ha impedido seguir con su proyecto de grabación del que será su nuevo álbum, el cuarto de la banda.

Disco en el aire

Pocos días después de declararse el estado de alarma, Bárcenas declaraba a '20 Minutos': “Nos ha afectado en cuanto a las canciones de nuestro nuevo disco, que empezamos a grabar en enero, hay dos canciones en las que me falta poner la voz, pero hemos decidido seguir las recomendaciones. Esto va a provocar que se retrase todo porque tampoco vamos a poder realizar las grabaciones de los videoclips que estaban previstas para el mes que viene [en referencia al mes de abril]”.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios