Arturo Valls, en la intimidad: así es tras las cámaras el presentador de 'Ahora caigo'
  1. Famosos
Renueva programa

Arturo Valls, en la intimidad: así es tras las cámaras el presentador de 'Ahora caigo'

Tras diez años en pantalla, 'Ahora caigo' modifica sus reglas para seguir siendo un éxito. Y aunque estamos más que acostumbrados a ver a su presentador, ¿qué sabemos de su vida privada?

placeholder Foto: Arturo Valls, en '¡Ahora caigo!'. (Antena 3)
Arturo Valls, en '¡Ahora caigo!'. (Antena 3)

Arturo Valls es uno de los grandes nombres de la televisión. Para muchos es el presentador de '¡Ahora caigo!'; para otros, el Jesús Quesada de 'Cámara Café', y para los que tengan mejor memoria televisiva, uno de los intrépidos reporteros de 'Caiga quien caiga'. Tras haber triunfado con el talent show 'Mask Singer': adivina quién canta', que fue un éxito total de audiencia, estrena una versión renovada de su emblemático '¡Ahora caigo!' con nuevas reglas.

El presentador afirma que "el concurso es el de siempre, con la misma esencia, pero con más emoción y dinerito". El premio ascenderá a los 300.000 euros y el concursante central no abandonará el programa hasta que alguno de sus oponentes consiga tirarle por la trampilla. "En definitiva, hay novedades para seguir manteniendo el espíritu de puro entretenimiento que tiene 'Ahora caigo', para no aburrirnos nosotros, que ya son diez años", explica.

placeholder Arturo Valls, en '¡Ahora caigo!'. (Antena 3)
Arturo Valls, en '¡Ahora caigo!'. (Antena 3)

Teniendo en cuenta que este valenciano ha pasado media vida en los platós de televisión, es normal que de vez en cuando se le haya escapado algún detalle de su vida personal, que defiende a capa y espada. De hecho, muy poco se sabe de la vida en común que mantiene con su pareja, Patricia, desde hace más de una década y que les ha dado un hijo de siete años de nombre Martín. Lo que sí sabemos es la fortuita manera en que ambos se conocieron gracias a que él mismo lo contó en una emisión del concurso de Antena 3. Campechano y divertido como es, Arturo se sentó entre el público para contar la anécdota de cómo conoció a la que es ahora su mujer, y en la que tuvo mucho que ver una naranja y una rancia, su cuñada. Lo explicamos.

Resulta que Arturo tuvo un pequeño encontronazo con una chica en una tienda y él estaba “intentando guardar en mi memoria su perfume”, cuando la mujer en cuestión le espetó: “Pero ¿dónde vas inútil? Mira por dónde vas, qué torpe eres”. Así que para intentar ser amable y limar asperezas, Valls acompañó a la chica en cuestión al coche donde estaba esperando su hermana, que es la que se convirtió, con el tiempo, en su mujer. “La rancia de las naranjas es mi cuñada. Hola, cuñada. Guapa. Un besito desde aquí te mando”, concluía entre bromas la anécdota el presentador.

De tal palo

Sobre su pequeña familia, el presentador ha comentado que sobrellevan su fama de la mejor manera posible: en el caso de su mujer, un poco peor, y en el de su hijo, a medida que va creciendo lo va asimilando, aunque ambos le apoyan mucho. De hecho, Arturo ha comentado en alguna ocasión que su hijo, aunque es tímido, ya le imita, y es que eso del amor por el espectáculo les va en la sangre. En este caso, en la sangre paterna.

“Siempre lo cuento, pero cuando estábamos en reuniones familiares, en las fiestas del pueblo o en verano, mi padre era el primero que se disfrazaba de mujer y se lo pasaba bomba. Yo veía a la gente reír y bueno… ¡Fíjate qué referentes artísticos!”, ha comentado el presentador entre risas, a raíz de la muchas ocasiones en las que le hemos visto travestirse.

Valls, de nuevo en un programa de televisión (esta vez en 'El hormiguero'), preparó una pequeña encerrona a su mujer coincidiendo con la visita que hizo junto a Blanca Suárez para presentar la película que habían protagonizado juntos, 'Tiempo después'. En un momento dado, el actor reconoce que admira mucho a su mujer, y explica no solo que está entre el público sentada, sino que además es su cumpleaños. ¿La reacción de ella? Ponerse muy roja y seguramente pensar: "Tierra, trágame".

No es un loft, es un local

Menos divertido le debe parecer al actor el enfrentamiento judicial que mantiene con Rocío Monasterio, presidenta de Vox en la Comunidad de Madrid. En 2005, Arturo Valls andaba en busca de una nueva casa en Madrid cuando decidió contactar con un estudio de arquitectura, que le recomendó un local comercial de Lavapiés. El presentador debía acondicionarlo para su uso como vivienda y para ello podía contar con los servicios de dicho estudio, Rocío Monasterio Asociados (RMA). El lío entre ambos se fue complicando con acusaciones mutuas en un caso que sigue aún sin una resolución en firme.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Arturo Valls
El redactor recomienda