El buen ojo de Luis Suárez en los negocios: inaugura restaurante en plena pandemia
  1. Famosos
FUTBOLISTAS EMPRESARIOS

El buen ojo de Luis Suárez en los negocios: inaugura restaurante en plena pandemia

El exjugador del Barça, actual estrella del Atlético de Madrid, ya tiene tres restaurantes en la capital catalana. Las cuentas de sus negocios reflejan facturaciones millonarias

placeholder Foto: Luis Suárez y su esposa, Sofía Balbi. /EFE)
Luis Suárez y su esposa, Sofía Balbi. /EFE)

El arraigo de Luis Suárez, nueva estrella del Atlético de Madrid, en Barcelona pasaba por sus negocios, unas empresas que reflejan que el uruguayo sabe moverse tan bien entre números como en el césped. Una de las razones por las que el delantero quería vivir en Barcelona era Sofía Balbi, su pareja desde hace 17 años, una uruguaya a quien conoció de joven en su país pero que se mudó a la capital catalana con su familia. Por eso el jugador luchó por jugar en el Barça e intentó quedarse en el club cuando sabía que ya no le querían. Recién traspasado al Atleti, con su familia política afincada en Castelldefels, el delantero tiene a su cuñado como socio: es su voz y su cara en los negocios.

Unos negocios enfocados a un sector concreto: la restauración. Un sector que no pasa el mejor momento, por la pandemia y sus restricciones. Los de Suárez han reflejado siempre muy buenos números. Incluso ahora, en pleno cierre de la restauración, se ha atrevido a abrir un nuevo local, situado en Vía Augusta, en la zona alta, y dedicado solo a la comida a domicilio. Como si supiera que ese era el futuro.

Suárez abrió su primer restaurante en 2015, en Castelldefels, donde vivió todos sus años barceloneses y donde vive su amigo Leo Messi. Allí, el uruguayo frecuentaba el chiringuito El Chalo de Tapas, de unos argentinos con quienes finalmente se asoció para crear el Chiringuito Chalo, en plena playa, un local que ha funcionado siempre muy bien.

Varios restaurantes

Así que en 2017, con la empresa Chalo Gestina SL, decidió ampliar su oferta y abrió en Rambla de Catalunya, en una zona muy frecuentada por turistas. La oferta de comida uruguaya y argentina, basada en pizzas, milanesas, arroces, todo básico pero bien presentado, se hizo un hueco en la ciudad y siempre estaba lleno.

Hasta que llego la pandemia, claro. La empresa espera remontar más adelante y volver a cifras de 2019. En ese ejercicio, el negocio de Suárez ingresó 1,2 millones de euros y tuvo unos beneficios netos de 41.000 euros, unas cifras muy parecidas a las de los años anteriores.

Ver esta publicación en Instagram

❤️❤️

Una publicación compartida de Sofi (@sofibalbi) el

Desde Vanitatis hemos intentado ponernos en contacto con Suárez y sus socios para saber hacia qué rumbo pretenden enfilar sus negocios ante la actual crisis, pero no hemos obtenido respuesta. Hemos llamado al restaurante Chalo Rambla, abiertos pese a las restricciones, y nos aseguran que no paran, que "todos funcionan muy bien con el servicio a domicilio". Sin embargo, no hemos conseguido ponernos en contacto con el nuevo local y cuando hemos pasado por delante lo hemos visto cerrado.

Lo que queda claro es que el uruguayo tiene buen ojo para los negocios y que tenía pocas intenciones de abandonar Barcelona. Hace una semana, el jugador presentaba en Instagram su nuevo proyecto fuera del campo, ese restaurante ‘take away’ que ha abierto en plena pandemia y con los locales cerrados, una osadía que muchos han aplaudido. No en vano, en el vestuario blaugrana lo apodaban el Gordo, por su querencia por la comida.

Fútbol Gastronomía